Óxido nítrico

El vasodilatador endógeno con múltiples funciones alternas es el óxido nítrico. Aprende en qué sistemas y procesos fisiológicos interviene y cómo beneficia a tu cuerpo.

El óxido nítrico (NO) es un mediador químico de origen endógeno. Este es reconocido por ser el vasodilatador natural por excelencia. También se le conoce como óxido de nitrógeno (II) o monóxido de nitrógeno y consta de múltiples efectos que favorecen el funcionamiento fisiológico del organismo. Se estima que, en la naturaleza, hay alrededor de 10 partes, por billón, en concentración de esta sustancia.

La molécula del óxido nitrico está compuesta por dos átomos, uno de oxígeno y otro de nitrógeno, y tiene una capacidad máxima de difusión libre entre las membranas del organismo. Esto se debe a que no tiene ningún tipo de carga. También es una sustancia que se forma a partir de los combustibles fósiles y se oxida rápidamente, con lo cual se convierte en óxido nitroso.

Efectos del óxido nítrico en el organismo

  • Relaja el tono vascular.
  • Favorece la osteogénesis.
  • Inhibe la agregación plaquetaria.
  • Altas funciones como neurotransmisor.
  • Máxima capacidad de respuesta del sistema inmunitario.

Todos estos efectos regulan la homeóstasis del cuerpo; con lo cual, vela porque todas las sustancias sean secretadas a tiempo. Por lo tanto, estos efectos promueven la efectividad de todos los procesos que el organismo lleva a cabo.

Ver también: ¿Qué destruye y debilita el sistema inmune?

Procesos fisiológicos generados en los sistemas por el NO

Sistema cardiovascular

Sistema cardiovascular

Al ser una sustancia endógena, el óxido nítrico se encarga (según sus propios requerimientos) de relajar el endotelio del sistema vascular, lo cual provoca la dilatación del músculo liso de arterias y venas, aparte de una agregación plaquetaria rápida.

  • Tono vascular.

    Al sintetizarse el óxido nítrico en las células endoteliales vasculares, este se adapta a los sustratos de fosfato de dinucleótido de nicotinamida y de adenina, con el fin de poder cumplir con la modulación del tono vascular.Así es como puede regular la liberación de óxido nítrico a través de la circulación sanguínea. Este proceso fisiológico colabora en la disminución de la presión que se genera como consecuencia de la hipertensión arterial esencial, dada principalmente a nivel de las arterias cerebrales, arterias renales, retinianas y pulmonares.
  • Agregación plaquetaria.Este es otro de los efectos que genera el óxido nítrico tras su secreción endógena, pues al entrar en contacto con el sistema vascular, comienza a difundirse a través de la pared de los vasos sanguíneos llegando hasta la luz y al interior de las plaquetas. De este modo, el NO inhibe la agregación de plaquetas, lo cual implica directamente la reducción de la coagulación.Resulta necesario e imprescindible controlar los niveles de NO en pacientes especiales. Este tipo de pacientes, son tanto aquellos con que padecen síndromes virales de la familia flaviviridae, como pacientes con riesgo de hemorragia subaracnoidea.

Sistema inmunitario

Sistema inmune

Con el funcionamiento correcto del sistema inmunitario, la secreción de óxido nítrico, dada a partir de los macrófagos, genera buenas reservas de NO que se se almacenan en el organismo con el fin de inhibir la producción de adenosin trifosfato y ADN.

Por consiguiente, una de las consecuencias provechosas que se tienen con la secreción de NO dada por los macrófagos es la mejoría de la respuesta ante los agentes patógenos. Esto se debe a que impide, de todas las formas, la proliferación no solo de bacterias que han ingresado al cuerpo sino también de virus, hongos, parásitos y cualquier sustancia que quiera alterar la composición inmunitaria.

Sistema nervioso

Sistema inmunitario

Uno de los rasgos especiales del óxido nítrico, es su poder como neurotransmisor. Este se relaciona directamente con la actividad de la memoria y el intelecto de captación. Los cofactores que se integran con el NO son las siguientes coenzimas:

  • Nicotinamida adenina dinucleótido fosfato (NADPH).
  • Flavín adenín dinucleótido o dinucleótido de flavina y adenina (FAD).
  • Flavin mononucleótido (FMN).
  • Tetrabiopterina (BH4, THB) o sapropterina (INN).

Estas coenzimas saben acoplarse al aminoácido (denominado L-arginina) como su precursora. También se unen progresivamente a la enzima óxido nítrico sintetasa, lo cual genera componentes parecidos a los de los neurotransmisores tipo del cerebro. De esta forma, se mantienen funciones similares a estos.

Ver también: Cómo deshacerse de los ataques de pánico

Sistema óseo

Sistema óseo

Las cantidades adecuadas de NO en el organismo tienen una estrecha relación con la estimulación de la ostegénesis (formación de hueso). ¿Cómo ocurre esto? En las células fibroblásticas, ante el contacto con esta sustancia, se genera una actividad estimulante, ya que el NO se encarga de reducir la concentración del calcio libre.

La baja cantidad de calcio libre es lo que impide la remodelación de hueso y la actividad de los osteoclastos, lo que se traduce en una mayor duración ósea. El óxido nítrico resulta así, una sustancia esencial para la vida pues mantiene la regulación de muchos sistemas y, también, la calidad en cada uno de los procesos fisiológicos en los que interviene.

Referencias