Pareja casada durante 75 años mueren en la misma cama con pocas horas de diferencia

Daniela Castro 8 julio, 2015
Al notar que su esposo no mejoraba y cada vez estaba peor, Jeanette también empezó a tener problemas de salud hasta quedar en una cama, tan incapacitada como el amor de su vida

Para muchos, eso del “amor eterno” es algo que solo se ve en cuentos de hadas o novelas ya que, por lo general, la mayoría de relaciones no sobreviven por mucho tiempo y es necesario conocer a varias personas para llegar a encontrar a alguien que complemente nuestra vida y nos haga sentir el amor.

Y, aunque en la mayoría de los casos es así, hay algunas historias increíbles que nos demuestran que no hay nada imposible, y que dos personas se pueden amar toda la vida, incluso, hasta la muerte.

Este es el caso de una pareja de esposos que vivía en California (Estados Unidos) quienes, con tan solo 8 años de edad, se conocieron y quedaron “flechados” uno por el otro para toda la vida, llegando a cumplir 75 años de casados hasta llegar casi juntos a la muerte.

Ni la muerte los separó

Jeanette y Alexander Toczko, una pareja de ancianos de San Diego, California, estuvieron casados durante 75 años y, curiosamente, hace poco fallecieron con escasas horas de diferencia, uno en el brazo del otro, profesándose ese amor que les unió hasta el final.

La historia de aquel amor fue documentada por Aimee Toczko-Cushman, una de las hijas de la pareja, quien la compartió para conmover al mundo entero.

Alexander Toczko y su esposa, Jeannette, originarios de Connecticut, se conocieron cuando apenas tenían 8 años de edad y, al llegar a una edad adecuada, tomaron la decisión de unirse en matrimonio, en 1940.

Según reveló su hija para el canal ABC, “No les gustaba estar separados. Era como si sus corazones latieran al mismo tiempo”.

Alexander, de 95 años, solía jugar golf, hasta que su salud empezó a empeorar como consecuencia de una caída que sufrió algunas semanas antes de su muerte. Aunque el anciano fue atendido por expertos, su salud no mejoró y empeoró con el paso de los días.

Al notar que su esposo no mejoraba y cada vez estaba peor, Jeanette de 96 años, también empezó a tener problemas de salud hasta quedar postrada en una cama, tan incapacitada como Alexander. Pero, a pesar de ya no contar con tantas fuerzas, la mujer pidió que su cama de hospital quedara cerca a la de su esposo para cuidar de él hasta el último momento.

La pareja estaba pasando por un momento muy crítico. Él no se podía levantar de la cama y ella estaba muy deprimida; sin embargo, ambos esperaban con ansias el 29 de junio, fecha en que celebrarían sus 75 años de matrimonio.

Lamentablemente, no llegaron a la anhelada fecha, pues él murió en la noche del 17 de junio y ella murió a la mañana siguiente. A pesar de esto, la pareja cumplió hasta sus últimos deseos, ya que él quería dar sus últimos respiros en los brazos de ella, y ella anhelaba reunirse con él cuanto antes.

Aimee Toczko-Cushman, quien estuvo pendiente de sus padres junto a sus otros cuatro hermanos, también reveló que ella fue la encargada de darle la noticia a su mamá. “Le dije que papá ya se había ido. Ella lo abrazó y le dijo: ‘¿Ves? Esto era lo que querías: morirte en mis brazos. Te amo. Espérame, que muy pronto estaré contigo’”.

Fue entonces cuando todos los hijos de la pareja se retiraron de la habitación para darle un momento a solas a su madre con el hombre que tanto amó toda la vida.

Para sorpresa de todos, en menos de 24 horas, encontraron que ella también se había ido. Los cuerpos sin vida estaban abrazados, tal y como ambos quizá en algún momento lo desearon.

La imagen de ese momento fue capturada en una fotografía que ya le ha dado la vuelta al mundo y que ha conmovido a millones por ser la clara evidencia de que el amor puede llegar hasta el último momento.

Jeanette y Alexander Toczko descansan juntos en el cementerio nacional Miramar, en San Diego, California.

 

Te puede gustar