Orzuelos durante el embarazo: ¿qué debo hacer?

10 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Elisa Martin Cano
Los orzuelos durante el embarazo causan una molestia intensa en el ojo. En algunas ocasiones, necesitan ser tratados médicamente. Te explicamos cuáles son las opciones de tratamiento.
 

Los orzuelos durante el embarazo son una afección bastante frecuente. De hecho, ya de por sí suponen una de las causas más frecuentes de consulta al oftalmólogo, sobre todo en mujeres de entre 40 y 60 años.

Parece que su incidencia durante la gestación es mayor, ya que en esta etapa el sistema inmunitario está en cierto modo debilitado. Todo el cuerpo de la mujer está sometido a numerosos cambios para permitir el desarrollo del feto.

Lo que más preocupa es que muchos de los medicamentos que se usan con regularidad están contraindicados para las gestantes. Por eso, no hay que recurrir a la automedicación y se debe intervenir de la mano de profesionales. ¿Quieres saber más?

¿En qué consisten los orzuelos durante el embarazo?

Los orzuelos durante el embarazo, al igual que en cualquier otra etapa, son un bulto rojo, similar a un grano, que se forma en el borde de alguno de los párpados. La mayoría están en el borde externo del mismo, aunque también pueden aparecer en el borde interno. Como pasa con los granos, los orzuelos también contienen pus.

Su causa es la obstrucción de una de las glándulas sebáceas que están presentes en esta zona. Las mismas producen sebo y pueden acumular células muertas. En consecuencia, las bacterias tienden a proliferarse en su interior y se produce una reacción inflamatoria, que es la causante de los orzuelos. La bacteria más asociada a esta patología es el Staphylococcus aureus.

¿En qué consisten los orzuelos durante el embarazo?
Hablamos de orzuelos cuando aparece en pequeño abultamiento en el borde de alguno de los párpados.
 

¿Cómo se muestran los orzuelos durante el embarazo?

Los orzuelos, como hemos mencionado, se parecen bastante a un grano o espinilla, pero en los párpados. Son un bulto rojo e inflamado que produce dolor e incluso picor. Muchas veces, hacen que haya un lagrimeo ocular constante.

Del mismo modo, algunas personas experimentan una mayor sensibilidad a la luz y una sensación similar a tener arena en el ojo. Lo normal es que en el embarazo desaparezcan por sí solos, en un par de días. Este bulto se rompe y se drena al exterior todo el pus acumulado.

Sin embargo, las molestias pueden llegar a ser muy intensas. Además, durante la gestación también es frecuente que los párpados estén más hinchados por las mañanas, por lo que puede resultar más incómodo de lo normal.

Podría gustarte: Cómo tratar caseramente los orzuelos

¿Cómo se pueden prevenir?

Es cierto que el desarrollo de los orzuelos durante el embarazo se ve influido por el estado del sistema inmunitario. Sin embargo, no es el único factor que interviene en su patogenia. Por ejemplo, el uso de cosméticos y maquillaje aumenta el riesgo de padecerlos o ralentiza su curación.

De ahí a que recomienden utilizar productos cosméticos en buenas condiciones y retirarlos siempre antes de ir a dormir. Otro factor importante es el hecho de tocarse los ojos sin tener las manos limpias, ya que pueden contribuir a la transmisión de microorganismos.

Ya sea para rascarse el ojo, colocarse unas lentes de contacto o cualquier otro gesto, es importante tener lavarse las manos de manera correcta. Además, en el caso de usar lentes de contacto, estas también deben estar bien conservadas.

 

¿Cuál es el tratamiento de los orzuelos durante el embarazo?

Durante el embarazo, hay que hacer algunas consideraciones a la hora de tratar los orzuelos. Debido a las características propias de esta etapa, muchos medicamentos están contraindicados porque pueden producir alteraciones en el feto o en el desarrollo de la gestación.

De hecho, aunque el medicamento se administre mediante un colirio, también puede atravesar la placenta y provocar daños en el bebé. Por ello, lo primero siempre es consultar con un médico antes de utilizar cualquier opción terapéutica.

Lo cierto es que la mayoría de orzuelos desaparecen por sí solos al cabo de unos días. De esta manera, lo que se suele recomendar son algunas medidas caseras simples que permiten aliviar los síntomas. Por ejemplo, aplicar una compresa tibia sobre el párpado varias veces al día.

Esto ayuda a que los poros se abran y poco a poco se drene el contenido del orzuelo. Por otra parte, lo ideal es evitar tocar los ojos o usar lentes de contacto hasta que desaparezca. No se debe intentar reventar los orzuelos porque se puede empeorar la infección.

Colirio
Si los orzuelos ocurren en la etapa de gestación se debe buscar un tratamiento que no afecte el desarrollo del feto.
 

Quizá te interese: ¿Por qué salen los orzuelos y cómo combatirlos?

Buscar atención es importante

Cuando los orzuelos ocurren en cualquier momento de la gestación, es mejor acudir primero al oftalmólogo para determinar un tratamiento seguro y eficaz. Hay que tener presente que la automedicación supone un riesgo.

En algunos casos puede ser necesario tomar medicamentos antibióticos y cortisona local. No obstante, a la hora de tomar cualquier fármaco en esta etapa, no hay que pasar por alto sus riesgos para el desarrollo del feto. Consultar al médico será lo más indicado en cualquier caso.

 
  • O'Callaghan RJ. The Pathogenesis of Staphylococcus aureus Eye Infections. Pathogens. 2018;7(1):9. Published 2018 Jan 10. doi:10.3390/pathogens7010009
  • Yenerel NM, Küçümen RB. Pregnancy and the Eye. Turk J Ophthalmol. 2015;45(5):213-219. doi:10.4274/tjo.43815
  • Samra KA. The eye and visual system in pregnancy, what to expect? An in-depth review. Oman J Ophthalmol. 2013;6(2):87-91. doi:10.4103/0974-620X.116626
  • Willmann D, Guier CP, Patel BC, et al. Stye. [Updated 2020 Jun 23]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK459349/
  • Lindsley K, Nichols JJ, Dickersin K. Interventions for acute internal hordeolum. Cochrane Database Syst Rev. 2013;4(4):CD007742. Published 2013 Apr 30. doi:10.1002/14651858.CD007742.pub3