Pan de ajo casero: un manjar salado

Mariela Ibarra Piedrahita · 13 febrero, 2019
Aunque podemos preparar el pan de ajo añadiendo el preparado a una barra normal, al elaborar nosotros el pan conseguiremos un sabor más intenso al incluirlo desde el principio.

El pan de ajo es irresistible para los amantes de lo salado y de la comida mediterránea. Sirve para acompañar diversas comidas, desde una rica pasta hasta un simple plato de pollo y ensalada de canónigos, por ejemplo.

También se puede preparar para disfrutarse a modo de bocado entre horas o bien, como aperitivo antes de una reunión.

La cuestión está en prepararlo con ingredientes de calidad. Desde la masa hasta el propio ajo y el aceite de oliva. Y a la hora de agregar la sal, hay que hacerlo con mesura, para no caer en excesos.

Receta de pan de ajo casero

Ingredientes

  • Perejil fresco.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 taza y media (150 ml).
  • Una pizca de sal. 
  • 1 taza de harina (250 g).
  • 1 cucharadita orégano (5 g).
  • 3 cucharaditas de aceite de oliva (15 g).
  • 1 sobre de levadura en polvo (12 g).
Cabeza y dientes de ajo

Preparación

  • Pica finamente el ajo, el orégano, el perejil y colócalos en un mortero.
  • Machaca los ingredientes muy bien, hasta formar una pasta.
  • En un vaso con un poco de agua (menos de 4 dedos) disuelve la levadura. Remueve con una cuchara hasta que dejen de formarse grumos.
  • En una superficie lisa y limpia (puede ser una encimera) forma un volcán con la harina y agrega en el hueco el agua con la levadura.
  • Lentamente empieza a adicionar el resto del agua y ve incorporándola a la harina.
  • Aprovecha para colocar la pasta que tienes en el mortero, la sal y el aceite de oliva y mezclar todo apropiadamente.
  • Amasa vigorosamente hasta que obtengas una masa esponjosa y suave.
  • Deja reposar durante una hora en un bol cubierto con un paño, para que la masa fermente.
  • Una vez ha pasado este tiempo, vuelve a amasar y dale una forma alargada a la masa.
  • Deposita la baguette en una bandeja recubierta con papel para hornear.
  • Pinta con una brocha de cocina la superficie de la masa con un poco de aceite y después hazle cortes superficiales a la masa.
  • Deja reposar nuevamente sobre la bandeja cubriendo la masa con el paño, esta vez durante cuarenta minutos.
  • Precalienta el horno a 180° C.
  • Hornea la baguette durante 20 minutos aproximadamente, o hasta que la masa se dore y adquiera una apariencia brillante.
  • Retira del horno y deja enfriar durante 10 minutos antes de rebanarlo para evitar que el pan se deforme.
  • Una vez que tienes el pan rebanado, puedes servirlo como acompañamiento de alguna de tus recetas, ya sea en un plato grande o en los platos individuales, donde servirás los demás alimentos.
Pan de ajo casero con pimiento.

Algunos consejos

El secreto de esta receta radica en lo bien preparada que quede la pasta de ajo con las especias, por lo tanto es importante que le dediques tiempo a este paso.

En el caso de que la masa te haya quedado muy aguada y no la puedas amasar, te recomendamos agregar un poco más de harina. Si por el contrario, ha quedado muy compacta lo mejor es que le incorpores dos o tres cucharadas de agua.

Sabrás que la masa está en el punto correcto cuando puedas manipular la masa, sin que esta se quede pegada a tus dedos.

Otra forma de presentar el pan con ajo casero es darle una forma diferente, como una trenza. Corta la masa en tres partes del mismo tamaño y haz tiras con la masa. Une los extremos de un lado y trenza la masa como si se tratara de cabello, eso sí, cuida de no ir a romperla. Cuando termines, une los extremos con un poco de agua y ya está, listo para hornear.

Existe la opción de no incorporar el ajo y las especies en el pan, sino que se taja en rodajas cuando esté horneado y sobre las rodajas se unta la mezcla que preparaste en el mortero, puedes usar el método que más te guste, aunque debes tener presente que el resultado final será muy diferente.

Si usas levadura fresca debes tener en cuenta que el agua donde la disuelves debe estar entre 90 y 100ºC. Esto se debe a que si la pones en una temperatura menor, la levadura no se activará, y si la pones en una temperatura mayor esta morirá.

Para saber que quedó correctamente activada, debes disolverla en el agua y dejarla en un lugar cálido sin corrientes de aire, después de 5 minutos empezará a ponerse espumosa y crecerá un poco.

Antes de hornear puedes agregarle al pan ingredientes como ajonjolí o sal gruesa para decorarlos. En caso de que decidas hacerlo, debes vigilar que no se quemen, pues le darían una mala apariencia al pan.