Nutrientes que no deben de faltar en una dieta saludable - Mejor Salud

Nutrientes que no deben de faltar en una dieta saludable

Si aumentamos el consumo de fibra hay que tener en cuenta que debemos incrementar también el de agua, ya que de esta forma podremos eliminar los desechos más fácilmente

Los nutrientes son componentes esenciales de los alimentos, para un funcionamiento y mantenimiento adecuados del cuerpo. Una dieta saludable debe contener varios nutrientes, como son las vitaminas, minerales, agua, proteínas, carbohidratos, grasas y fibra.

AGUA

El agua es esencial en la dieta del ser humano, y dado que el cuerpo humano se compone de aproximádamente un 60 % de agua, y el adulto pierde más de un litro y medio de agua simplemente por vivir, es necesario reponer el agua perdida a diario, consumiendo al menos dos litros de agua al dìa; ayuda a prevenir la deshidratación, eliminar tóxicos y es necesaria para la absorción de algunas vitaminas, minerales y antioxidantes.

VITAMINAS

Las vitaminas se suelen dividir como solubles en agua y solubles en grasa. En las vitaminas solubles en agua se incluyen todas las vitaminas del complejo B y vitamina C y necesitan ser reemplazados a partir de fuentes dietéticas. Las vitaminas solubles en grasa, como la A, D, E y K se almacenan en el hígado y los tejido grasos, y desempeñan funciones importantes en la salud humana, como la resistencia y formación ósea, y producción de energía entre otras.

MINERALES

Los minerales se clasifican en macrominerales: calcio, potasio, magnesio, fósforo, sodio, cloro y azufre, que son necesarios en cantidades más grandes que  los microminerales: cobre, zinc, selenio, manganeso, hierro, cobalto, fluor y yodo, y todos ellos se obtienen de fuentes de alimentos.

FIBRA

Comer una dieta rica en fibra reduce el riesgo de padecer enfermedades del corazón, ayuda a perder peso, regula los niveles de azúcar en la sangre y normaliza los movimientos intestinales.

CARBOHIDRATOS

Los carbohidratos proporcionan glucosa a las células y los músculos del cuerpo, para aportar combustible para el funcionamiento de órganos en la actividad diaria.

Es importante limitar la ingesta de carbohidratos simples, que se digieren rápidamente, y se encuentran en los productos azucarados como pasteles, dulces y refrescos azucarados, y elegir carbohidratos complejos, que tardan más en digerirse, pero aportan más beneficios,  como frutas, cereales integrales -incluídas pasta y arroz-y legumbres.

PROTEÍNAS

Las proteínas desempeñan un importante papel  en el crecimiento celular y reparación, por lo que resultan cruciales en períodos de crecimiento; la proteína se compone de nueve aminoácidos esenciales, que no pueden ser producidos por el cuerpo y deben obtenerse de los alimentos.

GRASAS

Las grasas protegen a los órganos de daños y resulta muy importante para muchos procesos metabólicos; las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas deben componer la mayor parte de su consumo en la dieta, como los aceites vegetales, pescados, nueces, frutos secos y aguacates, y las grasas saturadas y trans, resultan perjudiciales cuando se consumen en exceso, por lo que es necesario limitar éstas últimas.

Imagen cortesía de sitemarca