Oxazepam: qué es y cómo actúa

El oxazepam es una benzodiazepina de acción corta que se utiliza para reducir los cuadros de ansiedad y también para ayudar a las personas alcohólicas a superar el síndrome de abstinencia.

El oxazepam es una benzodiazepina de acción corta utilizada para combatir diferentes escenarios de ansiedad además de ayudar a superar el síndrome de abstinencia en personas alcohólicas. Antes de profundizar en las características de este fármaco, debemos conocer un poco la patología para la que va dirigida su acción.

La ansiedad

La ansiedad puede ser una emoción normal o un trastorno psiquiátrico según la intensidad y repercusión sobre el enfermo.

En situaciones normales, la ansiedad es un componente de la actividad mental normal que participa en mecanismos de defensa y permite ajustar al organismo a situaciones de estrés.

Lo que pasa, es que esta situación se convierte en patológica cuando se sobrepasa unos límites, anulando o entorpeciendo la adaptación a la situación estresante.

Se puede describir la sensación de ansiedad como la vivencia de un sentimiento de amenaza, de expectación tensa ante el futuro y de alteración del equilibrio psicosomático en ausencia de un peligro real.

Cuando se está bajo los efectos de la ansiedad, el paciente sufre diferentes sentimientos simultáneos como temor, aprensión o angustia frente a algo ”amenazante”; un estado de irritabilidad y, en conjunto, da lugar a diversos síntomas como:

Ver también: 6 remedios para tratar la depresión naturalmente

¿Qué es un fármaco ansiolítico?

ansiedad ansioliticos

Los fármacos que se utilizan para combatir la ansiedad, como lo es el oxazepam o lorazepam, se denominan fármacos ansiolíticos. Éstos, teóricamente, alivian o suprimen el síndrome de ansiedad sin producir sedación o sueño.

Normalmente a pequeñas dosis son capaces de producir ansiolisis, pero a medida que se va aumentando la dosis, aparecen efectos sedantes, coma e incluso puede conducir a la muerte por una intoxicación.

Además de estos dos términos, la ansiedad y los fármacos ansiolíticos, veremos con más detalle las siguientes características del oxazepam:

  • Mecanismo de acción.
  • Farmacocinética.
  • Acciones farmacocinéticas.
  • Reacciones adversas.

Mecanismo de acción

El oxazepam es un fármaco de acción corta para el tratamiento de la ansiedad. Para conseguir su acción ansiolítica, este fármaco presenta dos mecanismos complementarios.

Por un lado, facilita la transmisión del GABA. El GABA es un neurotrasmisor con capacidad de inhibir o reducir la actividad neuronal, por lo tanto, cuando se une el oxazepam al receptor GABA A, se producirá un cambio en él que conllevará a una mejor unión con el neurotrasmisor. Al potenciar esta unión, se mejora la capacidad inhibitoria de mismo.

Por otro lado, el oxazepam se une a sitios específicos del complejo receptor GABA-BZD. Este complejo presenta varios dominios, el α1, el ß2 y el γ2. Es importante conseguir la selectividad de estos receptores para separar la acción hipnótica de la ansiolítica, en concreto, para la ansiolisis, el receptor implicado es el BZ2 (ω2).

Farmacocinética

Mecanismo de acción

El oxazepam, en general, al igual que las demás benzodiazepinas, se absorbe bien por vía oral. Además se une en un alto porcentaje a proteínas plasmáticas, por lo que hay que tener cuidado ya que puede interaccionar con otros fármacos que presenten estas características.

Es importante saber que sufre metabolismo hepático, ya que puede interaccionar con otros fármacos que se metabolicen por esta vía. Al llegar al hígado, se producen reacciones de conjugación.

Como solo sufre una reacción para su metabolismo, es útil en pacientes geriátricos, ya que en esta edad la funcionalidad del hígado suele estar disminuida. Al requerir menos reacciones de metabolización, los pacientes en esta edad la eliminarán más fácilmente.

Visita este artículo: Triazolam: qué es y cómo actúa

Acciones farmacológicas

Dependiendo de las características de las benzodiazepinas, se puede desarrollar una acción u otra, o incluso ambas a la vez. El oxazepam presenta acciones principalmente ansiolíticas y anticonvulsivantes.

La acción ansiolítica es característica del receptor BZ2. La unión a este complejo desencadena acciones que disminuyen la ansiedad y la agresividad. Tenemos que distinguir en personas sanas que toman oxazepam y los pacientes con ansiedad:

  • En personas sanas: A dosis terapéuticas no altera la realización de ejercicios físicos o mentales. A dosis mayores pueden causar sopor, letargia, ataxia y debilidad muscular. El principal inconveniente es el ”sueño residual”.
  • En pacientes con ansiedad: El oxazepam alivia tanto a tensión subjetiva como los síntomas subjetivos, pero es poco eficaz en situaciones de pánico, fobias y ansiedad no neurótica.

Además de estos efectos, también pueden producir efectos en la agresividad, en la memoria, en el sistema cardiovascuar y respiratorios, deprimiéndolos, y disminuye la capacidad de hablar y expresarse.

Reacciones adversas

Mecanismo de acción

Los efectos adversos del oxazepam derivan de una acción prolongada. Afectan especialmente al sistema nervioso central:

  • Sedación
  • Ataxia (dificultad para coordinar los movimientos)
  • Amnesia anterógrada
  • Disartria
  • Tolerancia-dependencia