¡Olvídate del vientre hinchado con estos alimentos!

24 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante
La hinchazón o distensión abdominal con frecuencia es provocada por comer en exceso. También por consumir comidas procesadas que contienen azúcares, harinas y grasas trans. A continuación te hablamos sobre algunos alimentos que te ayudarán a olvidarte del vientre hinchado.

Algunas personas suelen sentir el vientre un poco hinchado al terminar de comer. Cuando se consumen muchos alimentos combinados al mismo tiempo, quizás sea normal sentir el vientre un tanto inflamado, pero cuando se ha comido de manera equilibrada y en cantidades adecuadas, entonces puede que se trate de una mala digestión.

Por lo general, sentir el vientre hinchado sucede cuando se ingieren porciones de comida que no son muy comunes en las rutinas de las personas. Existen algunos alimentos que contienen porcentajes altos de azúcar, harina y grasas saturadas (grasas sólidas a temperatura ambiente) que también podrían ser causa de esto.

Entonces, si hay una tendencia a sentir el abdomen inflamado de manera muy constante al término de cada comida, se recomienda visitar un médico especialista. Una mejora en el estilo de vida y un cambio de dieta podrían marcar la diferencia para dejar de sentir el vientre hinchado.

Alimentos para evitar que el vientre se «hinche»

Frutas

Las frutas se encuentran en la base de la pirámide alimenticia equilibrada. Sobre todo las frescas (no enlatadas) y las de temporada suelen recomendarse para ayudar a resolver algunos problemas que provocan mala digestión. Respecto a ello, esta investigación publicada en la revista de la Asociación Colombiana de Ciencia y Tecnología de Alimentos explica que las frutas constituyen un grupo de alimentos saludables para el ser humano.

Esto se debe a su contenido de nutrientes como las vitaminas y los minerales que son importantes para la mejora de las funciones metabólicas. La mayoría de las frutas contienen fibra y agua. Además, su aporte de grasas es muy bajo, incluso podría decirse que es nulo.

ensalada cyclonebill

También puedes leer: 5 ensaladas altamente nutritivas y fáciles de preparar

Ensaladas

Existen varios tipos de ensaladas que pueden llegar a ser nutritivas y completas. Esto dependerá de los ingredientes que se utilicen para hacerlas. Hay algunas que pueden prepararse con frutas como la piña o el mango; otras con frutos secos como las nueces y las almendras. De cualquier modo, se recomienda consultar con un nutricionista si se quiere incorporar el consumo de ensaladas como una opción en la dieta.

En este estudio del Instituto de Nutrición y Trastornos Alimentarios (INUTCAM) se explica que, alimentos como las ensaladas pueden ayudar a tener una mejor digestión porque suelen prepararse con ingredientes como la espinaca, la acelga, el berro, la lechuga, etc. Estos contienen fibra y agua, ingredientes necesarios que ayudarían a mejorar los procesos digestivos.

Una recomendación es aderezar las ensaladas con aceite de oliva y zumo de limón. En el caso del aceite de oliva, esta información de la Fundación Española de Nutrición muestra que los porcentajes en ácidos grasos saturados, monoinsaturados y poliinsaturados presentes en el aceite suelen oscilar en torno a porcentajes muy bajos. Esto puede ayudar a mejorar la digestión y así evitar un vientre hinchado.

Alfalfa

Se utilizan las hojas, los brotes y las semillas. Además de ser una alternativa en la cocina para acompañar ensaladas, la alfalfa puede aportar vitaminas A, B1, B2, B6, C, D, E y K. El 10 % de su peso son minerales, entre los que destacan calcio, fósforo, hierro, azufre, potasio, magnesio y sodio.

El 22 % de su peso son proteínas, cuyo contenido aumenta si la semilla se ha germinado. Según esta información de Medline Plus, la alfalfa se usa para tratar malestares estomacales. Es decir, es un ingrediente que puede ayudar a mejorar procesos digestivos, en especial cuando la persona siente que la zona abdominal está inflamada.

