Palitos de mozzarella

Los palitos de mozzarella son un “must” en los menús de los restaurantes tipo americano y bares deportivos. Es una de las entradas estrellas, pero sin pretensiones, perfecta para acompañar unos refrescos entre amigos.

Por estas razones te traemos la receta, para que los incluyas en tu recetario particular de entrantes. Ya sean fritos u horneados, los también llamados dedos de mozarrella, no se discute, son deliciosos y complementan cualquier reunión o encuentro familiar.

Acompañados con mayonesas saborizadas, salsas barbacoa, picante, salsa pesto o una salsa de tomates frescos son una buena opción de tapas o pasabocas.

Receta de los palitos de mozzarella

La preparación es sencilla, sin embargo, no todos logran el resultado crujiente que caracteriza a los palitos de mozarrella. El secreto aquí revelado es trabajar a temperatura fría el queso para poder manejarlo sin que se derrita antes de lo previsto.

El empanado en esta receta se acompaña con hierbas, preferiblemente una combinación de hierbas italianas como el romero, para alcanzar ese sabor similar al de la pizza.

Ingredientes:

palitos de pollo con queso

Para 15 palitos de mozarrella:

  • 400 g de queso mozarrella
  • 200 g de harina de trigo
  • Tres huevos batidos
  • 100 g de pan rallado
  • Hierbas provenzales o mix de hierbas italianas (romero, albahaca, etc)
  • Aceite para freír
  • Sal
  • Pimienta

Utensilios:

  • Un cuchillo
  • Una sartén profunda
  • Papel de cocina o servilletas

Preparación:

  • Para trabajar con más facilidad los palitos de mozzarella es recomendable que el queso esté firme, para ello, mantenlo refrigerado y retira los residuos líquidos.
  • Corta el queso en rectángulos de un centímetro de grosor y de largo similar al dedo índice. Retira el exceso de líquido con una servilleta y lleva al refrigerador por 20 minutos, hasta que endurezcan.
  • Coloca en un plato la harina de trigo, en otro plato los huevos batidos y en un tercer plato el pan rallado mezclado con las hierbas provenzales, la sal y la pimienta molida.
  • En una sartén profunda coloca una cantidad generosa de aceite a fuego moderado. Deja calentar unos minutos.
  • Saca los palitos de mozzarella del refrigerador, pásalos por harina, luego los sumerges en los huevos batidos y por último empana con la mezcla de pan rallado.
  • Lleva a fuego por tres minutos o hasta que se doren los dedos de mozzarella. Retira del fuego y pon sobre una servilleta para que absorba el exceso de grasa.
  • Sirve inmediatamente, acompañado con la salsa que más te guste.

Datos de interés:

  • El queso mozzarella de búfala es perfecto para realizar este platillo.
  • También sirven otros quesos de similar consistencia.
  • Si deseas un empanado más crocante, añade al pan rallado hojuelas de maíz trituradas.
  • Una opción menos grasosa es hornear los palitos. Llévalos al horno a 170º C por 8-10 minutos. Retira cuando ya veas que estén dorados.
  • Asegúrate de sellar muy bien con el empanado los palitos de mozzarella, esa es la garantía de que mantenga su forma al momento de freírlos.
salsas

  • Otra opción más elaborada es enrollar los dedos de mozzarella en masa wanton. El dedo se coloca en uno de los bordes y se enrolla. Se lleva a fritura profunda.
  • Acompaña los palitos de mozzarella con una variedad de salsas, como el pesto a base de albahaca, aceite de oliva, parmesano y piñones; y una salsa de tomate tradicional, con tomates pelados, aceite de oliva, ajo, cebolla picada en brunoise y hierbas. ¡Italianísimo!
  • Las hierbas provenzales que te recomendamos usar deben ser secas. Una composición mixta de tomillo, orégano, albahaca, perejil, estragón, etc.
  • Si eres un amante del contraste de sabores, acompaña estos palitos con una mermelada agridulce de melocotón, pimentón o una salsa de ciruela.
  • Completa este combo de fiesta con una serie de alitas de pollo tipo “búfalo wings”, conchas de papa o frutos del mar rebozados y un trío de salsas.
Te puede gustar