¿Tu pareja habla por la noche mientras duerme?

Francisco María García 14 diciembre, 2017
El estrés, la ansiedad o la depresión pueden ser algunos de los factores que se encuentran detrás del hecho de hablar dormidos. Si se hace con mucha frecuencia podría ser conveniente tomar algunas medidas

Seguramente alguna vez has visto una película en la que alguien descubre una infidelidad o algo similar cuando su pareja habla mientras duerme.

Este es un trastorno real del sueño que se llama somniloquía. Sin embargo, si tu pareja habla por la noche, no esperes descubrir un gran secreto, pues eso rara vez ocurre.

Hablar dormidos es una situación bastante común en niños. Generalmente, se hace menos frecuente o desaparece con la edad.

Aunque su nombre significa hablar en sueños, realmente no es así.

  • La somniloquía ocurre la mayor parte de las veces en la fase de sueño profundo, en la que no soñamos.
  • La persona que habla dormida no recuerda haberlo hecho.
  • La mayoría de las veces las cosas que dice la persona mientras duerme son difíciles de entender. Pueden ser simplemente balbuceos o palabras inconexas.

A veces pueden expresarse frases completas, pero totalmente fuera de contexto. Por tanto, si tu pareja habla por la noche y parece decir algo comprometedor, poco puede servir de evidencia seria en su contra.

¿Qué puede estar causando que tu pareja hable de noche?

Dormir con alguien (incluye mascotas)

Generalmente, el hablar durante el sueño no implica ningún riesgo. Aun así, siempre es conveniente investigar las causas de la somniloquía.

Una de ellas es genética. Por tanto, si otros miembros de la familia hablan dormidos no hay por qué preocuparse.

Los episodios de somniloquía pueden ser disparados por el estrés, la ansiedad y la depresión. De ser así, es conveniente buscar asesoría terapéutica para atacar la raíz del problema y evitar males mayores.

Algunos medicamentos, el alcohol o tener fiebre también pueden generar estos monólogos nocturnos. En estos casos, basta con que desaparezca la causa para que cesen las conversaciones.

Tener un día muy agitado también puede hacer que la persona hable dormida, al igual que no dormir lo suficiente, sufrir de pesadillas o padecer de apnea del sueño.

Por ello es muy importante adoptar buenos hábitos.

En muy raros casos la somniloquía tiene que ver con problemas mentales o alteraciones serias del sueño. No obstante, si aparece de repente, después de los 25 años, puede indicar algo de fondo, y será necesaria una visita al especialista.

Ver también: Las 6 mejores infusiones para dormir

¿Qué hacer si tu pareja habla por la noche?

mujer-problemas-para-dormir

La severidad de la somniloquía es la que determinará si es necesario tomar acciones.

  • Si el hablar dormido sucede con una frecuencia de menos de una vez a la semana puede catalogarse como leve.
  • Será moderada si ocurre más de una vez por semana, pero no todas las noches, y causa cierto malestar en la pareja.
  • Si ocurre todas las noches e interrumpe el sueño de la pareja se habla de un caso severo de somniloquía.

Si tu pareja habla por la noche y ya se ha convertido en un problema incómodo, quizá sea el momento de actuar.

¿Cómo hacerlo? En un principio, despertarlo de pronto no parece la mejor elección.

Te recomendamos leer: 4 aromatizantes naturales para recuperar el sueño

Algunos consejos

Qué hacer si hablamos dormidos

  • No dormir suficiente puede causar la somniloquía. Por ello, establecer buenos hábitos de descanso y respetar las horas de sueño quizá mejore la situación.
  • Darse un baño de agua tibia y escuchar música puede inducir a un sueño más tranquilo y sin conversaciones inesperadas.
  • Asimismo, un ambiente cómodo con la temperatura adecuada también es importante para un sueño sin sobresaltos.
  • Evitar el alcohol antes de disponerse a dormir es una buena decisión. El alcohol contiene sustancias excitantes, que alejan el sueño de nosotros.
  • Es recomendable tomar alguna infusión natural relajante que induzca el sueño.
  • Es conveniente dejar pasar al menos tres horas después de cenar antes de ir a la cama, así como evitar dulces y cafeína, sobre todo para los niños.

A algunas personas les afecta el ver la televisión antes de dormir, pues se altera la producción de melatonina. Sacar el televisor de la habitación puede ser una medida que ayude a la solución del problema.

Si la situación no mejora y se convierte en crónica será recomendable una visita a un especialista del sueño o un psicólogo.

Si tu pareja habla por la noche y eso realmente ha afectado la calidad de tu sueño, quizá sean necesarias otras acciones. Unos tapones para los oídos, un generador de ruido blanco o dormir en otra habitación quizá sean buenas opciones.

Te puede gustar