¿Padeces problemas de tiroides? Mira cómo puedes enterarte - Mejor con Salud

¿Padeces problemas de tiroides? Mira cómo puedes enterarte

Aunque algunos de estos síntomas pueden deberse a otras condiciones que no están relacionadas con la tiroides siempre es conveniente acudir al especialista para descartar problemas y obtener un diagnóstico adecuado
hipotiroidismo

A pesar de su gran importancia, la glándula tiroides suele pasarse por alto.

Esta glándula participa de manera activa en diversos procesos del organismo, estos, en su mayoría, relacionados con el metabolismo.

Aunque su tamaño pueda no ser tan sorprendente, su alcance sí lo es.

Su funcionamiento se da gracias a la producción de hormonas como la tiroxina y la triyodotironina, que son transportadas por la sangre a través del sistema circulatorio periférico.

Una vez llegan a cada uno de sus destinos, se encargan de activar y mantener el ritmo vital.

¿Cuáles son las funciones principales de las hormonas pertenecientes a la tiroides?

  • Influyen en el funcionamiento del sistema muscular.
  • Son fundamentales con respecto al sistema nervioso, tanto central como periférico.
  • Regulan la asimilación proteica.
  • Contribuyen en el crecimiento adecuado del organismo.
  • Favorecen el metabolismo.

Ver también: ¿Conoces los síntomas y causas de los principales problemas hormonales?

Problemas asociados a la glándula tiroides

Mujer con problema de tiroides

Debido a la participación activa de esta y las hormonas que produce, cuando la tiroides comienza a fallar trae consigo diversos problemas.

Entre los más importantes encontramos:

  • Cáncer de tiroides.
  • Bocio o agrandamiento.
  • Tiroiditis o inflamación.
  • Hipotiroidismo o deficiencia hormonal.
  • Hipertiroidismo o suficiencia excesiva de las hormonas.
  • Nódulos o bultos.

¿Cómo detectar problemas en la tiroides?

Teniendo en cuenta el papel que representa la glándula tiroides en el desarrollo del organismo, es fundamental aprender a detectar la aparición de los padecimientos relativos a ella.

De esta forma pueden prevenirse a tiempo y evitar un mal mayor.

Aunque se trata de enfermedades diversas, suelen compartir características en cuanto a su cuadro sintomatológico.

En ese orden de ideas, les expondremos las señales más claras para tenerlas en cuenta.

1. Pérdida o aumento de peso sin razón aparente

Pérdida incontrolada de peso

El problema frente a este indicador se centra en la razón o el motivo por el cual ocurre. Este sí existe, aunque pueda ser desconocido.

Lo más seguro con respecto a la pérdida y el aumento de peso desmedido es que estén relacionados con problemas en la glándula tiroidea.

La importancia frente al metabolismo es el factor más determinante. Cuando se produce mayor cantidad de hormonas, el cuerpo entra en un estado inestable, por lo que disminuye de peso sin ningún control.

En el caso contrario se experimenta un décifit hormonal de la tiroides. Debido a esto, el peso corporal incrementa de manera exagerada.

2. Problemas reproductivos

Siendo tan relevante la tarea de esta glándula frente a la producción hormonal, cuando falla, los problemas reproductivos pueden ser una señal bastante notoria.

  • En las mujeres puede alterarse el ciclo menstrual.
  • En el caso de los hombres, disminuye el deseo de mantener relaciones íntimas.

3. Estreñimiento

Estreñimiento

El proceso digestivo es uno de los que más afectados y entorpecidos se ven cuando la actividad hormonal perteneciente a esta glándula se disminuye.

De tal manera, la absorción nutricional de los alimentos también se ve reducida. En ese orden de ideas hace presencia el estreñimiento.

Al no procesar de forma adecuada la comida, los residuos que hay que expulsar resultan siendo muy pocos, lo que provoca dificultades al momento de evacuar.

4. Cambios de ánimo

Otro factor determinante a la hora de detectar problemas con la glándula tiroides es el estado de ánimo. Si una persona es poco estable puede deberse al tema en cuestión.

Los más relacionados con esta inestabilidad fisiológica son los cambios de humor, la angustia, el estrés, la ansiedad e incluso la depresión. Sin duda alguna, no debe pasarse por alto.

Te recomendamos leer: Consejos útiles para mejorar el estado de ánimo

5. Dolores repentinos en el cuerpo

Escalofríos y dolores pélvicos

Los dolores en el cuerpo pueden deberse a un sinfín de factores. No obstante, dentro de estos, la alteración en la tiroides es de los principales.

En el caso de deberse a un problema con esta glándula, los más característicos son aquellos que se presentan en los tendones o en diferentes grupos musculares.

Acudir al médico de confianza

Los signos ya mencionados pueden ofrecer una gran mano en cuanto al reconocimiento de problemas en esta importante glándula. No obstante, si tenemos alguna duda al respecto, lo más aconsejable es acudir al médico de confianza.

En caso de percibir uno o más de estos síntomas, lo más adecuado es asegurarse y optar por un tratamiento profesional.