Olanzapina: todo lo que debes saber

7 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Al presentar una elevada afinidad a los receptores de la serotonina y dopamina, la olanzapina es capaz de mejorar de forma significativa los síntomas tanto positivos como negativos de la esquizofrenia.

La olanzapina es un fármaco que pertenece a la familia de los antipsicóticos atípicos. Está indicado para el tratamiento de la esquizofrenia, así como para tratar los episodios depresivos asociados al trastorno bipolar y episodios de manía.

Las formulaciones de la olanzapina fueron fabricadas y distribuidas por la compañía farmacéutica Eli Lilly and Company. La patente de este medicamento expiró en el año 2011 y, desde entonces, se ha comercializado como genérico en todo el mundo.

Aprendiendo sobre la esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico de carácter crónico que se caracteriza por tener pensamientos distorsionados, alucinaciones o delirios. Estos tres síntomas se conocen en clínica como los síntomas “positivos”. No obstante, un paciente también puede sufrir otra serie de síntomas, los “negativos”. Entre ellos encontramos:

  • Aislamiento social.
  • Apatía.
  • Disminución de la respuesta emocional.
Hombre con esquizofrenia
La esquizofrenia es una enfermedad psiquiátrica que causa pensamientos distorsionados, alucinaciones, aislamiento social, entre otros.

En cuanto a las causas que desencadenan esta enfermedad, la esquizofrenia resulta por un conjunto de factores que predisponen al paciente a desarrollarla. Entre los principales factores podemos mencionar:

  • Alteraciones bioquímicas en el cerebro: las personas con esta enfermedad tienen alterados los niveles de dopamina y serotonina en el cerebro.
  • Factores genéticos: la presencia de la enfermedad en los padres o familiares cercanos es un factor que incrementa la probabilidad de la aparición en el hijo.
  • Problemas en el embarazo: complicaciones como la anoxia, infecciones o algún traumatismo durante este periodo puede afectar al bebé, favoreciendo la aparición de esta enfermedad psiquiátrica, así como otros problemas.

Estructura y mecanismo de acción: ¿cómo ejerce el efecto en el organismo?

Este antipsicótico tiene una estructura química relacionada con las benzodiazepinas. En concreto, se relaciona estructuralmente con la quetiapina y la clozapina. Su actividad antipsicótica se justifica al interaccionar con los receptores de la serotonina. Más concretamente, bloquea los receptores de la serotonina en el cerebro 5-HT2.

Además, también interacciona con los receptores D1 y D2 de la dopamina, pero con una afinidad más moderada. Presenta cierta afinidad hacia los receptores colinérgicos muscarínicos, los alfa-adrenérgicos y los H1 de la histamina.

Debido a todas estas interacciones, se van a desencadenar unos efectos adversos que veremos más adelante en detalle. Al presentar una elevada afinidad a estos receptores, la olanzapina es capaz de mejorar de forma significativa los síntomas tanto positivos como negativos de la esquizofrenia.

Por último, cabe mencionar que también existe una formulación de este fármaco para que presente una acción prolongada.

Descubre: Alprazolam: usos y efectos

Farmacocinética: ¿qué le ocurre a la olanzapina en el organismo?

La farmacocinética comprende los procesos de absorción, distribución, metabolismo y eliminación que sufre el fármaco una vez administrado. En este sentido, la olanzapina se administra por vía oral y se absorbe rápidamente.

Una vez absorbido, alcanza las concentraciones máximas en el plasma a las 6 horas. Es importante tener en cuenta que la presencia de alimentos no afecta a la absorción, lo cual no ocurre con todos los medicamentos.

Mujer con pastillas de olanzapina
La olanzapina tiene una estructura química relacionada con las benzodiazepinas. Por eso, se emplea para el tratamiento de la esquizofrenia, episodios de manía y trastorno bipolar.

La biodisponibilidad de este fármaco no es muy elevada, entendiendo biodisponibilidad como la máxima concentración del fármaco en sangre disponible a la hora de ejercer la acción.

La razón de ello es que sufre un fuerte metabolismo hepático de primer paso. De esta forma, solo el 40% de la dosis administrada alcanza la circulación sistémica.

El metabolismo, que es un conjunto de reacciones químicas que sufre el fármaco en el organismo con el fin de hacerse más soluble y así facilitar su eliminación, se lleva a cabo en el hígado.

Una vez metabolizado, las sustancias resultadas, conocidas como metabolitos, pueden o no desencadenar un efecto en el organismo. En este caso, los metabolitos resultantes de las reacciones químicas a las que se somete la olanzapina en el organismo no tienen actividad farmacológica.

Después de haberse metabolizado, tanto los metabolitos como el fármaco resultante se eliminan en un 30 % por la orina y un 55 % por las heces aproximadamente.

Reacciones adversas de la olanzapina

Las reacciones adversas más frecuentes de este fármaco son:

  • Aumento de peso.
  • Somnolencia.
  • Aumento de los niveles de prolactina.
  • Elevación de los niveles de colesterol, glucosa y triglicéridos.
  • Mareos.
  • Hipotensión ortostática.
  • Estreñimiento.
  • Acatisia y discinesia.

Lee también: Risperdal: clave en el tratamiento de la esquizofrenia

Conclusión

La olanzapina es un fármaco muy utilizado para el tratamiento de la esquizofrenia. Debido a sus potentes efectos en el organismo, es un fármaco sujeto a prescripción médica. Por  tanto, no debes tomarlo si no te lo ha indicado un especialista. Sigue siempre las indicaciones de tu médico o farmacéutico y consulta todas las dudas que tengas con ellos.

  • De Matos E Souza, F. G. (2005). Tratamento do transtorno bipolar - Eutimia. Revista de Psiquiatria Clinica.
  • Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. (2016). Olanzapina: MedlinePlus medicinas.
  • AEMPS. (2017). Olanzapina. Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad.
  • Nagai, N., & Watanabe, K. (2013). [Olanzapine]. Nihon Rinsho. Japanese Journal of Clinical Medicine. https://doi.org/10.1016/S0140-6736(05)63186-8
  • Duggan, L., Fenton, M., Rathbone, J., Dardennes, R., El-Dosoky, A., & Indran, S. (2009). Olanzapine for schizophrenia. Cochrane Database of Systematic Reviews. John Wiley and Sons Ltd. https://doi.org/10.1002/14651858.CD001359.pub2