Osteosarcoma, ¿qué es y cómo se trata?

Carmen Martín · 20 septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 19 septiembre, 2019
El osteosarcoma es el tipo más frecuente de cáncer de hueso y, por desgracia, suele afectar a gente joven. ¿Cómo se manifiesta? ¿Cuál es la forma de diagnosticarlo? Aquí lo detallamos.

El osteosarcoma es un tipo de cáncer de hueso que se desarrolla a partir de las células que se encargan de formar y crear hueso (esas células se denominan osteoblastos). De hecho, es el tipo más frecuente de cáncer óseo.

Aunque se trate de un cáncer poco frecuente, representa un 3% de los cánceres que ocurren en la infancia. Suele afectar a huesos largos, como los de las piernas, pero en realidad puede formarse en cualquier hueso.

El osteosarcoma suele aparecer en adolescentes o niños, a pesar de que podría surgir en cualquier momento de la vida. El tratamiento y el pronóstico varían mucho según el tamaño, la localización y el grado del tumor.

El gran problema de este cáncer es que puede producir metástasis en otros órganos y, además, puede llegar a ser mortal. Por ello, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre su desarrollo y evolución. 

¿Qué es el osteosarcoma?

Como ya hemos mencionado, el osteosarcoma es un tumor maligno que se desarrolla a partir de las células formadoras de huesos. Estas células reciben el nombre de osteoblastos.

Se encargan del crecimiento y la renovación continua de los huesos. Por eso, es más frecuente que este cáncer afecte a adolescentes y niños, ya que es la etapa donde estas células presentan su mayor actividad.

El lugar que más suele verse afectado por el osteosarcoma es la rodilla. Por desgracia, no existe forma de prevenirlo; solo se puede tratar al conseguir un diagnóstico precoz, cuando aún no ha causado daños graves en la zona o metástasis.

Podría gustarte: Osteogénesis: ¿cómo se produce el crecimiento de los huesos?

¿Qué síntomas produce?

osteosarcoma de rodilla
Inicialmente, los síntomas del osteosarcoma se confunden con lesiones u otras patologías óseas. Por eso, es fundamental solicitar atención médica.

El osteosarcoma se manifiesta con unos síntomas muy inespecíficos que se pueden confundir con otros problemas de salud, como por ejemplo una lesión deportiva. Por tal motivo, es importante acudir siempre al médico ante cualquier duda.

En primer lugar, el osteosarcoma suele producir dolor en algún hueso o articulación. Además puede haber una zona hinchada cerca de un hueso. Incluso, en algunas ocasiones, lo que produce es una lesión espontánea o una fractura en un hueso.

Normalmente, esto suele afectar a la pierna o el brazo, ya que, como hemos dicho antes, suele aparecer en los huesos largos del cuerpo. Cuando produce dolor, puede empeorar al hacer ejercicio.

De hecho, este dolor puede llegar a producirse por las noches e impedir que la persona que lo sufre pueda dormir. En el caso de los niños, el signo más evidente es que comienzan a cojear o a tener dificultades para andar.

¿Cuáles son los factores de riesgo para sufrir osteosarcoma?

Las causas por las que se produce el osteosarcoma aún son desconocidas. Sin embargo, se han identificado ciertos factores que aumentan el riesgo de padecerlo. Algunos de ellos son:

  • Ser adolescente varón. 
  • Tener ciertas enfermedades genéticas, como el retinoblastoma hereditario o el síndrome de Li-Fraumeni. El retinoblastoma es un tumor maligno que se desarrolla en la retina, mientras que el síndrome de Li-Fraumeni es una mutación genética.
  • Haber sido tratado con radioterapia para otro cáncer.

Quizá te interese: ¿Qué es la metástasis en los huesos?

¿Cómo se diagnostica y cuál es el tratamiento?

Para poder diagnosticar el osteosarcoma, en primer lugar, se necesita que el médico realice una buena historia clínica del paciente y una exploración física. Además, se suelen requerir pruebas complementarias, como la radiografía o la tomografía computarizada.

En algunos casos, se realiza una biopsia para poder analizar el tumor en el laboratorio. Así se determina qué grado presenta y permite orientar el tratamiento. Del mismo modo, se estudia mediante otras pruebas si el cáncer ha producido metástasis o no.

radiografía rodilla
Para hacer un diagnóstico preciso del osteosarcoma, el médico puede sugerir pruebas complementarias como radiografías o biopsias.

El tratamiento del osteosarcoma es complejo y suele requerir cirugía. El objetivo es eliminar todas las células cancerígenas y evitar al máximo la discapacidad de la zona afectada. No obstante, en algunos casos es necesaria la amputación del miembro.

También se emplea la quimioterapia. Por el contrario, la radioterapia no parece ser efectiva para este tipo de cáncer.  Actualmente, se están desarrollando numerosos ensayos clínicos y estudios para poder alcanzar un tratamiento más efectivo del osteosarcoma.

En conclusión

El osteosarcoma es el tipo más frecuente de cáncer de hueso y, por desgracia, suele afectar a gente joven. Los síntomas son muy inespecíficos, por lo que es importante estar atento ante cualquier dolor o lesión y consultar al médico.

  • Sánchez-Torres, L. J., Rascón Álvarez, O., Ruiz Tenorio, A., Rodríguez Domínguez, E. A., & Santos Hernández, M. (2015). Caracterización epidemiológica y radiológica del osteosarcoma. Gaceta Mexicana de Oncología, 14(4), 196–203. https://doi.org/10.1016/j.gamo.2015.10.001
  • Osteosarcoma en la infancia y la adolescencia: Síntomas y signos | Cancer.Net. (n.d.). Retrieved September 14, 2019, from https://www.cancer.net/es/tipos-de-cáncer/osteosarcoma-en-la-infancia-y-la-adolescencia/síntomas-y-signos
  • Cáncer infantil: osteosarcoma (para Padres) - KidsHealth. (n.d.). Retrieved September 14, 2019, from https://kidshealth.org/es/parents/cancer-osteosarcoma-esp.html
  • Misaghi A, Goldin A, Awad M, Kulidjian AA. Osteosarcoma: a comprehensive review. SICOT J. 2018;4:12. doi:10.1051/sicotj/2017028
  • Durfee RA, Mohammed M, Luu HH. Review of Osteosarcoma and Current Management. Rheumatol Ther. 2016;3(2):221–243. doi:10.1007/s40744-016-0046-y