Ollas relucientes, conoce los productos que las dejarán como nuevas

Si tus ollas han acumulado suciedad y grasa y no sabes qué hacer para eliminarlas, te damos algunas ideas para que vuelvan a brillar como el primer día.

Conservar tus ollas relucientes a través del tiempo parece ser una tarea nada fácil. Con el uso, los distintos alimentos y los diferentes tiempos de cocción de los mismos puede que se dañen y parezca imposible limpiarlas. Pero no es así. A continuación te mostramos algunas de ideas para que puedas recuperar la limpieza y el brillo perdido de tu vajilla con unos sencillos pasos y con productos que seguro tienes en casa.

Es de suma importancia tener las ollas limpias por dos cuestiones: una estética y otra higiénica. Es fundamental a la hora de cocinar alimentos que todos los utensilios estén limpios y libre de contaminantes. Si se queda algo de suciedad en el fondo de la olla, el sabor de la comida variará y no será el deseado. Es más, lo más probables es que sea desagradable.

4 maneras de dejar tus ollas relucientes

Ahora bien, no pienses que deberás pasar horas fregando con productos químicos para recuperar su apariencia original. Para evitar eso, te traemos algunas ideas que te ayudarán. Verás como con ellas podrás solucionar este problema sin la necesidad de gastar demasiado dinero.

1.- Bicarbonato de sodio y peróxido de hidrógeno

Si deseas eliminar la grasa y suciedad de tus utensilios de cocina sin recurrir a productos comprados, prueba con esta genial idea. No es nueva, ya que hace años atrás se usaba mucho. Ambos productos son de muy bajo coste y muy fáciles de conseguir. Además, no son nada tóxicos.

Qué se necesita:

  • Bicarbonato de sodio (100 gr)
  • Peróxido de hidrógeno también llamada agua oxigenada (5 ml)
  • Una taza de vidrio.

Cómo se prepara:

  • Colocar en la taza el bicarbonato de sodio (100 gr).
  • Agregar el peróxido de hidrógeno (5 ml).
  • Formar una pasta.

Cómo se aplica:

  • Colocar la pasta formada sobre la superficie.
  • Dejar reposar 10 minutos.
  • Limpiar con un paño.
  • Enjuagar con agua.
Hay ciertos productos que te ayudarán a dejar las ollas relucientes.

2.- Sal y limón para eliminar el óxido de tus ollas

Es muy común que el óxido se acumule en la base y fondo de nuestras ollas. Por este motivo, resulta fundamental eliminarlo, no solo para que luzcan limpias, sino también para que el óxido no penetre en la comida que preparemos en ellas.

Con este truco casero podrás eliminar todo el óxido acumulado en tu vajilla. El secreto está en dejar que actúe durante 5 horas para que la mancha se ablande y se pueda eliminar sin necesidad de raspar.

Qué se necesita:

  • Sal (2 cucharadas)
  • Limón (1 entero)
  • Jugo de limón (medio vaso)

Cómo se aplica:

  • Espolvorear con sal toda la zona afectada.
  • Rociar la sal con zumo de limón para que se humedezca.
  • Dejar actuar 5 horas.
  • Frotar con la cáscara de limón.
  • Enjuagar con abundante agua y jabón.

3.- Pasta dental

Aunque no lo creas, la pasta dental no solo sirve para limpiarse los dientes, sino que también puede ayudar a eliminar la grasa de las ollas y devolverles el brillo que han perdido con el uso y el paso del tiempo.

Qué se necesita:

Cómo se aplica:

  • Colocar pasta dental sobre la grasa o la zona que se desee limpiar.
  • Luego, pasar la esponja sin hacer presión.
  • Cuando se vea que la grasa se desprende fácilmente, enjuagar con agua.

4.- Jabón casero

Este producto es sumamente económico y eficaz. Para elaborarlo, solo necesitas restos de jabón y vinagre, este último beneficioso gracias a sus propiedades bactericidas. El resultado será un excelente detergente casero que limpiará y dejará tus ollas relucientes.

El jabón natural tiene múltiples propiedades.

Qué se necesita:

  • Restos de jabones (300 gr)
  • Agua (1 litro)
  • Azúcar (3 cucharadas)
  • Vinagre (5 ml)
  • Rallador de cocina

Cómo se prepara:

  • Primero, desmenuzar todos los restos de jabones con el rallador de cocina.
  • Luego, colocar en una cacerola el agua y poner a fuego lento.
  • Agregar el jabón rallado, el azúcar y el vinagre y revolver.
  • Una vez que se disuelvan todos los ingredientes, retirar del fuego.
  • Por último, colocar en un recipiente y dejar en reposo 12 horas.

Cómo se aplica:

  • Colocar un poco de jabón en la olla.
  • Repasar con esponja suavemente.
  • Enjuagar con agua.

En conclusión: simples productos que son sumamente económicos pueden ayudarte a quitar manchas y restos de comida de tu vajilla y a dejar tus ollas relucientes. ¡Anímate a probarlos!