Obesidad tiroidea: Tips para combatirla

Elena Martínez · 5 enero, 2016
Si nuestra dificultad para perder peso radica en un problema de tiroides, si bien estos consejos pueden sernos de gran utilidad, es conveniente que consultemos con el especialista para obtener un diagnóstico

Hay muchas personas que tienen sobrepeso a pesar de comer poco o estar la mayor parte del tiempo a dieta.

Es posible que, en su caso, la dificultad para perder peso se deba a un trastorno del metabolismo, es decir, una obesidad tiroidea.

En este artículo te damos los tips para que puedas perder peso de manera efectiva y saludable teniendo en cuenta la salud de tu glándula tiroides.

¿Qué es la obesidad tiroidea?

Cuando la glándula tiroides no funciona de manera correcta, sino que lo hace por debajo de sus posibilidades, podemos decir que sufrimos hipotiroidismo.

Esta enfermedad, entre sus síntomas, incluye la facilidad para ganar peso y la dificultad para adelgazar.

Esto no significa que todas las personas con sobrepeso tengan problemas de tiroides, pero sí que es algo que hay que valorar cuando también padecemos otros síntomas de hipotiroidismo.

Si sospechamos que podemos tener obesidad tiroidea, además de consultarlo con el médico, podemos recurrir a estos tips que son totalmente naturales, por lo que cualquier persona los puede llevar a cabo sin asumir ningún riesgo para la salud.

Lee también: Los 5 mejores alimentos para la salud de la tiroides

Qué es la obesidad tiroidea

Cayena

La pimienta de cayena es una especia roja y bastante picante con unas sorprendentes propiedades para la salud que pocas personas conocen.

La principal, en este caso, es que aumenta el metabolismo de manera natural, lo cual nos ayuda a combatir la obesidad tiroidea de manera muy sencilla.

Si no estamos acostumbrados al picante deberemos empezar por cantidades muy pequeñas, añadiendo una pizca a las recetas que hagamos: sopas, cremas, guisos, tortillas, verduras, batidos, etc.

A medida que nos habituemos, es posible que incluso sintamos la necesidad de tomar más, ya que lo que antes nos molestaba ahora ni siquiera lo notaremos. Además, el picante potencia el sabor de los platos y nos permite comer menos sal.

Cuando toleremos mejor la cayena podemos tomarla incluso en infusiones a lo largo del día. Lo más importante es hacerlo de manera gradual, sin llegar a sentir molestias digestivas.

Jengibre

jengibre

Esta raíz de sabor picante y dulce tiene propiedades similares a las de la cayena, ya que aumenta el metabolismo, ayuda a perder peso y mejora la digestión. Es menos picante que la cayena, por lo que puede ser más fácil para empezar a consumir picante.

Podemos conseguir el jengibre fresco, en polvo o confitado. Para cocinar, es excelente en guisos de pescado, carne y verduras, en jugos y batidos, y en todo tipo de postres dulces como bizcochos, galletas, helados, etc.

Lo podemos ir alternando con la cayena, descubriendo con qué recetas y sabores combina mejor cada uno de ellos.

Las algas

Las algas son superalimentos con un alto contenido en minerales, uno de los cuales, el yodo, nos puede ayudar a combatir la obesidad tiroidea. Si consumimos el yodo de manera natural, con los alimentos, no corremos el riesgo de intoxicarnos por tomarlo de manera indebida.

El alga más rica en yodo es el fucus, que también podemos tomar como suplemento. No obstante, recomendamos ir incorporando diferentes algas a nuestras recetas, como las sopas, arroces, pastas, salsas, sushi, etc.

Darán un toque de sabor a los platos y los volverán mucho más nutritivos.

Ejercicio intenso a intervalos

Mujer cansada de hacer ejercicio

Todos necesitamos hacer ejercicio para tener un peso equilibrado y sentirnos con energía y vitalidad.

No obstante, las personas que sufren obesidad tiroidea también deben hacerlo para aumentar el metabolismo, lo cual va a repercutir en una pérdida de peso que cada vez va a ser más fácil. Pero se necesita constancia.

El ejercicio más beneficioso para estas personas es el que se realiza a intervalos cortos y llegando a una intensidad media y alta. De este modo, con poco tiempo será suficiente, pero deberemos hacerlo al menos tres veces por semana.

Visita este artículo: 7 cosas buenas que te ocurrirán por hacer ejercicio

Eliminar el estrés

Varios estudios han demostrado la relación entre los trastornos de tiroides y el estrés. Por lo tanto, aunque consumamos alimentos beneficiosos y realicemos ejercicio, si no eliminamos el estrés de nuestras vidas nos costará notar una mejoría importante.

Para eliminar el estrés podemos recurrir a:

  • El contacto con la naturaleza
  • Los masajes
  • El yoga y la meditación
  • La musicoterapia
  • La acupuntura
  • La homeopatía y las flores de Bach

De todos modos, una alimentación equilibrada y el ejercicio regular, así como un buen descanso nocturno, también contribuirán a reducir el estrés.