Delicioso pan de avena, plátano y nueces sin gluten y sin lactosa

Delicioso pan de avena, plátano y nueces sin gluten y sin lactosa

Al tratarse de un producto completamente natural y sin conservantes, se recomienda consumir el pan de avena casero en un período máximo de 4 o 5 días para que no se estropee
pan de avena, plátano y nueces

Durante muchos años el pan ha sido la base de la alimentación en muchos países.

No obstante, en la última década se ha criticado por aportar demasiadas calorías y favorecer el sobrepeso.

Por suerte, hoy en día están surgiendo muchas variedades, como este pan de avena, plátano y nueces, que demuestra que también puede ser un alimento nutritivo y saludable.

Descubre en este artículo la receta y las propiedades de este delicioso pan de avena sin gluten y sin lactosa, apto para todos.

El pan, a debate

El pan a debate

El pan no es ni bueno ni malo para la salud, sino que depende de los ingredientes con que esté elaborado y de la cantidad que vayamos a consumir.

Es un alimento rico en hidratos de carbono, los cuales son una excelente fuente de energía.

No obstante, si nos excedemos, pueden hacernos subir de peso con más facilidad.

Sin embargo, un pan preparado en casa con ingredientes de buena calidad es el complemento ideal para el desayuno o para acompañar la comida.

También hay que destacar que algunos panes se elaboran hoy en día de manera industrial, con harinas de trigo de muy baja calidad, fermentos que nos causan hinchazón al consumirlos y una gran cantidad de aditivos que el pan adquiera una textura gomosa e incomible en poco tiempo.

Ante esta situación, muchos panaderos han decidido recuperar las antiguas recetas de pan elaborado durante la noche, con paciencia y de manera artesana, y con el uso de otras harinas como la espelta, el centeno o el trigo sarraceno.

¿Quieres conocer más? Lee: Frutas para eliminar la hinchazón abdominal

¿La avena tiene gluten?

avena para el cabello

La base de este pan es la avena molida o harina de avena. Este cereal es muy nutritivo y tiene un alto contenido en proteína y fibra.

Además, es muy beneficioso para la digestión y nos proporciona sensación de saciedad.

Aunque la avena no tiene gluten de manera natural, en muchas ocasiones se procesa junto con el trigo, por lo cual puede estar contaminada

En tal caso puede ser muy perjudicial para las personas celiacas.

Si tenemos este problema, deberemos asegurarnos de que la avena que compremos especifique en la etiqueta que está libre de gluten, así como a la hora de elegir la levadura.

Pan de avena, plátano y nueces

Pan de avena, plátano y nueces

Este pan no solamente es muy saludable, sino también es muy fácil de preparar, ya que no requiere ningún proceso de amasado.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • ½ taza de aceite de oliva virgen extra (100 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • Una cucharada de azúcar (10 g)
  • 2 tazas de avena molida fina (260 g)
  • 2 plátanos bien maduros
  • 1 taza de nueces troceadas (150 g)
  • 1 sobre de levadura seca en polvo (12 g)

Visita este artículo: ¿Qué tan efectiva en la avena para controlar el colesterol?

Preparación

La ventaja de este pan es que no requiere amasado y podemos hacerlo de manera rápida y sencilla con ayuda de una batidora.

  • En primer lugar, batiremos bien los dos huevos.
  • Añadiremos el aceite y seguiremos batiendo.
  • A continuación, añadiremos el agua, los plátanos y el azúcar, y batiremos bien de nuevo.

Si la temperatura ambiental es calurosa, usaremos el agua tibia, mientras que si es más bien fría, el agua deberá estar caliente.

  • De manera gradual iremos incorporando la avena para que se mezcle bien y no haga grumos.
  • Cuando ya tengamos una masa líquida homogénea, añadiremos la levadura y volveremos a mezclar bien los ingredientes.
  • Cuando ya esté lista, incorporaremos las nueces, sin volver a batir.
  • Pondremos esta masa líquida durante media hora a la nevera para que haga reacción la levadura, por medio de la masa caliente y la temperatura fría.
  • Mientras tanto, precalentaremos el horno a 210 ºC (al menos, durante 10 minutos), para que esté bien caliente.
  • Pasados los 30 minutos veremos que la masa habrá aumentado. La pondremos entonces en un molde de pan y la meteremos al horno durante 50 minutos a 180 ºC.
  • Pasados 40 minutos introduciremos un cuchillo en la masa para ver si está listo, ya que el tiempo puede variar un poco según el molde.
  • Cuando el pan esté en su punto, compacto pero un poco húmedo, lo dejaremos enfriar fuera del horno.
  • Recomendamos conservarlo en un lugar fresco y seco y consumirlo antes de 4 o 5 días, ya que es un pan casero y natural libre de conservantes.