Orgasmos nocturnos: ¿qué son y cómo funcionan?

Laura Matos 31 mayo, 2018
Mientras descansamos, nuestro cuerpo también experimenta otras sensaciones adicionales a las del sueño reparador. ¿Conoces los orgasmos nocturnos? Aprende en qué consisten y cuáles son las señales para saber si los has vivido inconscientemente.

Asociamos el clímax a las relaciones sexuales y a la masturbación, pero también es posible experimentarlos solos y a ‘manos libres’. Conoce todo sobre los orgasmos nocturnos: ¿qué son y cómo funcionan?

Un elemento que confirma la importancia del sexo en la dimensión humana es el hecho de que el mundo erótico sigue activo aunque estemos durmiendo. Para que nuestros pensamientos estallen y conduzcan al orgasmo no necesitamos estar despiertos.

La mayoría de las exaltaciones espontáneas, esas que surgen sin ser planeadas y que no requieren de ningún tipo de trabajo, ni físico ni mental, se producen durante el sueño. Justo cuando el cerebro, libre de los compromisos del día, se concede a sí mismo tiempo para la fantasía, el juego y el erotismo.

Nuestro cerebro continúa trabajando en generarnos placer incluso mientras dormimos

Más placer al tener sexo en el caso de los hombres

Orgasmos nocturnos: ¿qué son y cómo funcionan?

Todo estímulo físico durante un encuentro sexual debe pasar por el cerebro para lograr el placer. No obstante, el orgasmo puede alcanzarse con la única colaboración del cerebro. Sin necesidad del resto del cuerpo. Es lo que ocurre con los orgasmos nocturnos.

Se distinguen dos etapas durante el sueño, denominadas fase de sueño lento o NO REM, y fase de sueño rápido o REM por su nombre en inglés: Rapid Eye Movements Rapid Eye Movements o movimientos oculares rápidos (MOR). Este último representa entre 20 % y 25 % del sueño de un adulto.

En la fase REM el cerebro está casi tan activo como cuando estamos despiertos y requiere más oxígeno. La sangre fluye con fuerza en varias zonas, incluyendo los genitales. El cerebro puede interpretar esta reacción como excitación sexual y llevar al orgasmo.

Este proceso libera descargas de serotonina y dopamina, hormonas relacionadas con la sensación de bienestar y relajación necesarias para la generación del orgasmo.

  • En el caso de los hombres, se conocen como ‘poluciones nocturnas’, debido al tipo de respuesta que tienen al momento de su excitación. Esta se presenta por medio de una efusión que expulsa el exceso de líquido seminal en sus genitales.
  • Para las mujeres es más difícil determinar los orgasmos nocturnos, pues no generan líquido seminal, pero sí humedad. También hinchazón del clítoris. Muchas chicas ni siquiera se dan cuenta de que tuvieron un orgasmo durante la noche.

Las féminas tienen más sueños sexuales durante la ovulación. Probablemente, porque la libido sube en ese periodo por la necesidad biológica procrear.

Datos importantes

Al igual que el cerebro, ese misterioso y enigmático órgano que mantiene su actividad durante las 24:00 horas del día, aún no existen suficientes estudios que permitan descubrir todo sobre los orgasmos nocturnos.

Su condición de imprevisibles impide evidentemente que puedan ser indagados en un laboratorio, por ejemplo. Sin embargo, se ha logrado determinar algunos datos de interés como los siguientes:

  • Para algunas personas es más fácil tener orgasmos mientras duermen que practicando sexo. En los sueños eróticos hay menos inhibición y restricción consciente, no hay distracciones, ni ansiedad que suelen ser causa de anorgasmia.
  • Los hombres pueden tener varias erecciones en una misma noche. No obstante, no significa que tengan sueños eróticos ni que acaben en orgasmos nocturnos.
  • Si tienes un orgasmo mientras duermes, lo más probable es que hayas tenido un sueño erótico. Aunque en muchos casos no lo recordarás.
  • Dormir boca abajo proporciona sueños más intensos. Esto se debe a que los órganos sexuales están en contacto con la cama y hace más probable la excitación.
  • Tal vez se tenga un sueño erótico primero, luego haya más flujo sanguíneo y después se llegue a un orgasmo, pero también puede ocurrir al revés. El aumento del flujo sanguíneo causa un sueño erótico, lo que lleva al orgasmo.
Primera fase del orgasmo femenino

¿Influye la actividad sexual?

Para algunos especialistas, el orgasmo nocturno sirve para eliminar tensiones sexuales diurnas. Otros sostienen que se trata de un fenómeno mecánico relacionado con el flujo de sangre.

Lo que sí está claro es que no incide en la actividad sexual consciente. Ser sexualmente activo o tener relaciones sexuales con frecuencia y haber experimentado orgasmos no está asociado con si se viven o no este tipo de sensaciones.

Después de haber leído sobre los orgasmos nocturnos: ¿qué son y cómo funcionan?, sabrás que no solo mantenemos actividad sexual cuando estamos despiertos, sino también dormidos ¿Has identificado alguno?

Te puede gustar