Pan de queso: una receta brasileña

Aunque la receta original lleva queso manchego o mozzarella, lo cierto es que podemos variarlo a nuestro gusto y podemos realizar diferentes versiones con quesos más o menos fuertes

El pan de queso es un clásico de la cocina de Brasil. También se consume en otros países, como por ejemplo Paraguay y Argentina. Recibe el nombre de “chipá” y es muy fácil de preparar y delicioso. ¡Anímate a preparar pan de queso! Resulta perfecto para acompañar las  meriendas, desayunos o comidas.

Receta de pan de queso nº1

El pan de queso se prepara con una harina especial llamada fécula, almidón de mandioca o “yuca”. En brasileño se la conoce como polvinho doce (polvillo dulce). A pesar de no ser muy conocido, este ingrediente se puede conseguir en muchas tiendas de España y otros países de forma sencilla. No es difícil hacerse con esta harina “brasileña”.

Ingredientes

  • 500 gramos de almidón de mandioca, yuca o fécula.
  • 250 gramos de queso rallado.
  • 3 huevos.
  • 1 taza de leche.
  • ½ taza de aceite.
  • 1 pizca de sal.
pan hamburguesa

Utensilios

  • Un cazo.
  • Papel de aluminio
  • Bandeja para horno.

¿Cómo lo preparamos?

  1. En un cazo, echa la leche, el aceite y la sal. Después, calienta hasta que hierva.
  2. Vierte esta mezcla sobre el almidón y remueve la mezcla bien para que no te queden grumos. Déjalo reposar hasta que se enfríe.
  3. Añade el queso rallado y los huevos uno a uno, batiendo después de echar cada ingrediente.
  4. Amasa la mezcla con las manos hasta que obtengas una masa suave y homogénea.
  5. Forma pequeñas bolas, que serán los futuros bollos de pan de queso, más o menos todas del mismo tamaño y colócalas en una bandeja con papel aluminio o de hornear. Si no tienes, con engrasar con un poco de mantequilla es suficiente.
  6. Enciende el horno y coloca la placa para cocinar durante 20 minutos.
  7. Cuando los panecillos de queso estén dorados, retira y deja que se enfríen. ¡Si es que puedes resistirte!

Quizás también te interese leer: Las mejores 5 recetas de pan proteico

Receta de pan de queso nº2

Esta segunda receta de pan de queso no varía demasiado en elaboración de la receta brasileña anterior. En este caso, le añadiremos un poco de queso manchego a la preparación.

Ingredientes

  • ½ taza de leche.
  • 1 taza de maicena.
  • 1 y ½ taza de harina de mandioca.
  • ½ taza de mantequilla.
  • 1 huevo.
  • ½ taza de agua.
  • 2 tazas de queso manchego (puede ser mozzarella).
  • ½ taza de queso parmesano.
  • 1 cucharada de polvo de hornear.

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200°C.
  2. En un recipiente mezcla la maicena, la harina de mandioca y el polvo para hornear.
  3. En un cazo, calienta la leche con el agua y la mantequilla, para que esta última se funda.
  4. Vierte el líquido sobre los ingredientes secos y mézclalo todo bien.
  5. Añade la sal, los quesos y el huevo.
  6. Con las manos, trabaja la preparación hasta obtener una masa.
  7. Forma bolitas del mismo tamaño y disponlas en una bandeja engrasada con rocío vegetal o mantequilla.
  8. Hornea durante 20 minutos o hasta que comiencen a dorarse, retira y deja enfriar unos minutos.

Si te interesa, también puedes leer: Acai, una fruta brasileña con propiedades maravillosas

Receta de pan de queso nº3

albondigas queso cheddar

En este caso, la receta de pan de queso lleva menos ingredientes, pero la “esencia” de la receta es la misma. Prepara unos riquísimos panecillos de queso en unos minutos. Como tip adicional, puedes añadir todo tipo de especias y hierbas a la masa para saborizar. ¡Prepara de diferentes gustos!

Ingredientes

  • 500 ml de leche.
  • 150 ml de aceite.
  • 500 gramos de almidón de mandioca.
  • 3 huevos.
  • 350 gramos de queso parmesano rallado.
  • 1 pizca de sal.

¿Cómo lo preparamos?

  1. Hierve la leche con la sal y el aceite.
  2. En un recipiente, echa la harina de mandioca y vuelca el líquido caliente.
  3. Mezcla bien con una cuchara hasta obtener una masa homogénea.
  4. Añade el queso rallado y los huevos. En este paso cuando puedes añadir las hierbas o especias que más te gusten.
  5. Amasa con las manos y forma bolitas que irás distribuyendo en una bandeja de horno engrasada con mantequilla o aceite.
  6. Cocina durante 25 minutos a 180°C.
  7. Sirve los panecillos tibios. Puedes cortar por la mitad y untar con mantequilla o hacer sándwiches de jamón y queso… ¡Quedan riquísimos!