Operación de cáncer de mama

La operación de cáncer de mama es un procedimiento quirúrgico que se realiza con diferentes objetivos, principalmente el de detener la enfermedad.

La operación de cáncer de mama es uno de los tratamientos habituales para el cáncer de seno. A veces constituye el eje central en el plan de tratamiento y en otras ocasiones uno de sus elementos adicionales o complementarios.

Los objetivos de la operación de cáncer de mama pueden ser varios.  Casi siempre se efectúa para eliminar el tumor en la medida de lo posible.

En otras ocasiones se realiza para disminuir los síntomas de un cáncer avanzado, o se emplea el procedimiento quirúrgico para detectar si el cáncer se ha extendido a los ganglios linfáticos.

Lo usual es que el médico recomiende un determinado tipo de operación de cáncer de mama, en base en las características específicas del caso. Esto incluye la historia clínica del paciente, los rasgos del cáncer y los problemas concomitantes.

Toda persona tiene derecho a que le informen detalladamente sobre las opciones que tiene y a decidir lo que considere más adecuado, en base al consejo médico.

Tipos de operación de cáncer de mama

Existen básicamente dos tipos de operación de cáncer de mama. Estos son la cirugía conservadora de seno y la mastectomía. Cada una de ellas tiene sus propias características. Son las siguientes:

Ver también: ¿Es posible prevenir el cáncer de mama? Descubre 6 recomendaciones

Cirugía conservadora de seno

Cirugía conservadora de seno

Su principal característica es que el objetivo es extirpar solamente la zona del seno que tiene cáncer y algo del tejido circundante.

Así mismo, en algunas ocasiones se extirpan uno o dos ganglios linfáticos, ubicados debajo del brazo. A este procedimiento se le conoce también con otros nombres: tumorectomía, cuadrantectomía, mastectomía parcial o mastectomía segmentaria

Mastectomía

Es una cirugía destinada a retirar totalmente el seno y, a veces, una parte del tejido que esté próximo a este.

Existen dos tipos de mastectomías principalmente: la total o simple, en la que hay extirpación total del seno y a veces de un ganglio linfático. Y extirpación radical modificada, en la que se extirpa el seno, muchos ganglios y el revestimiento que hay sobre los músculos del pecho

Otro tipo de cirugías

Otro tipo de cirugías

A veces también se realiza una operación de cáncer de mama solo para extirpar los ganglios linfáticos adyacentes. Estos se ubican debajo de la axila. Este es un procedimiento para determinar la extensión del cáncer.

Los dos tipos de cirugías con este propósito son:

  • Biopsia de ganglio linfático centinela (SLNB). En este caso se extrae solo el ganglio al que se supone que el cáncer se extenderá primero.
  • Disección de ganglios linfáticos axilares (ALND). Se extraen varios ganglios linfáticos. Este procedimiento es poco usual en la actualidad.

Cuando el cáncer está muy avanzado es posible que se ordene una cirugía. Sin embargo, en este caso las razones por las que se indica y los objetivos son otros, diferentes a los típicos.

Normalmente se realiza cuando el tumor genera una herida abierta en el seno, para tratar un área de propagación específica, cuando hay presión sobre la médula espinal o bloqueo en el hígado, o cuando se requiere alivio para el dolor u otros síntomas.

Otro tipo de procedimiento quirúrgico es la localización con arpón. Esta operación se lleva a cabo cuando el cáncer no se puede palpar. El método permite ubicar un pequeño alambre dentro del seno, para guiar al cirujano hacia la zona del seno que se debe extirpar.

Te recomendamos leer: Quistes mamarios: qué son y cómo se forman

El postoperatorio

El postoperatorio

En la cirugía conservadora de seno el tiempo de recuperación es de 5 a 10 días. En la mastectomía, varía entre las 3 y las 4 semanas. En muchos casos se necesita de radioterapia después de este tipo de operaciones. Lo usual es que se indiquen sesiones de 5 días a la semana, por un lapso de 5 a 8 semanas.

La operación de cáncer de mama con mastectomía altera la sensibilidad de la zona intervenida. Tanto en la zona de corte, como debajo de la axila se presenta una sensación de entumecimiento.

Esta suele ir recuperando la sensibilidad en los dos años siguientes, pero nunca será igual que antes. También es posible que se experimente una sensación de tirantez.

Una persona sometida a la operación de cáncer de mama puede requerir más de una cirugía. Se estima que 1 de cada 10 mujeres que han pasado por una cirugía conservadora de seno vuelven a padecer de cáncer en el mismo sitio, aproximadamente después de 12 años. En quienes se realizan una mastectomía la proporción es de 1 por cada 20.