Pan de mandioca, avena y chocolate sin gluten, sin lactosa y sin azúcar

Elena Martínez 14 octubre, 2017
Si bien es ideal para personas con intolerancias, aquellos que no tienen problemas para consumir gluten, lactosa o azúcar también pueden disfrutar de este pan de mandioca

Cada vez hay una demanda popular mayor de recetas que estén libres de gluten, de lactosa y de azúcar, tanto por una cuestión de salud como por la voluntad de llevar una alimentación más saludable.

El pan de mandioca, avena y chocolate que proponemos en este artículo es una opción deliciosa para quitarnos el antojo de comer dulce sin remordimientos.

Descubre los sencillos pasos para preparar este pan de mandioca que gustará a todos.

¿Qué es la mandioca?

Qué es la mandioca

A la mandioca o yuca se la conoce también como pan de tierra caliente, ya que se cultiva en América del Sur, América Central y África.

Se consume la raíz de la planta, la cual es muy rica en almidón. Con la harina de este almidón se elaboran numerosas recetas, en especial panificables.

La gran ventaja de la mandioca para muchas personas es que no contiene gluten. De hecho, esta receta es parecida a otros tipos de panes elaborados con mandioca que se elaboran en algunos países como Colombia o Paraguay.

Existen dos variedades de mandioca: la agria o amarga y la dulce. Esta segunda es la que vamos a usar para nuestro pan de mandioca.

Es fundamental destacar que nunca se debe comer la mandioca cruda, ya que resulta tóxica para la salud.

Lee también: 9 propiedades medicinales que no conocías de la yuca o mandioca

¿Son buenos los lácteos?

Son buenos los lácteos

Hay diferentes factores que influyen en el consumo de los lácteos:

  • La leche y sus derivados que se consumen hoy en día suelen ser productos poco saludables por la cantidad de sustancias añadidas que incorporan, como hormonas y antibióticos.

Los lácteos ecológicos de vacas criadas en libertad serían la excepción.

  • Hay muchas personas que no digieren bien la lactosa ya que, a medida que pasan los años, solemos perder la enzima lactasa en nuestro organismo.
  • Los lácteos están relacionados con una acumulación de mucosidad en las vías respiratorias.
  • Algunas personas sienten hinchazón en la cara o en el cuerpo si consumen lácteos por la noche.
  • Pueden ocasionar problemas de piel como dermatitis, psoriasis, etc.

No obstante, hay personas que consumen leche y derivados lácteos durante toda la vida sin ninguno de estos problemas.

Mejor sin azúcar

Mejor sin azúcar

Si queremos alimentarnos de forma saludable deberíamos adquirir el buen hábito de reducir el azúcar y los alimentos azucarados que consumimos cada día.

Si pudiéramos ver el azúcar que se esconde en las bebidas y dulces que comemos cada día quedaríamos sorprendidos de la cantidad.

Podemos optar, siempre que sea posible, por productos endulzados con miel de abeja, miel de caña, estevia, sirope de agave, azúcar de coco, etc.

Nuestro paladar se irá acostumbrando a estos nuevos sabores de manera paulatina, a medida que vayamos perdiendo también la adicción por el azúcar.

Ver también: 6 consejos para vencer la adicción al azúcar

Pan de mandioca, avena y chocolate

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 2 tazas de almidón de mandioca (300 g)
  • 2 tazas de copos de avena (90 g)
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla (30 g)
  • ½ taza de aceite de oliva suave, de girasol o de coco (110 g)
  • 2 tazas de bebida vegetal de coco, avena sin gluten o arroz (500 ml)
  • ½ taza de sirope de agave o de azúcar de coco (110 g)
  • 1 pizca de sal marina
  • 1 cucharada de levadura en polvo (12 g)
  • Chispitas de chocolate (sin leche)

Preparación

  • En primer lugar, precalentaremos el horno a 180 ºC.
  • Para una mayor facilidad, podemos hacer esta receta con la batidora.
  • Empezaremos batiendo los 3 huevos.
  • Añadiremos la esencia de vainilla, la sal, el endulzante, la bebida vegetal y el aceite, y batiremos de nuevo.
  • Incorporaremos el almidón de mandioca y la avena y volveremos a batir.
  • Por último, añadiremos la levadura y mezclaremos bien todo el preparado, que debería tener una textura bastante líquida.
  • Recomendamos usar moldes individuales de madalenas o muffins, por ejemplo, de silicona, los cuales rellenaremos unas tres cuartas partes.
  • Añadiremos entonces en cada compartimento unas cuantas chispitas de chocolate.
  • Hornearemos durante unos 40 minutos a 180 ºC. Comprobaremos que estén bien cocinados antes de sacarlos del horno.
  • En caso de utilizar moldes de silicona los sacaremos de los mismos para evitar que se humedezca la base.
  • Los dejaremos enfriar y ya estarán listos para comer.
Te puede gustar