Nutrición y litiasis biliar, ¿qué debes tener en cuenta?

24 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Marta Jiménez
La alimentación desempeña un papel muy importante en la recuperación de los pacientes con litiasis biliar. Por eso, es importante saber qué comer y qué evitar en la dieta. ¿Aún no lo tienes claro? Te damos algunas recomendaciones. 

La litiasis biliar, también llamada colestasis, es una de las patologías mas frecuentes del aparato digestivo. Se define como la presencia de cálculos en la vesícula biliar o en los conductos, lo cual puede ocasionar problemas obstructivos. El tamaño de los cálculos biliares puede variar desde el tamaño de un grano de arena hasta el de una pelota de golf.

La mayor parte de los casos de litiasis biliar transcurren de manera asintomática, es decir, sin síntomas evidentes que alerten el problema. Y en los casos sintomáticos, el cólico biliar es el principal síntoma, aunque puede aparecer directamente un episodio de colecistitis aguda.

La colecistitis aguda es la principal complicación de litiasis biliar. Se caracteriza por causar inflamación de la vesícula junto a otras molestias como dolor abdominal, náuseas, vómitos e inquietud. Hay dos tipos de cálculos asociados a esta patología:

  • Litiasis de colesterol: representa el 75% de los casos de litiasis biliar en occidente. Su formación tiene lugar por alteraciones en el metabolismo de los ácidos biliares y del colesterol.
  • Litiasis pigmentaria: se produce por anomalías en el metabolismo de la bilirrubina (pigmento presente en la bilis). Supone un 25% de la prevalencia de la litiasis biliar.

¿Qué puede producir litiasis biliar?

Paciente con dolor por litiasis biliar
La causa exacta de la litiasis biliar no es del todo clara; sin embargo, hay varios factores de riesgo asociados a su aparición.

Aunque todavía no esta esclarecido por qué se forman los cálculos biliares, existen una serie de factores que contribuyen a la formación de los cálculos biliares. Es una patología que se da en ambos sexos, aunque con mayor prevalencia en mujeres.

En la litiasis de colesterol las principales causas de formación de cálculos son:

  • Predisposición genética del individuo.
  • Alteraciones del metabolismo lipídico.
  • Obesidad o cambios significativos de peso.
  • Alteraciones en el correcto vaciado de la vesícula.
  • Infecciones.
  • Cirrosis hepática.
  • Dieta baja en fibra y alta en grasa.
  • Tratamiento con anticonceptivos o terapias con estrógenos.

Por otro lado, en la litiasis pigmentaria el mecanismo de formación es complejo, ya que se produce debido a un aumento del contenido de bilirrubina en la bilis.

Te puede interesar: Cálculos en la vesícula: cómo evitarlos

Recomendaciones generales para la litiasis biliar

Las recomendaciones generales para personas con litiasis biliar deben de ser las siguientes:

  • Realizar una dieta variada, equilibrada y adaptada a las necesidades individuales.
  • Mantener un peso saludable, evitando el exceso de peso.
  • Comer lento y masticar correctamente.
  • Evitar ayuno y comidas copiosas, ya que ambas favorecen la litiasis biliar.
  • Fraccionar la dieta en 5 comidas diarias.
  • Realizar ejercicio moderado superior a 40 minutos diarios, mínimo 3 veces a la semana.
  • Beber alrededor de 2 litros de agua diarios.
  • Las técnicas culinarias que utilizaremos serán: la cocción, el hervido y el papillote.

Tratamiento dietético para la litiasis biliar

En las personas con litiasis biliar una correcta nutrición desempeña un papel fundamental, ya que facilita el proceso de recuperación, favoreciendo el reposo de la vesícula biliar y facilitando las funciones digestivas. Asimismo, ayuda a la prevención de complicaciones asociadas con esta enfermedad.

En concreto, la dieta para la litiasis biliar puede ayudar a prevenir los síntomas agudos del cólico biliar y aliviar las molestias digestivas como gases y dispepsia. En caso de inflamación (colecistitis) es conveniente el ayuno, siempre que el médico lo indique. 

No te pierdas: 3 remedios naturales para la colecistitis o inflamación de vesícula

Alimentos sanos para combatir la litiasis biliar
Una dieta baja en grasas y libre de alimentos inflamatorios puede contribuir a acelerar la recuperación de la litiasis biliar. Incluso, es clave para controlar sus síntomas.

Alimentos recomendados

  • Lácteos desnatados: leche, yogures, queso fresco, kéfir, cuajada.
  • Carnes magras: partes magras del cerdo, pavo, pollo (sin piel).
  • Pescados blancos: gallo, lubina, dorada, merluza bacalao.
  • Huevo: en forma de tortilla, revuelto, a la plancha, escalfado o cocido.
  • Verduras y hortalizas: de hoja verde (acelga, espinaca, judías verdes, alcachofas), pimiento rojo, verde, calabacín, espárragos. La mejor tolerancia se da cocidas o en puré.
  • Cereales y patata: arroz, trigo maíz, cebada avena, patata.
  • Legumbres: sometidas a doble cocción, según tolerancia (garbanzos, guisantes, lentejas, alubia). No acompañar con productos como morcilla, chorizo o panceta.
  • Frutas: de todo tipo; frescas, en compota, asadas.
  • Grasas y aceites: se muestra mejor tolerancia a la grasa de carácter vegetal, como es el aceite de oliva virgen extra (de preferencia en crudo).
  • Bebida: agua, caldos desgrasados e infusiones digestivas (manzanilla, tila, entre otras).

Alimentos limitados

  • Alimentos grasos: aceites, mantequillas, margarinas, manteca de cerdo, sebos, nata, salsas y frituras.
  • Carnes grasas y embutidos: morcilla, chorizo, panceta, ternera y cordero.
  • Pescados azules y mariscos: atún, salmón, mejillones, gambas, langostinos, entre otros. Evita las conservas en aceite y escabeche.
  • Otros productos: pastelería, repostería, alimentos picantes y bollería.
  • Bebidas: café, té, bebidas gaseosas y bebidas alcohólicas, zumos de frutas ácidas, bebidas con extractos de café, té o guaraná.

¿Estás padeciendo litiasis biliar? Entonces ten en cuenta estas recomendaciones para apoyar su tratamiento a través de la alimentación. Eso sí, no dejes de seguir las recomendaciones y tratamientos sugeridos por el médico.

 

 

 

 

  • Bravo, M. T., & Martínez, A. A. (2012). Enfermedad litiásica biliar. Medicine-Programa de Formación Médica Continuada Acreditado, 11(8), 481-488.
  • Miño, G., & Naranjo, A. (2001). Litiasis biliar. Tratamiento de las enfermedades hepáticas y biliares: Asociación Española para el Estudio del Hígado.
  • Murillo, F., & Fernando, G. (2019). Desarrollo del proceso de atención de enfermería en paciente adulto con colelitiasis (Bachelor's thesis, Babahoyo: UTB, 2019).
  • Gaby, A. R. (2009, September). Nutritional approaches to prevention and treatment of gallstones. Alternative Medicine Review.