Mi pareja pasa mucho tiempo fuera de casa

Si tu pareja pasa demasiado tiempo fuera de casa, lo mejor que puedes hacer es hablar al respecto. No hagas suposiciones ni te des por vencido. Todo tiene una solución.

Cuando comienza una relación, es común pasar todo el día juntos y olvidarse del resto del mundo. Sin embargo, cuando la pareja se afianza y dejan de lado la etapa de enamoramiento cada uno regresa a sus actividades cotidianas. Entonces ¿debo preocuparme si mi pareja pasa mucho tiempo fuera de casa?

Para responder a esta pregunta debemos, primero, abordar diferentes tabúes y mitos. Así, después, podemos pasar a observar, comunicar y ver qué es lo que realmente está sucediendo.

Mi pareja pasa mucho tiempo fuera de casa: creencias y mitos

Hombre sentado junto a la ventana.
Debemos analizar cuales son las razones por las que nuestra pareja pasa tanto tiempo fuera de casa.

Si nuestra pareja pasa mucho tiempo fuera de casa y esto nos molesta, esto no tiene que significar nada. No obstante, los mitos y las creencias pueden hacernos pensar que nuestra pareja nos está siendo infiel.

En el caso de que haya hijos, el miedo se acentúa aún más. La falta de tiempo para destinarle a la relación, la escasez de citas solos y la vida que ha dado un vuelvo enorme puede acentuar esa inseguridad de perder a la pareja.

Si uno de los dos miembros de la relación tiene un trabajo fuera de casa, va al gimnasio o se ha apuntado a un determinado curso, es normal que esté más tiempo del esperado fuera de casa.

Tenemos que saber que una pareja no tiene por qué hacerlo todo juntos. Esto, aunque fuese así durante la etapa de enamoramiento, cambia con el tiempo. El espacio personal y el tiempo para uno mismo es imprescindible.

Lee: 5 miedos comunes a la hora de comenzar una nueva relación

Las vivencias de la infancia

Algunas veces, las creencias que tenemos y que nos llevan a pensar que nuestra pareja ya no nos quiere o nos es infiel, es debido a aquello que vivimos durante la infancia.

¿Uno de nuestros padres llegaba tarde y le era infiel al otro? El miedo a vivir esa misma situación hace que desconfiemos y que salte la alarma en el momento en el que nuestra pareja llega tarde a casa. No importa si la causa está justificada. El miedo está ahí.

Pasar tiempo fuera de casa: qué puede significar

Dos chicas riéndose.
Puede ser que nuestra pareja sea muy sociable.

Una vez hemos analizado de dónde proviene nuestro miedo a que nuestra pareja pase tiempo fuera de casa, es el momento de tomar perspectiva de la situación y reflexionar sobre alguna de estas cuestiones:

  • Mi pareja es muy sociable: durante la etapa de enamoramiento nuestra pareja se centró en nosotros, pero tras pasar esta fase ha vuelto a quedar con sus amigos y salir. Así es como es, no hay nada de malo. Lo que no podemos hacer es intentar cambiar a nuestra pareja.
  • Se ha cansado de la monotonía: el cansancio que le produce la monotonía le hace quedarse hasta tarde con las amistades o buscar ese espacio que se puede notar como un alejamiento. Aunque, como pareja, podemos hacer cosas por separado, también es importante planear algunas actividades diferentes juntos.
  • Necesita desconectar: muchas veces, el trabajo puede llegar a ser muy absorbente y la necesidad de desconectar puede hacer que la pareja llegue tarde al hogar.

A pesar de todas las suposiciones que podamos hacer, es importante que le preguntemos a nuestra pareja si está pasando algo. Así, ella podrá expresarnos esa necesidad de tiempo para sí mismas y podremos entenderlo.

¿Me está siendo infiel?

Aunque el hecho de que la pareja pase mucho tiempo fuera de casa no tiene por qué indicar que nos está siendo infieles, en ocasiones, esto puede ser así. En estos casos debemos fijarnos en determinadas cosas:

  • Nunca tiene tiempo para realizar actividades con nosotros.
  • El deseo sexual se ha reducido.
  • Lleva el móvil al baño o lo apaga cuando estás cerca.
  • Su actitud ha cambiado radicalmente.

Descubre: Terapia de pareja: cómo ayuda a mejorar las relaciones

En muchos casos, aunque le preguntemos a nuestra pareja si hay otra persona, ella probablemente lo niegue. Tal vez no nos sea infieles de la manera en la que pensamos en esta palabra.

Quizás solo habla con diferentes personas en redes de contactos o tontea con ellas sin llegar a nada más. Pero esto tendría que hablarse, ya que hay algo que no está funcionando o algo le falta en la relación para que tenga este tipo de actitudes.

La terapia de pareja es una buena forma de resolver este tipo de problemas o de arrojar algo más de luz sobre ellos.

Si tu pareja pasa mucho tiempo fuera del hogar, piensa que tal vez es porque necesita tiempo para reconectar consigo misma o hacer actividades que solo le gustan a ella.

Sin embargo, no te precipites en tus suposiciones. Aunque si le preguntas si pasa algo y no te sabe decir “es que necesito tiempo para mí” o “quiero hacer este curso”, solo te comenta “nada, ¿qué va a pasar?” observa. Si lo haces, tarde o temprano descubrirás si tus dudas están bien encaminadas o no.