¿Para qué sirve el suero fisiológico?

16 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
El suero fisiológico es una sustancia simple, pero muy eficiente. Se emplea en medicina para múltiples usos, y hasta salva vidas cuando la deshidratación es un factor de riesgo. Descubre más en este artículo.

El suero fisiológico se conoce también como solución salina o suero salino. Es una preparación simple que, inclusive, se puede formular de manera casera para tener en el hogar. Aunque ha sido puesto en duda, su utilidad en medicina es prácticamente indiscutible.

El preparado de suero fisiológico es una solución de agua y sal. Allí radica su sencillez y la posibilidad de prepararlo casero. La concentración de esta solución es del 0,9 %, lo que implica que posee la misma concentración de disolución que la sangre humana.

Al igualar las concentraciones, se puede decir que es un preparado isotónico. Esto significa que ni la sangre ni el suero fisiológico tienen más concentrado uno que el otro. En razón de esta característica, se puede utilizar en el cuerpo humano con seguridad.

El preparado se inventó en el año 1896. Fue el científico holandés Hartog Jacob Hamburger quien la preparó para ser utilizada en la investigación de los procesos de hemólisis. Su inventor no pretendía darle uso medicinal. Con el tiempo adquirió esta indicación.

Usos del suero fisiológico

Los sueros fisiológicos tienen muchas aplicaciones. Se pueden emplear externamente en el cuerpo, pero también internamente, inyectándose en el sistema circulatorio. Veamos las utilizaciones más frecuentes:

  • Lavado de ojos y de lentes de contacto: para este uso se sugiere que el líquido esté estéril, de manera que ni el ojo ni los lentes sufran invasión bacteriana. Suele venir el suero fisiológico para ojos en pequeñas botellitas que se consiguen en farmacias.
  • Limpieza de heridas: uno de los líquidos ampliamente utilizados para limpiar heridas es el suero fisiológico. Junto a otros preparados antisépticos, ayuda a prevenir las infecciones.
  • Uso nasal: para la nariz tapada o la abundancia de mucosidad en la vía respiratoria superior, se puede emplear a través de jeringas o inhaladores. El agua salina arrastra secreciones por gravedad. También se indica en pacientes que padecen rinitis y que sufren congestión nasal por culpa de la alergia. No solo se arrastran secreciones, sino también sustancias alergénicas. Finalmente, tras cirugías de nariz, el médico la recomienda como parte de la antisepsia posterior.
  • Hidratación: cuando el cuerpo humano está deshidratado o hipotenso por pérdida de líquidos, el suero fisiológico es un buen sustituto inicial de lo que se perdió. En general, para estos casos, se administra intravenoso a una velocidad elevada de reposición. Resulta así, útil, en gastroenteritis intensas, hemorragias profusas y quemaduras extensas.
  • Nebulización: el preparado se carga en los aparatos nebulizadores para crear un ambiente húmedo que ingrese a las vías respiratorias. Se benefician de esto las gripes, las sinusitis y las bronquitis.
Suero fisiológico para limpiar heridas

Sigue leyendo: Efectos que la deshidratación causa en tu cuerpo

Formas de presentación

El suero fisiológico se consigue en diferentes formas:

  • Ampollas: son pequeñas y estériles mientras están cerradas. Tienen la posibilidad de ser transportadas a todos lados con facilidad. Una vez que se abren, pierden su condición de estériles, pero su cantidad es tan reducida que es difícil que duren más de un uso.
  • Gotas: para el uso ocular y para nebulizar existe esta presentación.
  • Spray: posiblemente con la intención primordial de favorecer el lavado nasal, esta forma de venta al público se ofrece en farmacias. Tiene la ventaja de ser portable a todos lados.
  • Botellas: son presentaciones más grandes para otros usos que requieren mayores volúmenes del líquido. Por ejemplo, para el lavado de una herida o de una quemadura.
  • Recipientes para endovenosos: con diferentes mililitros, se utilizan en ámbitos hospitalarios. Al recipiente se le coloca una extensión, que es un tubo con una jeringa al final, la cual se inserta en la vena del paciente. De este modo, se procede a la hidratación del internado y se facilita la administración de medicación a través de la solución salina.
Suero fisiológico para la gripe.
El suero fisiológico está disponible en diferentes presentaciones. La elección entre una opción u otra depende en gran medida del uso que se le quiere dar.

Descubre más: 3 maneras de hacer un lavado nasal

Formulación casera del suero fisiológico

Como adelantamos en este artículo, el suero fisiológico puede fabricarse y componerse en el hogar. Puede ser útil realizarlo para algo específico, como la limpieza de una cicatriz que ya se desinfectó previamente y que está curando. Recordemos que lo que preparemos en nuestra casa no será estéril.

Para crear la fórmula, se pone una cucharadita de sal común en 250 centímetros cúbicos de agua. Se sigue la misma proporción para hacer más cantidad de ser necesario. Luego, se puede guardar el preparado en frascos limpios. Dura 48 horas preparado sin vencerse; después de ese tiempo hay que desecharlo.

Se puede guardar a temperatura ambiente o en una heladera. No se ha notado que una u otra metodología le prolongue la vida útil. Consideremos que la temperatura ambiente a la que se hace referencia es el clima templado, no el tropical ni los calores extremos.

Así que ya sabiendo estas utilidades del suero fisiológico, puedes emplearlo sin miedo de ser necesario. Es una solución muy útil y simple que, en casos extremos, es capaz de salvar vidas.

  • Silva, L. Dopico, and F. Oliveira Tinoco. "Recomendaciones para el empleo de solución salina 0, 9% en catéteres venosos periféricos." Enfermería Global 6.2 (2007).
  • Trujillo-Zea, Jorge Alejandro, Natalia Aristizábal-Henao, and Nelson Fonseca-Ruiz. "Lactato de Ringer versus solución salina normal para trasplante renal. Revisión sistemática y metaanálisis." Revista Colombiana de Anestesiología 43.3 (2015): 194-203.
  • Rojas, César A. "La solución salina fisiológica y su alta concentración de cloruro." Ciencia e Investigación 22.1 (2019): 27-30.