7 palabras japonesas que facilitarán tu crecimiento personal. ¡Maravillosas!

Descubrir la filosofía de otras culturas a través de sus palabras nos ayudará a concebir la vida de otra forma diferente y a centrarnos un poco menos en nuestros fallos

Cuando nos adentramos en otros idiomas y en sus palabras, descubrimos la forma en que las demás culturas organizan su mundo, su percepción de la vida e incluso su universo personal.

La cultura japonesa se caracteriza por disponer de términos que engloban una serie de ideas con las que un occidental siempre se va a sentir sorprendido, atraído e incluso cautivado.

Nos invitan a una profunda reflexión y, ante todo, a incorporar determinados conceptos que, en sí mismos, son ideales para favorecer cambios, para crecer personalmente, para asumir otras perspectivas y, ante todo, para enriquecernos cultural y psicológicamente.

Hoy en nuestro espacio te invitamos a ello. Estamos seguros de que te va a resultar tan interesante como curioso.

1. Ikigai, nuestro motivo para existir

Todos deberíamos tener nuestro propio ikigai. Un motivo, un propósito, una ilusión u objetivo vital que nos confiera fuerzas y energía cada mañana para empezar el día.

  • Para los japoneses, es importante que cada persona tenga su ikigai, ese motivo para existir.

Sin embargo, como ya sabemos, no todos lo han descubierto aún. De ahí que pasemos muchas temporadas como perdidos, sin un rumbo y una motivación que nos encamine hacia una felicidad real y tangible.

Un concepto, sin duda, interesante en el que deberíamos pensar.

Descubre los 5 tipos de felicidad que debes experimentar

2. Kintsukuroi, reparar en oro nuestras heridas

kintsukoroi

La filosofía del kintsukuroi tiene mucho que ver la resiliencia, con ese arte delicado y preciso mediante el cual logramos reparar nuestras heridas para alzarnos como seres más fuertes, más dignos, más hermosos.

  • En la cultura japonesa, el kintsukuroi hace referencia una técnica que tiene como objetivo repara las piezas de porcelana rotas.
  • Antes de desecharlas, los artistas unen esos pedazos mediante una masilla que contiene polvo de oro.
  • Las grietas quedan a la vista, porque esas vetas demuestran la fortaleza y a un objeto único que cuenta su propia historia.

3. Aware, o la tristeza de la fugacidad

La vida discurre rápida, no espera a nadie, es fugaz, intensa y a instantes implacable. Los amores, a veces, terminan, las amistades caducan, lo que antes nos parecía seguro acaba finalizando, obligándonos a empezar de cero.

En todos esos procesos está el “aware”, una de las palabras más trascendentes del idioma japonés.

Con ella se trasmite ese tristeza ante la fugacidad de las cosas pero, a su vez, la necesidad de seguir avanzando, cerrando etapas para iniciar otras nuevas.

Descubre también los inconvenientes de ser sincero

4. Majime, la persona que sabe ser responsable

En japonés, “majime” significa literalmente persona seria.

No obstante, más que entenderlo como el clásico perfil poco espontáneo, cerrado y de apariencia imponente u hosca, hace referencia ante todo un carácter fiable.

Se trata de alguien en quien podemos apoyarnos, porque son personas muy responsables, que no juzgan ni hacen dramas de nada ni de nadie.

5. Nankurunaisa, una de las palabras más hermosas

nankurunaisa palabras japonesas

Nankurunaisa es, sin duda, una de las más hermosas palabras del japonés antiguo.

Hace referencia a esa idea tan clásica dentro de la psicología motivacional, del crecimiento personal e incluso de la espiritualidad donde se nos insta a confiar en el futuro.

Todos hemos pasado por esas épocas en que, en medio de la adversidad, la única opción que nos queda es confiar.

Así, debemos entender que el paso del tiempo, junto con nuestra voluntad de acción y nuestro ánimo, hará que todo se arregle, que todo sane y que las oportunidades que esperamos vuelvan a acontecer en nuestro horizonte.

6. Gaman, soportar con dignidad las dificultades

Gaman es otro de estos términos que se vinculan directamente a las raíces del budismo y que nos proponen una exquisita filosofía en la cual, reflexionar para ver la vida de otro modo. 

Esta palabra recoge en realidad varias ideas:

  • Capacidad de autocontrol.
  • Necesidad de tener paciencia.
  • Resistencia para aguantar esas épocas tan duras y complejas.
  • Necesidad de ser resilientes, de aunar dignidad y fortaleza.
  • Capacidad de superación y de intentar hacer algo cada día para sentirnos un poco mejor.

A su vez, “gaman” integra una idea igual de importante y valiosa: no descuidar a los demás.

No debemos ser una carga ni incomodar, sino alzarnos como personas comprensivas que, aun en medio de nuestros problemas, logramos tener en cuenta a quienes nos rodean.

7. Wabi-sabi, la belleza de la imperfección

MONO_NO_AWARE

Wabi-sabi es otro término igual de interesante que ahonda ante todo en la estética, el arte y la naturaleza. Sin embargo, podemos aplicarlo a nuestra realidad personal y a la psicología cotidiana sin problemas.

  • Hace referencia a la belleza que existe en esas cosas que, en apariencia, parecen imperfectas.

A su vez, nos trasmite la idea de que lo verdaderamente hermoso es aquello más simple, más elemental y puro, sin importar los pequeños defectos o imperfecciones.

  • Algo así lo podemos aplicar, sin duda, a nuestra vida cotidiana para corregir esa obsesión tan común de idealizar la belleza, de buscar la perfección en nuestras vidas, en nuestros cuerpos o incluso en nuestras relaciones.

Lee también “sabiduría de Japón para ser más felices cada día”

Aceptemos que somos falibles y hermosamente imperfectos. Aprendamos a aplicar estas sencillas pero interesantes ideas de la cultura nipona en nuestro día a día.

Te puede gustar