Parche proteico capaz de crear nuevo tejido muscular tras un infarto en los animales

Valeria Sabater · 29 marzo, 2020
Un parche proteico, elaborado con una molécula de la membrana epitelial, podría generar nuevo tejido funcional después de un infarto, en los animales.

Esta es una de esas noticias esperanzadoras que nos gusta compartir contigo. Científicos de la Universidad de Stanford y Columbia (Estados Unidos) han diseñado un parche proteico capaz de reparar el corazón de los animales tras un infarto.

La investigación y los resultados se han publicado en la prestigiosa revista Nature. Las conclusiones arrojan una luz de esperanza para quienes han sufrido infarto de miocardio. Aunque el procedimiento no se ha aplicado en humanos, este avance abre nuevos horizontes.

Hoy en nuestro espacio queremos hablarte de este parche proteico. Esperemos que en algunos años se convierta en una opción disponible para los seres humanos que presentan este tipo de afecciones cardíacas.

El parche proteico, una esperanza en el horizonte

¿Sabes cuántas personas fallecen al año por problemas cardíacos? Los ataques al corazón, por ejemplo, afectan a cerca de 865 000 personas en Estados Unidos, cada año, y provocan más de 179 000 muertes en el mismo lapso.

Las dolencias asociadas al corazón afectan a millones de personas en todo el mundo y encabezan la lista de enfermedades más prevalentes, en muchos países. Tener hipertensión o colesterol elevado es algo muy habitual hoy en día.

También es frecuente que este tipo de problemas afecte a más de una persona por familia, ya que involucran un componente genético. Sin embargo, esto no significa que no se pueda hacer algo por combatirlos.

Las afecciones cardíacas son una de las principales causas de muerte en todo el mundo. El mejor antídoto contra ellas es la prevención y esta comienza con un estilo de vida saludable, basado en una alimentación equilibrada y práctica regular de ejercicio.

El costo sanitario

Existe un dato que vale la pena tener muy en cuenta: el coste sanitario. El Director del Programa de Investigación en Procesos Inflamatorios y Cardiovasculares del IMIM-Parc de Salut de Barcelona (España), indicó que cada año se hace una inversión de millones de euros para tratar los infartos de miocardio.

Otras enfermedades cardiovasculares también implican altos costos para el sistema de salud. Así mismo, hay que tomar en cuenta que no se trata solo de salvar vidas, sino de favorecer la calidad de vida de las personas. Y si se produce un infarto procurar su adecuada recuperación.

Por eso, el descubrimiento llevado a cabo por las universidades de Stanford y de Columbia es, sin duda, un hallazgo prometedor, que podría abrir nuevas posibilidades para los seres humanos.

corazón

¿Es posible regenerar el corazón tras un infarto?

Como posiblemente sabes, uno de los órganos capaz de regenerarse es el hígado. Pero, ¿y el corazón? ¿Dispone también de la capacidad de crear nuevas células y, por tanto, nuevos tejidos?

  • Lo cierto es que la capacidad regenerativa del corazón es limitada. La mayoría de los cardiomiocitos siguen siendo los mismos desde que se nace, y solo una pequeña parte puede regenerarse.
  • Tras sufrir un infarto, la capacidad de regeneración del tejido del corazón es muy baja.
  • Lo que ocurre tras un infarto es que parte del músculo muere. Por lo tanto, este órgano pierde elasticidad. De esta forma, y dependiendo de la cantidad de músculo afectado, le resulta más difícil bombear la sangre.
  • El objetivo de los científicos de Stanford y Columbia era crear nuevas células madre capaces de renovar el tejido afectado tras un infarto. Hasta el momento, la introducción de células madre en el corazón no ha demostrado tener un efecto regenerativo en los humanos, como lo indican los expertos.

¿Quieres leer más? Consejos para reducir la hipertensión

¿Para qué sirve el parche proteico?

Tal y como habrás deducido ya, la finalidad de parche es la de generar nuevas células cardíacas. Para ello, se ha estudiado en concreto un tipo de proteína: la FSTL1.

  • Esta molécula biológica se halla en la membrana epitelial que rodea al corazón de los vertebrados. En el momento en que sufrimos un infarto, deja de funcionar.
  • Esta molécula es, además, esencial para favorecer el desarrollo del corazón desde que venimos al mundo.
  • La idea de esta investigación es volver a «activar» la proteína FSTL1 para que genere nuevo tejido funcional, tras un infarto.

Según la doctora Gordana Vunjak-Novakovic, directora del proyecto, los experimentos realizados en ratones y cerdos han demostrado que el parche creado con esta proteína logra crear tejido nuevo.

Se hizo, además, de dos formas. La primera consistía en el uso de una lámina de colágeno en el propio corazón.

En cuanto a la segunda, se aplicó este parche con la proteína purificada, a partir de un sistema bacteriano de expresión.

agua

¿Y cuáles fueron los resultados?

  • El corazón infartado de los animales se regeneró cuatro semanas después. Además, volvió a tener elasticidad y fuerza.
  • El trabajo, según explican los propios autores, es esperanzador. En vista de los resultados, existe la posibilidad de que en un futuro el corazón podría recuperarse de un modo funcional, tras un infarto, gracias a ese parche proteico.
  • El mayo riesgo al que debe enfrentarse un paciente que ha sufrido un infarto es que en su corazón aparezca una cicatriz, que lo vuelve menos funcional y menos elástico.
  • El parche con la proteína FSTL1 actúa como un elemento regenerativo  y natural. Así, trata el epicardio para sanarlo y favorecer su actividad.

Descubre: ¿Cómo cuidar de tu corazón si eres mujer?

Recuerda…

Los datos, como ves, son muy alentadores. Ahora bien, tal y como has leído, de momento, los estudios solo se han hecho a nivel de laboratorio y con animales.

La aplicación en los seres humanos podría tardar años e incluso décadas en llegar.

Aún así, lo que se ha logrado con este estudio es un avance notable. De seguro, servirá de base para que en un futuro quienes sufran un infarto tengan mayores garantías de recuperación total.