¡Olvídate del vientre hinchado con estos alimentos!

Aydee Castaño · 22 febrero, 2014
Gracias a su alto contenido de fibra y agua, las frutas frescas nos pueden ayudar a controlar las digestiones pesadas. Recuerda no excederte en su consumo y combinarlas para aprovechar todos sus beneficios.

Seguro que en más de una ocasión te has sentido con el vientre hinchado después de haber comido. Y no necesariamente tras haber ingerido una gran cantidad de alimentos, sino que simplementes te sientes muy pesado. Tras una comilona es más normal que nos sintamos así, pero si hemos comido de manera equilibrada y en cantidades adecuadas, entonces lo que podemos estar sufriendo es una mala digestión.

Así, esta mala digestión se hace notar cuando tenemos con frecuencia la sensación de estar muy llenos. Sentimos el abdomen inflado, como si estuviese lleno de gases.  Seguramente, es el resultado de una alimentación inadecuada, en la cual hay abundancia de harinas y grasas saturadas, principalmente. Para darle una solución efectiva a esto, vamos a recomendarte algunos alimentos que pueden ser muy útiles y te ayudarán en este proceso.

Soluciones para evitar que el vientre se «hinche»

Solución No. 1 – Frutas frescas

Las frutas se encuentran en la base de la pirámide alimenticia equilibrada. Sobre todo las frescas (no enlatadas) y de temporada son ideales para ayudar a resolver los problemas que nos provoca una mala digestión. Esto se debe a que la mayoría contienen una gran cantidad de fibra y agua, además de que su aporte de grasas es prácticamente nulo.

No obstante, es preferible comer mucha variedad de frutas, que muchas del mismo tipo. Esto es que, como cualquier alimento en exceso, tampoco se debe acostumbrar al organismo a comer siempre las mismas frutas. Una buena opción es consumir macedonia o hacernos ensaladas con ellas. 

ensalada cyclonebill

Las ensaladas pueden llegar a ser muy nutritivas y completas. En especial, todas aquellas que se preparan combinándolas con frutas como la piña o la papaya, pueden ser realmente saludables y combatir el vientre hinchado.

Asimismo, este tipo de plato rico y fresco es ideal para mejorar la mala digestión, tanto si son consumidas en el almuerzo, en la comida o incluso por la noche. Decimos esto porque en la cena es preferible comer algo más liviano, y la opción de una ensalada es perfecta.  Así, no estaremos llenos a la hora de irnos a dormir y de este modo facilitaremos nuestro proceso de digestión.

No obstante, con 3 o 4 piezas al día es suficiente. No debemos consumirlas de manera exagerada, especialmente en el caso de que se tenga un aparato digestivo delicado; ya que podemos sufrir diarrea, por ejemplo.

Solución No. 3 – ¡La alfalfa y las lentejas en tu plato!

Los germinados de alfalfas y las lentejas son excelentes para tu organismo. Contienen una gran cantidad de vitaminas y minerales. Y estos alimentos, además, tienen la gran particularidad de poderse agregar a las ensaladas o a las sopas que prepares en casa.

Solución No. 4 – La col fermentada

Debido a la fermentación, la fibra dietética es mucho mas fácil de digerir. De esta manera, es el aliado perfecto para agregarlo a cualquier comida. Por ejemplo, la col fermentada. Merece la pena resaltar que la col fermentada tiene un sabor muy ácido, por lo tanto es conveniente diluirla con un poco de agua antes de servirla. Eso sí, con ella podrás olvidarte del vientre hinchado.

Solución No. 5 – Miel o melaza para sustituir el azúcar

miel alsjhc

Aquellas mieles que se preparan a partir de cereales integrales fermentados ayudan a mejorar la digestión de una manera realmente efectiva. Sin embargo, no se debe olvidar que estas mieles deben consumirse con total precaución y de manera moderada, puesto que son azúcares concentrados. En cualquier caso, no pueden ser consumidas por las personas con diabetes.

No lo olvides, porque tu salud es la que está en juego. Es muy importante mantener una dieta equilibrada y mejorar los hábitos alimenticios. De esta manera, los problemas digestivos que sufrás pueden ser controlados con una mayor facilidad, especialmente la pesadez, los gases y la sensación de saciedad.

Aparte de que pueden provocarte una gran incomodidad, con el vientre hinchado lo que se ve perjudicado en mayor medida es tu calidad de vida. Por eso, cuando te sientas muy pesado y con malestar después de comer, reflexiona sobre lo que has comido. Y trata de sustituir los alimentos menos saludables por los que aquí te hemos indicado. ¡Seguro que comienzas a sentirte mejor en cuestión de días!