¿Padeces rosácea? 6 cosas que debes evitar

09 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
Los brotes de rosácea pueden ocurrir por el contacto con sustancias irritantes de los productos cosméticos. Incluso, pueden aparecer por una crisis de estrés. ¿Qué se debería evitar?
 

La rosácea es una afección cutánea frecuente, que provoca enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles en la cara. Asimismo, puede ocasionar bultos pequeños y rojos, en algunos casos, llenos de pus.

Esta condición puede aparecer en cualquier persona; sin embargo, afecta con mayor frecuencia a mujeres de mediana edad con piel blanca. Por otra parte, sus signos pueden brotar durante un período de semanas a meses y, luego, disminuir por un tiempo.

En ocasiones, su sintomatología se confunde con el acné, alguna reacción alérgica u otros problemas de la piel. ¿Cómo evitar los brotes? Hay algunos cambios en el estilo de vida que pueden ayudar.

Cosas que debes evitar si padeces rosácea

Si tienes rosácea, te habrás dado cuenta de que algunos productos irritan y empeoran tu piel. Incluso, aquellos que dicen ser para pieles sensibles, pueden provocar un efecto adverso.

Aunque cada piel reacciona de manera diferente, y no todos los ingredientes afectan por igual, te contamos 6 cosas que deberías evitar para no aumentar este problema. ¡Conoce cuáles son!

Mujer con rosácea
La rosácea se manifiesta por una visibilidad de los capilares sanguíneos en la superficie de la piel, además de síntomas como calor e irritación en algunos casos.

1. Los alcoholes

Según una publicación de la National Rosacea Society, en una encuesta realizada a 1.066 pacientes, el alcohol fue un factor irritante en un 66 % de los casos estudiados.

 

En relación a esto, resulta importante evitarlos, ya que deshidratan y dañan la barrera protectora de la piel. De hecho, puede impedir que esta se regenere de forma natural, lo cual causa aún mayor irritación.

El alcohol se usa en lociones para pieles grasas o con acné, y suele aparecer en la lista de ingredientes como alcohol desnaturalizado, alcohol SD o propanol. Por lo tanto, siempre es recomendable leer las etiquetas.

2. Ciertos ingredientes exfoliantes

Aquellas exfoliaciones en las que es necesario frotar un cepillo, una toalla o un producto como el azúcar sobre el cutis, no son recomendables para la rosácea.

Por su parte, algunos ingredientes exfoliantes que actúan a nivel químico, sin maltratar la piel, sí podrían ayudar a remover las células muertas de forma delicada.

Hay que tener en cuenta que los siguientes productos no son aptos para pieles sensibles y, mucho menos, para personas con rosácea.

  • Polvo de carbón vegetal: no distingue entre las células muertas y el tejido sano de la piel, convirtiéndolo en un agente exfoliante muy agresivo sobre todo para la rosácea.
  • Extracto de pomelo: hace que los vasos sanguíneos queden más cerca de la superficie, lo que produce un enrojecimiento y un aumento de los casos de dermatitis irritante.
  • Alfa hidroxy acids o AHAs: aunque son exfoliantes químicos comunes, resultan ser abrasivos para pieles sensibles o con rosácea. Entre ellos, se encuentran el ácido cítrico, ácido láctico o ácido glicólico.

3. Los perfumes y fragancias

 

Si eres de las personas a las que les gustan los productos con algún olor, te vas a llevar una triste sorpresa. Y es que las fragancias añadidas a los productos, sean sintéticas o de origen natural, irritan con frecuencia la piel.

Según la publicación mencionada anteriormente, una de las causas principales de la dermatitis alérgica son las fragancias. Estas causan más problemas en la piel que el contacto con cualquier otro ingrediente. Además, para fijar las fragancias y conservar su aroma, algunos productos llevan alcohol, otro elemento irritante.

Perfume.
Las fragancias pueden resultar irritantes para personas con pieles con rosácea.

Lee también: Tratamientos caseros para la dermatitis alérgica

4.  El estrés

El estrés también es un activador común de la rosácea. Es importante seguir técnicas de gestión del estrés como la relajación, el yoga, la respiración profunda, el tai-chi, etcétera. Estas actividades pueden ayudar a disminuir los niveles de estrés y controlar los síntomas.

5. La luz solar

La luz solar es uno de los detonantes de la rosácea habituales. Si padeces de esta afección de la piel, es importante usar protector solar de al menos 30 SPF siempre que sea posible, incluso cuando esté nublado.

 

Quizá te interese: ¿Es recomendable aplicar el protector solar en la ciudad?

6. La alimentación

La salud del intestino y la piel van de la mano. En relación a esto, un estudio publicado en British Journal of Dermatology, sugiere que podría haber un vínculo entre algunas enfermedades gastrointestinales y la aparición de rosácea.

Por ello, se debería limitar el consumo de ciertos productos como el alcohol, las comidas picantes o copiosas, las grasas trans, los refinados, entre otros.

¿Cómo saber si tienes rosácea?

Esta condición debe ser valorada por un dermatólogo. Este será el encargado de examinar la piel y determinar si es rosácea o alguna otra afección de la piel. Además, podrá encontrar el tratamiento adecuado según el caso. Aunque la rosácea no tiene cura, estos consejos te podrían ayudar a reducir sus síntomas.

  • Bodom RD, James WG, Berger T. Andrew’s Diseases of the Skin. Dermatology. 9th ed. Philadelphia, Pennsylvania: WB Saunders Company; 2004. p. 300-3.
  • Vin-Christian K. Acne rosácea as a cutáneos manifestation of VIH infection. J Am Acad Dermatol. 1994;(30):139.
  • Plewig G, Jansen T. Rosácea. En: Fitzpatrick. Dermatología en Medicina General. 6ta ed. Santa Fe de Bogotá: Editorial Médica Panamericana; 2005.
  • Egeberg, A., Weinstock, L. B., Thyssen, E. P., Gislason, G. H., & Thyssen, J. P. (2017). Rosacea and gastrointestinal disorders: a population-based cohort study. British Journal of Dermatology. https://doi.org/10.1111/bjd.14930