Nutrición para unos huesos fuertes y sanos

Elena Martínez 25 octubre, 2013
¿Sabes que el calcio de los lácteos es menos asimilable que el de otros alimentos? Opta por consumir otros productos, como los frutos secos, y evita combinarlos con aquellos que dificultan su absorción

Una alimentación equilibrada es imprescindible para fortalecer nuestros huesos y prevenir fracturas, osteoporosis, deformaciones de columna, problemas dentales y muchas otras enfermedades.

Para evitarlas es importante que incluyamos en nuestra dieta algunos alimentos ricos en calcio, magnesio, potasio, vitamina D y omega 3 que nutrirán nuestros huesos.

Alimentos ricos en calcio

La ingestión de frutos secos ayuda a prevenir la osteoporosis (enfermedad que produce una debilidad de los huesos por falta de calcio).
  • Leche y derivados lácteos: aunque son ricos en calcio, algunos estudios han demostrado que éste no es muy asimilable por nuestro organismo en la edad adulta.
  • Frutos secos crudos y sin sal (Almendras, avellanas, nueces, castañas…)
  • Grosella negra
  • Higos
  • Coco
  • Ajo
  • Cebolla
  • Manzana
  • Pera
  • Mango
  • Plátano
  • Aguacate

Alimentos ricos en magnesio

  • Avena
  • Lechuga
  • Espárragos
  • Trigo integral
  • Calabaza
  • Patata
  • Melocotón
  • Guisantes
  • Lentejas
  • Ciruelas
  • Frutos secos (avellanas, nueces)

Alimentos ricos en potasio

El plátano, por su riqueza en potasio ayuda a equilibrar el agua del cuerpo al contrarrestar el sodio.
El plátano, por su riqueza en potasio ayuda a equilibrar el agua del cuerpo al contrarrestar el sodio.
  • Legumbres (garbanzos, guisantes, judías)
  • Ciruelas secas
  • Albaricoques
  • Plátano
  • Aguacate

La vitamina D

La vitamina D es imprescindible para la absorción de calcio y de magnesio en los huesos. El cuerpo la produce de manera natural cuando la piel se expone directamente al sol, por lo que recomendamos tomar el sol diariamente a primera hora de la mañana o al atardecer. Si vivimos en una zona poco soleada podemos consumir habitualmente huevos y pescados grasos (sardinas, arenques, salmón, atún) o bien tomar la vitamina en forma de suplemento

Alimentos ricos en Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 y 6 se encuentran en altas concentraciones en los pescados.
Los ácidos grasos Omega 3 y 6 se encuentran en altas concentraciones en los pescados.

Alimentos ricos en proteínas

La proteína no se obtiene sólo de la carne, el pescado y los huevos. De hecho, un exceso de proteína animal puede empeorar y acelerar casos como la osteoporosis. Recomendamos estas fuentes de proteína vegetal:

¿Qué alimentos no nos convienen?

Hay alimentos que roban el calcio a nuestro organismo y otros que no permiten que éste se asimile bien, por lo que recomendamos evitarlos de la dieta:

espinacas desegura89

  • Exceso de proteína animal
  • Alcohol
  • Tabaco
  • Azúcar blanco
  • Café
  • Bebidas gaseosas y azucaradas
  • Alimentos refinados
  • Alimentos precocinados
  • Fritos
  • Alimentos con sal
  • El salvado, ya inhibe la absorción del calcio. Sí que debemos consumir alimentos integrales, pero deberíamos evitar aquellos productos que lleven la fibra añadida (galletas, pan, etc.) o bien tomarlos separados de los alimentos ricos en calcio.
  • Verduras con oxalatos (espinacas, remolacha). También podemos tomarlas separadas de los alimentos ricos en calcio

Sales de Schüssler para los huesos

Las Sales de Schüssler son unos remedios homeopáticos que no tienen contraindicaciones ni efectos secundarios, y resultan muy útiles si queremos ayudar a nuestro organismo a que asimile mejor los nutrientes.

Algunas Sales serán muy adecuadas para determinados problemas óseos:

  • Desgaste óseo: Calcium Phosphoricum
  • Huesos demasiado delgados: Natrium Chloratum y Natrium Sulphuricum
  • Huesos quebradizos, descalcificados: Calcium Fluoratum, Calcium Phosphoricum y Magnesium Phosphoricum
  • Huesos rígidos: Calcium Fluoratum, Calcium Phosphoricum y Silicea
  • Rotura de hueso: Calcium Fluoratum, Calcium Phoshporicum y Magnesium Phosphoricum
  • Dolores por antiguas heridas óseas mal curadas: Natrium Phosphoricum, Silicea y Magnesium Phosphoricum

¿Cómo se toman?

Tomaremos dos comprimidos debajo de la lengua tres veces al día, separados de las comidas, bebidas y sabores fuertes y mentolados (chicle, pasta de dientes, etc.). Si debemos tomar más de una las podemos ir alternando.

Imágenes por cortesía de Theen, The Travelling Bum y desegura89

Te puede gustar