Orina después del ejercicio: ¿qué debes saber?

20 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karina Valeria Atchian
Los parámetros normales de la orina pueden variar luego realizar ejercicio físico intenso. ¿Cuáles son los cambios que se producen? ¿Por qué es importante consultar al médico para descartar anormalidades?
 

La práctica de deportes de alto rendimiento, o bien, la realización de ejercicio físico intenso por parte de una persona sana, produce una serie de cambios en varios órganos, sobre todo en las vías urinarias. ¿Qué ocurre en la orina después del ejercicio?

En ciertas ocasiones, luego de realizar una actividad física muy extenuante, es posible observar sangre al orinar. En principio, no hay que alarmarse. A continuación, vamos a repasar qué le ocurre al cuerpo durante el ejercicio y por qué pueden ocurrir este tipo de cambios.

¿Qué cambios suceden en el cuerpo durante el ejercicio?

La actividad física es un proceso complejo, en el cual el organismo se va adaptando de manera paulatina para generar una mejora en el rendimiento. Se producen una serie de cambios corporales como los siguientes:

  • Aumenta la cantidad de sangre hacia la musculatura activa y corazón.
  • Disminuye el flujo sanguíneo renal. A mayor intensidad del ejercicio, menor será el riego sanguíneo.
  • Menor volumen urinario.
  • Cambios metabólicos corporales.
¿Qué cambios suceden en el cuerpo durante el ejercicio?
La práctica de ejercicio extenuante viene acompañada con algunos cambios en el organismo. Por eso, la orina es distinta después del ejercicio.

El examen de orina

El análisis de orina suele ser parte de los estudios de rutina en adultos. En muchas ocasiones, se pueden observar alteraciones en los valores de referencia de la misma en una persona que, por lo demás, está sana.

 

Ante esta situación, será fundamental diferenciar si se trata de un hallazgo sin consecuencias en la salud, o bien, si nos encontramos ante una enfermedad, que puede ser del aparato urinario o de otros órganos.

Es un método diagnóstico barato, accesible y de fácil recolección, que permite valorar la salud de los riñones. También sirve para valorar otras enfermedades.

¿Qué parámetros se estudian en una muestra de orina?

  • Análisis macroscópico (con pruebas fisicoquímicas): apariencia, densidad, osmolaridad, pH, proteínas, glucosa, bilirrubina, cetonas, hemoglobina, etcétera.
  • Análisis microscópico (llamada sedimento urinario): hematíes, leucocitos, cilindros, cristales, microorganismos, etcétera.

¿Qué se puede encontrar en un examen de orina después del ejercicio físico?

Los cambios que se pueden encontrar en la orina después de hacer ejercicio físico intenso incluyen los siguientes:

  • Hematuria: es la presencia de glóbulos rojos (hematíes) en orina. Puede ser macroscópica (observable a simple vista) o microscópica (se observa en el laboratorio). Se debe aclarar que la presencia de 1 o 2 hematíes en una muestra de orina, por lo general, no se considera anormal.
  • Proteinuria: se refiere al hallazgo de proteínas en orina. Una muy pequeña cantidad, se considera normal.
  • Cilindruria: presencia de cilindros urinarios.
  • Cristaluria: pueden observarse, de manera ocasional, cristales en orina.

Estos hallazgos se pueden observar tanto en la realización de deportes con contacto físico (como boxeo, fútbol, hockey), así como en los deportes sin contacto (remo, correr, nadar).

 
¿Qué se puede encontrar en un examen de orina después del ejercicio físico?
Después de la práctica de ejercicio físico intenso, es habitual que la orina presente algunos cambios. Conviene saber cuándo indican un problema de salud.

Te puede interesar: ¿Por qué la hidratación es tan importante?

¿Cuáles son las explicaciones sobre estos cambios en la orina?

En el caso de la hematuria, el origen puede ser por trauma directo sobre los riñones o vejiga, o no traumático, y se presenta influenciado por la intensidad del ejercicio y la duración del mismo.

En cambio, respecto a la proteinuria, no está del todo claro su mecanismo; se sabe que la intensidad del ejercicio ocasionará mayor proteinuria. Como dato adicional, se aconseja mantener buena hidratación previa a la realización de la actividad física, con la finalidad de reducir estas anormalidades observables.

Lo esperable es la normalización de todos los parámetros alterados luego de 48 horas tras la realización del ejercicio intenso, como puede ser la participación en competencias o cargas de esfuerzo elevadas.

En caso de que persistan más allá de las 48 horas sin realizar actividad física, o se encuentren asociadas a otras anormalidades de la orina, se deberá realizar una evaluación adicional con el fin de descartar la presencia de alguna enfermedad.

Por eso, en caso de realizarse un chequeo rutinario, el médico valorará el estudio teniendo en cuenta los antecedentes personales, el examen clínico y la presencia o ausencia de otros síntomas.

 

En ocasiones en las que se encuentren hematuria y proteinuria, como hallazgos aislados, el médico tendrá en cuenta la actividad física previa del individuo.

Ante la sospecha de una situación benigna, atribuible al ejercicio intenso, será aconsejable la repetición (una vez pasadas las 72 horas) para corroborar, así, su normalización. Si es necesario, se realizarán otros estudios, acorde al criterio del especialista.

Ver también: El deporte ayuda a controlar tu presión arterial

Orina después del ejercicio: ¿qué recordar?

Hay que tener en cuenta que la atribución de los valores de hematuria o proteinuria al ejercicio intenso, siempre tiene que ser un diagnóstico por descarte. No se puede asumir su benignidad sin realizar una historia clínica minuciosa. Por eso, ante la duda, siempre es recomendable realizar la consulta médica.

 
  • J. Manzanares, Interpretación del análisis básico de orina en el deportista, Medicina de familia, Vol. 41. Núm. 7,  páginas 387-390 (Octubre 2015).
  • Mercieri A, Exercise-induced hematuria, retrieved on 22 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/exercise-induced-hematuria?search=orina%20ejercicio&source=search_result&selectedTitle=6~150&usage_type=default&display_rank=6
  • Roxe DM. Urinalysis. In: Walker HK, Hall WD, Hurst JW, editors. Clinical Methods: The History, Physical, and Laboratory Examinations. 3rd edition. Boston: Butterworths; 1990. Chapter 191. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK302/
  • Marcos A, Manonelles P, Palacios N, et al. Physical activity, hydration and health. Nutr Hosp. 2014;29(6):1224‐1239. Published 2014 Jun 1. doi:10.3305/nh.2014.29.6.7624