Así mismo, se sugiere no consumirla por largos períodos, sobre todo sus semillas germinadas, ya que podría causar un efecto diferente al que se espera y puede ser perjudicial para la salud.

 Miel

miel alsjhc

Te puede interesar: 9 cosas que sucederán cuando empieces a comer miel a diario

La composición de la miel es compleja y los carbohidratos representan la mayor proporción, dentro de los que destacan la fructosa y la glucosa. También contiene otras sustancias menores como las enzimas, los aminoácidos, los ácidos orgánicos, los antioxidantes, las vitaminas y los minerales. Así lo explica este estudio publicado en la revista Fuente.

La miel contiene propiedades terapéuticas y nutricionales que pueden ser ventajosos para el cuerpo si se consume con moderación. Según esta información publicada por el Ministerio de Agroindustria de España, un beneficio que se puede obtener es su fácil asimilación debido a que posee hidratos de carbono de cadenas cortas. Por ende, esto facilita la digestión y la asimilación de otros alimentos ayudando a reducir los síntomas del vientre hinchado.

Hábitos alimentarios diferentes

Aquí, se sugiere tomar un tiempo para sí mismo y pensar en la calidad de los alimentos que se consumen a diario, ya que en ocasiones debido a los ritmos acelerados, se termina por consumir comidas rápidas y procesadas que contienen ingredientes que producen problemas digestivos.

Comenzar a consumir alimentos como los que aquí se han mencionado podría ser un paso importante para quienes ya padecen de un vientre hinchado. En el caso de aquellos que no lo sufren todavía, entonces este tipo de dieta puede ayudar a prevenir los síntomas.

Para finalizar, se sugiere consultar con un nutricionista sobre el tipo de dieta que se desee hacer. Este especialista podrá hacer sugerencias en base a las características de cada persona, es decir, se considerará el peso, la edad y la estatura, por ejemplo. Así mismo, podrá tomar en cuenta los objetivos y las necesidades, bien sea incorporar alimentos que ayuden a disminuir y a aliviar el vientre hinchado o a prevenir que esto suceda.

  • Rodríguez Leyton Mylene; Sánchez Majana Lucía (2017). Consumption of fruits and vegetables: Benefits and challenges (Colombia). https://www.researchgate.net/publication/321972813_Consumo_de_frutas_y_verduras_beneficios_y_retos
  • Instituto de Nutrición y Trastornos Alimentarios (INUTCAM) (S/F). Alimentos funcionales: aproximación a una nueva alimentación (España). http://www.madrid.org/cs/Satellite?blobcol=urldata&blobheader=application%2Fpdf&blobheadername1=Content-Disposition&blobheadervalue1=filename%3Dt065&blobkey=id&blobtable=MungoBlobs&blobwhere=1220428576848&ssbinary=true
  • Tiwari, U., & Cummins, E. (2013). Fruit and Vegetables. In Handbook of Plant Food Phytochemicals: Sources, Stability and Extraction. https://doi.org/10.1002/9781118464717.ch5
  • Little, C. L., & Gillespie, I. A. (2008). Prepared salads and public health. Journal of Applied Microbiology. https://doi.org/10.1111/j.1365-2672.2008.03801.x
  • Russelle, M. P. (2001). Alfalfa. American Scientist. https://doi.org/10.1511/2001.3.252
  • Boudjou, S., Oomah, B. D., Zaidi, F., & Hosseinian, F. (2013). Phenolics content and antioxidant and anti-inflammatory activities of legume fractions. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2012.11.108
  • Sun, Y. P., Chou, C. C., & Yu, R. C. (2009). Antioxidant activity of lactic-fermented Chinese cabbage. Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2008.12.097
  • Labropoulos, A., & Anestis, S. (2012). Honey. In Sweeteners: Nutritional Aspects, Applications, and Production Technology. https://doi.org/10.1201/b12065