Pajitas de metal: una alternativa para reducir el plástico

Las pajitas de metal se han convertido en una opción interesante para disfrutar las bebidas sin causar contaminación ambiental. ¿Por qué deberías utilizarlas? Aquí te lo contamos.

Las pajitas, también conocidas como pitillos, popotes o sorbetes, son un utensilio que se emplea frecuentemente para pasar un líquido de un vaso a la boca. Por desgracia, actualmente constituyen más del 0,02 % de los 9 millones de toneladas de plástico que llegan anualmente al mar. ¿Conoces las pajitas de metal

La mayor parte de las pajitas que se utilizan en todo el mundo son fabricadas en plástico o polietileno. Sin embargo, debido a los daños ambientales que ocasionan, se han buscado opciones para elaborarlas con materiales biodegradables o reutilizables. 

Precisamente, en esta ocasión queremos mencionar de manera especial las pajitas de metal, ya que son cada vez más populares entre quienes buscan alternativas amigables con el medioambiente. ¿Cuáles son sus ventajas? ¿Cómo se limpian? A continuación respondemos estos interrogantes.

¿Por qué deberías usar pajitas de metal? Sus ventajas

Vasos con pajitas
La principal función de las pajitas es obtener el líquido de los vasos sin estar en contacto con este directamente.

El uso de pajitas va más allá de consumir las bebidas con más comodidad, aunque, en muchos casos, son innecesarias. Inicialmente se fabricaron como una alternativa para disminuir el riesgo de contraer enfermedades al tener contacto con recipientes mal lavados, como botellas, vasos, tazas, etc.

El inconveniente es que se empezaron a elaborar en plástico, ya que es un material manejable y económico. Además, desde que se fabricaron por primera vez, su uso a nivel mundial fue inevitable. Por supuesto, las consecuencias empezaron a hacerse notorias años más tarde, tras identificar que también contribuyen a la contaminación ambiental.

Por suerte, gracias a las campañas para reducir su uso, muchos las han descartado cuando no es necesario emplearlas. Asimismo, como era de esperarse, también se empezaron a buscar otras opciones para remplazar el plástico a la hora de fabricarlas.

En redes sociales, especialmente en Instagram, se ha vuelto tendencia el uso de pajitas de metal a la hora de consumir zumos, batidos, smoothies o cualquier otra bebida. ¿La razón? Son 100 % reutilizables y contribuyen significativamente a cuidar el medioambiente.

No dejes de leer: 12 ideas para aprovechar las botellas de plástico que no utilizas

Son más resistentes y duraderas

Pajitas y pajita de metal
Al ser fabricadas en acero inoxidable son reutilizables y fácilmente lavables.

Las pajitas de metal están hechas en acero inoxidable, por eso son más duraderas y resistentes que las de plástico. Inclusive, el material se mantiene en óptimas condiciones sin importar la temperatura o textura que tengan los líquidos.

Son reutilizables

A diferencia de las fabricadas en plástico y otros tipos de materiales, las pajitas de metal son 100 % reutilizables y pueden durar muchos años con el debido cuidado. ¿Qué significa esto? Por supuesto, que estarás reduciendo el consumo de plástico y, a su vez, ahorrando dinero.

Las puedes llevar a todas partes

Si quieres marcar la diferencia en todos los lugares que visitas, puedes mantener este utensilio a la mano. Por fortuna, se puede transportar sin problemas en el bolso o mochila, ya que no ocupa mucho espacio y tampoco hay riesgo de que se rompa.

No se doblan

Las pajitas fabricadas en plástico suelen ser blandas y se agrietan con mucha facilidad. Por su parte, las elaboradas en acero inoxidable son de alta calidad y no tienen este tipo de problemas. Mantienen su forma original todo el tiempo, por lo que siempre estarán listas para usar.

Ayudan a cuidar el medioambiente

Pajitas
Las pajitas de plástico son responsables de un parte de contaminación por plásticos en mares y océanos.

El plástico es uno de los elementos que más daño causa en los entornos naturales. Por eso, por más que parezca un gesto pequeño, evitar las pajitas de plástico es muy beneficioso para contribuir al cuidado del medioambiente. Así, te sobran razones para emplear las pajitas de metal.

Lee también: Cómo quitar el mal olor de los recipientes de plástico

¿Cómo se lavan las pajitas de metal?

Por obvias razones, para que el uso de pajitas de metal sea seguro, es importante saberlas desinfectar. No podemos ignorar que en su interior se acumulan residuos de bebidas que pueden propiciar un ambiente idóneo para las bacterias. Asegúrate de usar alguno de los siguientes métodos:

  • Lavar con agua y jabón antibacteriano, usando el cepillo que viene especialmente diseñado para estos utensilios.
  • Esterilizar en agua hirviendo.
  • Lavar con una solución de vinagre blanco, agua y bicarbonato de sodio. Por supuesto, usar el cepillo para quitar cualquier resto que pueda haber en el interior.

¿Dónde puedes conseguir pajitas de metal?

Por la popularidad que han ganado en el último año, las pajitas de metal ya están disponibles en muchos comercios de utensilios de cocina. Sin embargo, también se pueden adquirir a través de Internet junto a las herramientas para su limpieza. De hecho, las puedes encontrar en diferentes colores y diseños. ¡Adquiérelas!

  • UNEP. (2017). Exploring the potential for adopting alternative materials to reduce marine plastic litter. Unep. https://doi.org/10.13140/RG.2.2.26075.87849
  • Rigamonti, L., Grosso, M., Møller, J., Martinez Sanchez, V., Magnani, S., & Christensen, T. H. (2014). Environmental evaluation of plastic waste management scenarios. Resources, Conservation and Recycling. https://doi.org/10.1016/j.resconrec.2013.12.012