Para qué se usan las semillas de cáñamo

Yamila Papa · 13 mayo, 2014

El cáñamo es una planta de origen asiático de la familia del Canabis Satiba que desde hace miles de años tiene gran versatilidad a nivel industrial en todo el mundo.

El cáñamo se utiliza para fabricar desde zapatos y tejidos hasta biocombustibles. Sin embargo, mucho no se conoce sobre sus semillas, que son aptas para el consumo humano y nos aportan una gran variedad de beneficios.

Su apariencia es singular, de un color verde muy intenso y alargadas, con un aroma característico, por lo que se utiliza mucho en la gastronomía.

Es ideal para las dietas vegetarianas o deportivas por su gran cantidad de proteínas. Conoce más sobre las semillas de cáñamo en este artículo.

¿Cuáles son los beneficios nutricionales de las semillas de cáñamo?

Las semillas de cáñamo son portadoras de vitaminas A, B, C, D y E. También contienen minerales como calcio, hierro y fósforo, necesarios para que nuestros tejidos y huesos estén sanos y fuertes.

Gracias a sus proteínas, contribuirán a tonificar los tendones y los músculos.

Por otro lado, las semillas de cáñamo ofrecen un alto aporte de ácidos grasos esenciales, como son los Omega 3 y 6, necesarios para el funcionamiento del sistema circulatorio y un fortalecimiento de las arterias.

Como cuentan con varios antioxidantes, ayudan a fortalecer el sistema inmune y puede contribuir a eliminar los radicales libres, que algunos expertos consideran la causa de ciertos tipos de cáncer y del envejecimiento prematuro.

Las semillas de cáñamo contienen también grandes cantidades de aminoácidos que combaten la proteína reactiva C, causante de enflamaciones y enfermedades del corazon, según un amplio estudio hecho sobre 13 mil personas.

La lista de beneficios de las semillas de cáñamo continúan.

Por sus altas cantidades de fibra ayuda a mantener nuestro cuerpo depurado y libre de toxinas, causantes de muchos problemas de salud.

Hay que sumar también el hecho de que permiten aliviar las tensiones, ansiedad, estrés, nervios, etc, se usan para el insomnio o los trastornos del sueño, entre otros.

cañamo2

Cómo podemos consumir las semillas de cáñamo

Hay diferentes maneras de incorporar a nuestra dieta diaria las semillas de cáñamo: enteras, peladas, como aceite o como leche.

Las peladas se venden en las tiendas dietéticas y pueden añadirse a cualquier preparación, como ser una ensalada, una salsa o una sopa. La cáscara es muy dura por lo que no se aconseja comprarla sino está pelada.

El aceite de cáñamo se compra en herbolarios y es uno de los más sanos que existen o se conocen hasta el momento.

Está compuesto por un 80% de ácidos esenciales. Es fuente de Omega 3 y 6 y se usa como cualquier otro aceite, pudiendo se utilizado como condimento para ensaladas u otros platos, hasta preparaciones dulces como galletas, postres o pasteles.

No se aconseja usarlo para freír, al igual que el aceite de oliva.

La leche de cáñamo se puede hacer en casa con las semillas peladas y agua, licuándolas hasta lograr un líquido blancuzco. Se puede tomar como si fuera leche de vaca.

cañamo3

Otras alternativas para consumir las semillas de cáñamo son molidas, en polvo y germinadas. Tienen un sabor similar al de la nuez y muchos veganos la utilizan para preparar helados.

El aceite de semilla de cáñamo se extrae de las vainas directamente y se usa para el cuidado personal y estético.

También se puede conseguir la harina de semillas de cáñamo, que se usa como si fuera cualquier tipo de harinas para preparar pizzas, pastas, tartas, panes, pasteles, galletas o hamburguesas vegetales.

 

cañamo4

Semillas de cáñamo versus semillas de soja

Mucho se habla de esta “batalla” entre ambas semillas, porque se considera que una es mejor que la otra en cuestiones nutricionales.

Por ejemplo, la soja tiene más proteínas y calcio que el cáñamo, sin embargo estas últimas ofrecen proteínas vegetales digestivas en mayor cantidad y ácidos grasos.

Lo bueno es que las semillas de cáñamo, por el momento, no se cultivan modificadas genéticamente como si ocurre con la soja y que no producen ningún tipo de alergias, como pasa con la soja.

La información nutricional de las semillas de cáñamo

Por cada 100 gramos el cáñamo tiene 25 gramos de proteínas, 6 gramos de ácido linolénico, 17 gramos de ácido linoleico, 18 mg de hierro, 820 mg de fósforo, 170 mg de calcio y 35 g de fibras.

cañamo5

Imágenes cortesía de Rubyran, wiros, Jason Rogers, Jennifer y stab at sleep.