Paciente tratado con acupuntura auricular permanente

04 Mayo, 2020
"El párkinson me había arrebatado la capacidad de fabular" comenta José, un paciente diagnosticado con párkinson a los 65 años de edad.

José A. fue diagnosticado de enfermedad de Parkinson a los 65 años de edad y, en lugar de darse por desanimarse o darse por vencido, decidió probar la acupuntura permanente.

Así como lo había hecho tiempo atrás para tratar su lumbalgia, José no dudó en ponerse en manos de la acupuntura permanente para hacerle frente al párkinson y recuperar su bienestar. Por fortuna, el resultado fue muy positivo.

La enfermedades neurodegenerativas como el párkinson, el alzhéimer o el síndrome de piernas inquietas aún no tienen cura, pero sí tienen tratamiento y algunas alternativas (como la auriculoterapia) que permiten a los pacientes disfrutar de una buena calidad de vida.

Muchos científicos –como el Dr. Werth– se han afanado en buscar tanto una cura como distintas formas de ofrecer la mejor calidad de vida posible a los pacientes.

A continuación te comentaremos más acerca de la acupuntura permanente y la historia de José, quien se ha animado a compartirla con el público general.

¿De qué se trata la acupuntura permanente?

La auriculoterapia o ‘auriculopuntura permanente’ podría constituir una ayuda de por vida para los pacientes. Permite aliviar a los pacientes con párkinson, esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica y otras dolencias, porque se centra en la disminución de la intensidad de los síntomas que presentan. Al hacer esto, mejora su calidad de vida.

El Centro de Medicina Neuro-Regenerativa –fundado por el creador de la auriculoterapia, el Dr. Ulrich Werth– brinda este servicio desde hace varios años y no deja de recibir a diario a pacientes de todo el mundo. 

¿Y en qué consiste la ‘acupuntura permanente’? Se trata de una acupuntura que se aplica en el pabellón auricular, con el objetivo de estimular al organismo, a partir de diversos puntos reflejos, como se hace en otras técnicas de reflexología.

Aplicando la acupuntura permanente se considera que es posible brindar a los pacientes con párkinson o cualquier otra dolencia, una mejor calidad de vida. 

Para ello, se emplean pequeñas agujas de titanio que, implantadas de manera subcutánea en el cartílago de la oreja, actúan contra el dolor de forma continua. Dichas agujas no causan dolor al paciente. De hecho, este ni siquiera nota su presencia.

¿Y por qué en esa parte en concreto? Pues bien, en la oreja, al igual que en la planta del pie, hay quienes consideran que existe una especie de ‘mapa’ en el que está representado la totalidad del cuerpo (órganos, aparatos, sistemas). De modo que, al estimular una parte en concreto de la oreja, es posible aliviar una parte concreta del cuerpo, como los brazos o las piernas, por ejemplo. 

El testimonio de José, un paciente con párkinson

Jose A. es uno de los pacientes de referencia de Centro de Medicina Neuro-Regenerativa que comparte con optimismo su testimonio vital.

Comenta que tras la implantación de las pequeñas agujas –que recordamos que son indoloras e inapreciables– notó que la mejoría fue instantánea: “Al salir de la clínica ya caminaba con paso firme; hasta mi voz había cambiado. De hecho, llamé a mi mujer y ella se sorprendió de la fortaleza que transmitía”.

También comenta que, gracias a este tratamiento, ha podido recuperar incluso unos de sus pasatiempos preferidos: la escritura.

“Me encanta escribir y el párkinson me había arrebatado la capacidad de hacerlo así que, gracias a la acupuntura permanente, pude también volver a escribir y fabular”.

Evidentemente, José no solo quería recuperar su bienestar, sino también, una de las actividades que más le gusta en el mundo, la escritura. Esta forma parte de él, de su forma de expresarse.

Como hemos podido ver, uno de los principales objetivos de la auriculoterapia es mitigar las dolencias de los pacientes, para que estos puedan gozar de bienestar en su día a día, además de recuperar cierta independencia en algunas tareas, como nos cuenta José.

Si deseas más información o consultar otros testimonios de pacientes, puedes visitar el siguiente enlace: www.parkinsonysalud.com