Pan de calabacín y chocolate

Irene Peláez Díaz-Laviada 27 abril, 2015
A pesar de llevar calabacín se trata de un pan dulce que solo tiene sabor a chocolate. Gracias al otro ingrediente conseguiremos una textura más jugosa, y un extra de vitaminas

El calabacín es una planta comestible de la familia de las cucurbitáceas. Tiene un alto contenido de agua (93%) y es rico en minerales, especialmente en potasio, vitamina C y β-carotenos. Es bajo en calorías y puede prepararse de formas muy diferentes, por lo que se adapta muy bien a cualquier dieta. Este pan de calabacín y chocolate es perfecto para el desayuno o merienda. Además es una manera de que los niños tomen verdura sin darse cuenta, puesto que el calabacín le aporta a este pan humedad y jugosidad, pero no sabor.

Receta 1: Pan de calabacín y chocolate

Ingredientes:

  • 250 g calabacín
  • 250 g harina de trigo
  • 100 g azúcar moreno
  • 10 g levadura
  • 6 g bicarbonato
  • 1 pizca de sal
  • 1 cucharadita de canela (opcional)
  • ½ cucharadita de jengibre (opcional)
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 200 ml de leche
  • 50 ml agua mineral
  • 40 g de chocolate Valor (sin azúcar añadido)

Procedimiento:

Calabacines

  • Mezclar en un bol todos los ingredientes secos, es decir; la harina, el azúcar, la levadura, el bicarbonato, la sal, la canela y el jengibre. Mezclar bien con la varilla.
  • Unir aparte los líquidos, es decir; el aceite, la leche, el agua e incorporarlos poco a poco a los sólidos, batiendo constantemente hasta que la mezcla sea homogénea.
  • Añadir a continuación el chocolate derretido y volver a mezclar.
  • Por último, agregar el calabacín rallado y remover con cuidado.
  • Precalentar el horno por abajo a 200ºC.
  • Verter la masa en un molde desmontable previamente engrasado con mantequilla y hornear entre 40 y 45 minutos. Si el horno no tiene función de solo por abajo, se puede colocar una bandeja de horno en la balda de arriba para impedir el paso del calor hacia abajo.
  • Cuando esté listo (si al pinchar un palillo este sale seco), sacarlo del horno y esperar a que se enfríe del todo antes de desmoldarlo o se desmigajará.

Opción 2: Pan de calabacín

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • 200 g harina
  • 150 g azúcar
  • 4 cucharadas aceite
  • 2 huevos grandes
  • Sal
  • Canela
  • Nuez moscada
  • 1 cucharadita de royal
  • 1 cucharadita de piel de limón rallada
  • 50 g nueces picadas

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 175ºC.
  • Lavar, pelar y secar bien el calabacín.
  • Rallarlo sin que quede demasiado pequeño.
  • En un bol, añadir la harina, la canela, la nuez moscada, la levadura, la piel de limón rallada y el azúcar. Mezclar bien hasta que quede una masa homogénea.
  • Aparte, en otro bol, batir los huevos con el aceite y la sal (es mejor con un tenedor, ya que con la batidora se hace mayonesa).
  • Incorporar a los huevos a la masa de harina y mezclarlo bien con una cuchara de madera. Añadir las nueces.
  • Incorporar el calabacín hasta obtener una masa bien ligada.
  • Engrasar un molde de horno con mantequilla y verter la mezcla en él.
  • Hornear durante 50 minutos o hasta que al pinchar un palillo este salga limpio.
  • Servirlo caliente con un poco de mantequilla o incluso con un queso suave de untar.

Opción 3: Pan de calabacín

Beneficios del coco

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de trigo integral
  • 1 ½ cucharaditas de levadura
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 ½ cucharaditas de canela molida
  • ¼ cucharadita de sal
  • 3 huevos
  • 1 taza de azúcar de coco (o azúcar morena)
  • ½ taza de aceite de canola
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 2 tazas de calabacín rallado (1 calabacín grande o dos medianos aproximadamente)
  • ½ taza de pepitas de chocolate negro.

Procedimiento:

  • Precalentar el horno a 180ºC y engrasar un molde para pan, con mantequilla o aceite de aerosol para hornear.
  • En un bol, mezclar la harina, la levadura, el bicarbonato de sodio, la canela, y la sal hasta formar una mezcla homogénea. Reservar.
  • Aparte, en otro bol, batir bien los huevos, el azúcar, el aceite y la vainilla. Añadir poco a poco los ingredientes secos, el calabacín rallado y las pepitas de chocolate. Mezclar hasta que los ingredientes estén bien incorporados.
  • Verter la mezcla en el molde y hornear durante aproximadamente 1 hora y 15 minutos o hasta que al pinchar un palillo éste salga limpio. Dejar enfriar durante 15 minutos y transferir a un plato hasta que se enfríe completamente.
Te puede gustar