¿Padeces de gota? Estos son los 8 alimentos que debes evitar en tu dieta

Daniela Castro 10 marzo, 2017
Si tenemos problemas de gota debemos reducir al máximo el consumo de alimentos ricos en purinas, ya que aumentan los niveles de ácido úrico, y aumentar el de aquellos con propiedades antiinflamatorias

La gota es una de las formas de artritis más dolorosa, producida por la acumulación de cristales microscópicos de ácido úrico en el organismo.

Afecta con frecuencia las articulaciones, pero también acarrea efectos negativos en los tejidos blandos y los riñones.

Su ataque típico suele manifestarse en horas de la noche, a través de un dolor intenso y el enrojecimiento del dedo gordo del pie.

También tiende a afectar las rodillas, los tobillos y otras partes del cuerpo que son susceptibles a la acumulación de dicha sustancia.

Incluso, se estima que un 20% de los pacientes con este problema desarrollan dificultades renales y cálculos.

Dado que se genera una reacción inflamatoria, es común que se acompañe con una continua sensación de dolor, dificultades de movimiento y deterioro de las áreas afectadas.

Su causa exacta no está establecida, pero se ha vinculado con:

  • Los factores hereditarios
  • El consumo de alcohol
  • Los cambios que sufren las mujeres posmenopáusicas

Además, los malos hábitos alimenticios y el sobrepeso también actúan como desencadenante de muchas de sus crisis.

Debido a esto es primordial conocer algunos alimentos que, por su composición, pueden empeorar los síntomas.

¡Descúbrelos!

1. Carnes rojas

Carnes rojas

El consumo excesivo de carnes rojas no solo aumenta el riesgo de padecer gota sino que, en los pacientes diagnosticados, ocasiona muchas complicaciones.

  • Esto se debe a que concentran una alta cantidad de purinas, además de componentes que aumentan los niveles de colesterol y el sobrepeso.
  • Su ingesta puede causar problemas en los procesos inflamatorios del cuerpo, incrementando la retención de ácido úrico y el dolor.

Ver también: Cómo reducir el ácido úrico con la comida

2. Mariscos

Los mariscos, conocidos por muchos como “frutos del mar”, deben ser excluidos de los planes de alimentación de los pacientes con gota.

  • Por desgracia, aunque muchos de sus compuestos son saludables, contienen altos niveles de purinas, un tipo de sustancia que se descompone en el cuerpo como ácido úrico.
  • Esto quiere decir que, al ingerirlos, pueden incrementar los niveles de esta sustancia y empeorar la inflamación y el dolor.

3. Cerveza

jarra de cerveza

Si bien no se puede negar que muchos de los componentes de la cerveza son saludables para el organismo, en el caso de los pacientes con este tipo de artritis resulta poco conveniente.

Esta bebida incrementa los niveles de ácido úrico en el cuerpo y, por si fuera poco, interrumpe los procesos que se encargan de eliminar este tipo de sustancias.

Además, sus compuestos afectan de forma directa los procesos inflamatorios de las articulaciones, a la vez que incrementan la rigidez y la dificultad de movimiento.

4. Bebidas azucaradas

Los refrescos y bebidas azucaradas contienen jarabe de maíz y fructosa, además de edulcorantes artificiales que incrementan la producción de ácido úrico.

Su ingesta diaria aumenta de forma considerable el riesgo de desarrollar trastornos metabólicos, además de patologías inflamatorias como la artritis y la gota.

De hecho, el consumo de bebidas carbonatadas está vinculado con el aumento de la tendencia a dificultades óseas en la edad adulta.

5. Pescado blanco

Pescado

Mientras que algunos tipos de pescados son favorables para el control de la inflamación y el dolor, el pescado blanco resulta perjudicial para los pacientes con acumulación de ácido úrico.

Este alimento contiene entre 50 y 150 mg de purinas, las cuales ocasionan dificultades en el tratamiento de la gota.

Entre estos pescados cabe mencionar:

  • Bacalao.
  • Lubina.
  • Bacaladilla.
  • Dorada.
  • Merluza.

6. Legumbres

Por su contenido de purinas, las legumbres deben ingerirse de forma moderada en casos de hiperuricemia grave o gota.

Estos compuestos químicos, presentes en las células de algunos alimentos de origen animal y vegetal, ocasionan dificultades en el tratamiento de este tipo de enfermedades.

No obstante, cabe mencionar que la concentración de purinas en las legumbres está muy por debajo de la de otros alimentos como los extractos de carnes y las conservas de pescado.

7. Champiñones

champiñones

Deliciosos, exóticos y bajos en calorías, los champiñones son una fuente de nutrientes que muchos gustan añadir en múltiples recetas.

Sin embargo, quienes padecen esta enfermedad deben limitar al máximo su consumo, ya que, al ingerirlos, aumentan la concentración de cristales de ácido úrico en las articulaciones.

Te recomendamos leer: Los champiñones, excelentes depuradores de tu sangre

8. Hígado

Si bien se recomienda para superar las crisis de anemia causadas por la deficiencia de hierro, no es la mejor opción alimentaria para los pacientes que padecen continuas crisis de gota.

Tal y como ocurre con otras fuentes alimentarias de origen animal, tiene una alta concentración de purinas que resulta perjudicial.

Evitar al máximo los alimentos mencionados durante el tratamiento de la gota es determinante para minimizar y superar sus síntomas.

En su lugar, se recomienda el consumo de alimentos con propiedades antiinflamatorias, analgésicas y depurativas que contribuyen, en gran medida, a la eliminación de esta sustancia.

Te puede gustar