¿Para qué sirve la graviola o guanábana?

Yamila Papa 18 agosto, 2014
Aunque se puede sacar provecho de toda la planta, es decir, hojas, frutos, flores, tallos, raíces y corteza, la parte más medicinal de la guanábana son las hojas

La graviola es una planta oriunda de México, Caribe, Centro y Sudamérica, del tipo perenne y endémico. Su origen es Perú y tiene muchas propiedades, tanto nutritivas como para la salud. Conoce para qué sirve la graviola o guanábana en el siguiente artículo.

Características de la graviola

La graviola o guanábana está constituida por agua, principalmente, y su pulpa ofrece decenas de nutrientes, entre ellos, altas dosis de vitamina C, ayudando a mantener equilibrados y saludables los niveles de antioxidantes en el cuerpo.

Además, cuenta con proteínas, sales minerales, potasio, calcio, fósforo, hierro y lípidos. Es bueno saber que tiene un alto valor calórico por sus hidratos de carbono, por lo que no se aconseja consumir en exceso si se está haciendo dieta.
guanabanaSin embargo, la pulpa de la graviola o guanábana se puede consumir con zumo o diluida en agua para aprovechar sus beneficios como diurético. Es un potente regulador de las funciones del cuerpo, sirve para combatir la hipertensión y las enfermedades en las vías respiratorias (sobre todo resfriados).

Junto a ello, ayuda a depurar y mantener la salud del hígado y regular los niveles de azúcar en sangre (ideal para las personas que padecen diabetes). También se pueden consumir las hojas de guanábana o graviola en el caso de pacientes con paperas y los que padecen nerviosismo o insomnio.

Lee también: Acaba con el insomnio con estos jugos caseros

Usando una mezcla de hojas y un puñado de flores de la planta se puede elaborar una infusión endulzada con miel para tratar estados gripales o diferentes convalecencias si se padece una enfermedad o tras una operación.

¿Qué más hay que saber de la graviola?

La graviola tiene muy pocos efectos secundarios, pero no se aconseja que las mujeres embarazadas la consuman en exceso (un trozo de vez en cuando está permitido).

Se puede aprovechar la totalidad de la planta, es decir, hojas, frutos, flores, tallos, raíces y corteza, siendo todo medicinal. La parte que tiene más “poder” son las hojas. En América se consume como té o licuado. La pulpa se usa para elaborar licuados, zumos, helados y postres. Su gusto es delicioso y dulce.

Otros nombres de la guanábana son catuche, catoche, corosol, masasamba, chachiman, graviola, huana huana, chirimoya brasileña, zapote, araticú, annona y pehne, todo depende la lengua o la zona donde se cultive. Igualmente, su nombre científico es Annona muricata y es frutal.

Usos medicinales de la guanábana o graviola

BEBA-JUGO-DE-GUANABANA2Las semillas pulverizadas sirven como repelente para los insectos si se unta en la piel. El agua de las hojas también es indicado para eliminar piojos y liendres, aplicando de manera tópica en el cuero cabelludo.

Se puede realizar un licuado hecho con tres hojas de guanábana y una taza de agua y beber en ayunas durante una semana seguida, puede mejorar el malestar de la quimioterapia o algún medicamento muy fuerte.

Te puede interesar: Efectos de la quimioterapia en el organismo

Además, el fruto de la graviola, cuando se consume inmaduro, es bueno contra la ictericia, una enfermedad que afecta la coloración de la piel, volviéndola amarillenta. Simplemente se debe cortar en tres trozos, quitar la semilla y licuar. Colar para consumir y endulzar con miel ya que en esta etapa tiene un sabor algo amargo.

Más propiedades de la graviola

Esta fruta tiene otras muchas propiedades, vamos a destacar algunas de ellas:

  • Combate la presión arterial alta.
  • Sirve para tratar el asma, una enfermedad que se caracteriza por obstruir la respiración.
  • No permite que las células cancerígenas se reproduzcan y tiene la capacidad de reducir los tumores, alteraciones de tejidos que producen un aumento del volumen.
  • Reduce el aumento de azúcar o glucosa en sangre (diabetes).
  • Combate los desórdenes hepáticos en general.
  • Es un excelente insecticida, ayuda a eliminar los insectos como los mosquitos.
  • Es un maravilloso amebicida, es decir que combate los parásitos, tales como la lombriz intestinal.
  • Es expectorante, ayudando a tratar todo tipo de enfermedades relacionadas con el sistema respiratorio, entre ellas bronquitis o asma.
  • Es vasodilatadora, sus hojas que previenen o corrigen la mala circulación o los derrames.
  • Las hojas tienen un alto poder sedativo, sirve para calmar los nervios y el estrés y dormir mejor.
  • Contrarresta los síntomas de la malaria, caracterizada por fiebre, dolor de cabeza y muscular.
  • Favorece a la secreción láctea, ideal para cuando la mujer está amamantando y su producción de leche es insuficiente
  • Es antiespasmódica, ayuda a prevenir o tratar las contracciones musculares involuntarias
  • Es antiulcerosa, ayuda a cicatrizar las heridas y es muy buena para la gastritis
  • Es antidiarreica, ya sea por infección o trastornos alimenticios

Efectos secundarios de la guanábana

Como es antimicrobiana, si se consume en altas dosis puede alterar la flora intestinal y causar estreñimiento o diarreas. Es preciso consumir esta fruta con moderación, comenzando con una dosis mínima y luego ir aumentándola cada día o semana.

A su vez, por sus acciones vasodilatadora, hipotensora y cardiodepresora, no está indicada en personas que sufren problemas cardíacos o sanguíneos. Tampoco en las mujeres embarazadas, aunque es bueno después del parto para tener bastante leche.

La guanábana y el cáncer

Beneficios de la guanábana
Ya adelantábamos algunos aspectos interesantes de cómo actúa la graviola en relación al cáncer. Algunas investigaciones han demostrado que es un potente anticancerígeno.  Tanto la corteza como los frutos, las hojas y las raíces de la guanábana actúan en las células del cuerpo, destruyendo las que no son buenas.

Además, sus propiedades ayudan a contrarrestar los efectos y las molestias de las sesiones de quimioterapia, sin efectos secundarios comprobados, sobre todo en cuanto a los vómitos, los mareos y las náuseas.

La graviola actúa contra los cánceres de mama, ovarios, colon, linfático, hígado, tiroideo, páncreas, próstata, riñón y pulmones.

Te puede gustar