Parmigiana di melanzane

Para que la preparación no quede demasiado líquida es conveniente escurrir las berenjenas antes con un poco de sal gorda para que suelten el exceso de agua

Parmigiana di melanzane o las berenjenas a la parmesana son una deliciosa receta italiana proveniente de la región de Toscana. Normalmente popular por la pasta, la gastronomía italiana es rica en una gran variedad de preparaciones, que incluye destacados platos mediterráneos.

A pesar de ser una hortaliza conocida y utilizada desde hace más de 2000 años, no es sino hasta la incorporación y popularización en la cocina italiana y griega que la berenjena se abre el espacio en nuestra cocina que tiene en la actualidad, especialmente cuando se trata de preparar alimentos saludables con un alto contenido nutricional.

Ingredientes

  • 1,5 kl de berenjenas
  • 150 g de queso parmesano
  • 1400 ml de jugo de tomate (para hacer la salsa)
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Albahaca fresca
  • Sal refinada
  • Sal gruesa
  • 2 dientes de ajo
  • 300 g de queso mozzarella
berenjenas a la crema

Preparación

Esta receta requiere una preparación previa de las berenjenas, que te tomará aproximadamente una hora. Así que debes empezar haciendo esto:

  • Lava muy bien las berenjenas, preferiblemente con un poco de agua tibia.
  • Córtalas en láminas de un centímetro de espesor a lo largo y ponlas sobre un colador grande. Organízalas en capas y espolvorea cada capa con sal gorda.
  • Déjalas reposar durante una hora, de esta forma expulsarán una buena cantidad de líquido.
  • Pasado ese tiempo lávalas bien con agua fría y sécalas con una servilleta de cocina.
  • Calienta aceite en una sartén y pon a freír las berenjenas hasta que estén doradas, una vez listas retíralas y déjalas escurriendo el aceite en una servilleta de papel.

A continuación puedes proceder a preparar el resto de la receta:

  • Pon a calentar en una cazuela 4 cucharadas de aceite de oliva, cuando esté caliente, adiciona la cebolla picada finamente y el ajo cortado en láminas delgadas, deja freír unos minutos sin que lleguen a dorarse.
  • Adiciona el jugo de tomate y deja que se cocine hasta que se torne denso.
  • Agrega la albahaca y un poco de sal con tus dedos.
  • Prepara una fuente para horno recubriéndola con aceite.
  • Precalienta el horno a 200° C.
  • Vierte en el fondo un poco de la salsa de tomate y espárcela con una cuchara.
  • Sobre la pasta, pon una capa de berenjenas unas al lado de las otras sin sobreponerlas.
  • Añade otro poco más de salsa de tomate y vuelve a esparcirla.
  • Coloca unas lonchas de queso mozzarella y un puñado de queso parmesano rallado.
  • Sobre el queso pon una segunda capa de berenjenas en dirección opuesta a las que pusiste inicialmente.
  • Repite nuevamente el proceso de cubrirlas con salsa de tomate, queso mozzarella y el puñado de queso parmesano.
  • Ingresa la fuente al horno durante 40 minutos. Recuerda estar pendiente en todo momento para que no vaya a quemarse.
  • Una vez listo, retira la bandeja del horno y deja reposar durante unos minutos antes de servir. Recuerda que puedes acompañar esta receta con un buen vino, pan o una sabrosa y colorida ensalada.
Berenjenas queso tomate Vidya Crawley

Consejos adicionales

  • Otra forma de preparar esta receta es rebozando las berenjenas en huevo.
  • Se haces el proceso preliminar con las berenjenas para deshidratarlas, así estarán menos amargas cuando las incorpores a la receta.
  • Si prefieres, puedes dorar las berenjenas a la plancha.
  • Una forma de saber cuándo está lista es cuando la capa de queso ha dorado por completo y la salsa presenta igualmente una apariencia dorada.
  • Si bien la receta napolitana es la más popular, puedes hacer la parmigiana di melanzane con cualquier tipo de salsa, de hecho la salsa blanca le da un sabor balanceado y delicioso.
  • Existe una propuesta más ligera de esta receta, en la que no se fríe la berenjena y se suprime el queso mozzarella.
Te puede gustar