Olor vaginal: por qué mi flujo huele mal

El mal olor vaginal responde a un desequilibrio en el pH de la zona, por lo que el objetivo que se debe perseguir es volver a estabilizarlo

Uno de los síntomas que genera preocupación en la mujer es el mal olor de la zona íntima. Aunque todas en algún momento lo padecen, su aparición produce sentimientos de inseguridad y dificultades en el ámbito sexual.

En este artículo queremos repasar sus causas principales y algunas recomendaciones que pueden ayudar a controlarlo sin necesidad de medicamentos. ¡Di adiós a este problema de manera sencilla y natural!

Un síntoma silencioso

La vagina tiene un ligero olor que no suele percibirse con facilidad. Sin embargo, cuando su pH sufre algún tipo de desbalance, este es un poco más fuerte y puede sentirse a varios centímetros de distancia. El síntoma no solo es vergonzoso para quien lo padece, sino que puede venir acompañado con otras molestias propias de las infecciones vaginales.

Por este motivo, aunque se pueda neutralizar con baños y productos de uso externo, es primordial conocer a qué se debe para darle un tratamiento completo y eficaz. A continuación podremos averiguar un poco más sobre él.

¿A qué se debe el mal olor vaginal?

En condiciones normales, la vagina produce un tipo de secreción que mantiene húmeda la zona. De este modo se evita desequilibrios en su pH natural. Estas liberan un olor suave, descrito como el olor láctico del yogur debido a la presencia de lactobacilos en la flora que protege el órgano contra infecciones.

Lo cierto es que el olor puede variar en cada una, en función de su actividad hormonal y del momento del ciclo menstrual que está atravesando. Lo que no es normal es percibir un olor fuerte y desagradable (como a “pescado”), puesto que estas alteraciones pueden indicar una infección.

Hay múltiples factores que pueden alterar el pH vaginal. No obstante, en general los olores desagradables ocurren como efecto secundario de infecciones por bacterias y levaduras.

Ver también: 8 alimentos que causan un olor corporal desagradable

Causas del mal olor vaginal

El mal olor vaginal

Muchas causas relacionan el mal olor vaginal con una higiene íntima deficiente. Sin embargo, más allá de esta causa, este molesto síntoma se puede producir por:

  • Uso excesivo de jabones y perfumes para la zona íntima.
  • Consumo de algunos alimentos.
  • Uso de prendas demasiado ajustadas o húmedas.
  • Descontrol en el crecimiento de las bacterias de la flora vaginal.
  • Uso de productos durante las relaciones sexuales.
  • Infecciones por hongos como la Candida albicans.
  • Enfermedades de transmisión sexual.
  • Vaginosis bacteriana.
  • Escasa frecuencia de cambio de las toallas íntimas o tampones.
  • Fístula rectovaginal.
  • Cáncer de cuello uterino.
  • Cáncer vaginal.

Cómo controlar el mal olor del flujo vaginal

Para controlar las anormalidades del flujo vaginal, sobre todo en caso de mal olor, se pueden tener en cuenta una serie de recomendaciones. También hay algunos remedios naturales que ayudan a restablecer el pH natural de la zona.

Mejorar la higiene íntima

Una buena higiene íntima para evitar el mal olor vaginal

Como primera medida, es fundamental garantizar una correcta higiene íntima. Es importante utilizar jabones neutros, sin perfumes, ya que estos ayudan a mantener en equilibrio la flora bacteriana de la zona.

  • No se deben utilizar duchas vaginales de forma excesiva dado que, aunque quitan el olor de momento, pueden empeorar la condición que origina este síntoma.

Utilizar ropa interior de algodón

La ropa interior de materiales sintéticos absorbe humedad y bacterias, por lo que genera olores desagradables. Para no sufrir más por este síntoma, lo ideal es utilizar prendas de algodón, transpirables y de la talla adecuada.

Este consejo no solo nos ayuda a combatir el mal olor. También es más respetuoso con una parte delicada del cuerpo y favorece una mejor transpiración. Deberíamos aplicarlo a la mayor parte de nuestro vestuario si fuera posible.

Lee también: Dile adiós al mal olor en tu ropa con 5 sencillos trucos

Consumir probióticos

Yogur natural para combatir el mal olor vaginal

El consumo regular de alimentos probióticos, como el kéfir o yogur natural, le brinda al organismo un plus de cultivos vivos. De este modo podemos crear una barrera protectora contra los agentes infecciosos que producen enfermedades en esta zona.

Estos promueven el equilibrio de la flora vaginal y refuerzan los mecanismos de defensa que impiden el crecimiento de levaduras y bacterias. Deberemos consumirlos a diario.

Aplicar vinagre de manzana

Las propiedades antifúngicas y antimicrobianas del vinagre de sidra de manzana orgánico pueden ser útiles para el tratamiento de las infecciones que causan mal olor. Vale la pena probar este antiguo remedio femenino.

  • Al aplicar este producto mediante baños de asiento podemos restablecer el pH vaginal para controlar con rapidez el exceso de flujo y mal olor.

Utilizar aceite de árbol de té

Aceite de árbol de té para combatir el mal olor vaginal

Otro de los productos naturales para controlar este síntoma es el aceite esencial de árbol de té. Este remedio antibiótico y fungicida combate de manera eficaz los microorganismos que se relacionan con el flujo maloliente.

  • Se puede utilizar en baños de asiento, o bien, poniendo unas pocas gotas en la ropa interior.

¿Tienes mal olor vaginal persistente? ¿Notas que tus fluidos vaginales son más espesos o abundantes? En caso de padecer estos síntomas, consulta al médico para determinar a qué infección o enfermedad se deben.