Partes del cerebro y sus funciones

Edith Sánchez·
11 Enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto al
10 Enero, 2020
El cerebro cuenta con muchas partes y muchas funciones que evidencian su enorme complejidad. Aunque la ciencia ya ha logrado desentrañar y comprender muchos misterios de este órgano, todavía hay importantes enigmas que no se han descifrado.

Las partes del cerebro y sus funciones se han ido conociendo y descifrando poco a poco, pero aún son muchos los enigmas que rodean el tema. El cerebro humano es el sistema más complejo en todo el universo conocido y, por lo mismo, la ciencia no ha logrado comprenderlo del todo.

Para hablar de las partes del cerebro y sus funciones primero tenemos que aclarar algunas ideas. Una cosa es la cabeza, otra el encéfalo y otra el cerebro. En la cabeza están el encéfalo y el cerebro, pero también abarca otras estructuras que corresponden a los sentidos y al rostro.

El encéfalo, por su parte, abarca toda la parte del sistema nervioso que está comprendida en el cráneo. Este, junto con la médula espinal, conforman el sistema nervioso central. Dentro del encéfalo está el cerebro junto con el tálamo, hipotálamo, bulbo raquídeo y cerebelo.

De este modo, el cerebro propiamente dicho solo abarca los siguientes componentes: corteza cerebral, ganglios basales, sistema límbico, hipocampo y amígdala. Las otras estructuras del encéfalo no forman parte del cerebro estrictamente hablando.

La corteza cerebral y sus funciones

hemisferios del cerebro

La corteza cerebral es la parte más visible del cerebro. Se trata de una lámina delgada y gris que cubre toda la superficie de los hemisferios cerebrales. Constituye, sin duda alguna, el componente más desarrollado de todas las partes del cerebro y sus funciones.

La corteza cerebral, también llamada córtex, tiene una apariencia rugosa y llena de pliegues. Representa el 80% del peso total del encéfalo y contiene el 20% del total de neuronascélulas cerebrales. Tiene, además, 60 millones de células que no son neuronas.

Esta corteza tiene tres componentes principales: el arquicórtex, el paleocórtex y el neocórtex. La arquicorteza es la parte más antigua y desarrolla funciones primitivas, como la memoria y las emociones. La paleocorteza fue la siguiente en evolucionar en los seres vivos y comprende las áreas de terminación de las vías olfatorias. En los seres humanos la paleocorteza realiza actividades pre-rracionales asociadas con la intuición y el impulso.

Finalmente está la neocorteza, que es la parte más evolucionada de la corteza cerebral. Es la encargada de llevar a cabo los procesos de razonamiento y de conciencia. Alberga varios lóbulos y subdivisiones.

Sigue leyendo: Fisiología del cerebelo

Los lóbulos: una parte fundamental de la corteza cerebral

Los lóbulos son unas de las partes del cerebro que resultan determinantes para llevar a cabo las funciones cerebrales. En total son seis y cada uno de ellos cumple un papel específico, pero no independiente. Son los siguientes:

  • Lóbulo frontal. Está situado en la zona anterior, por delante de la cisura de Rolando. Permite realizar las funciones ejecutivas que son la atención, planificación, secuenciación y reorientación. Hace posible que dirijamos nuestra conducta hacia un determinado fin.
  • Lóbulo parietal. Se ubica bajo el hueso parietal y su función es básicamente la de percibir las sensaciones de calor, frío, tacto, dolor y presión. También coordina el equilibrio.
  • Lóbulo occipital. Está en la parte posterior de los hemisferios cerebrales y su función es la de procesar los datos visuales. Permite efectuar el reconocimiento espacial y discriminar los colores y el movimiento.
  • Lóbulo temporal. Está ubicado más o menos detrás de las sienes y allí convergen las señales enviadas de todas las partes de la corteza. Permite decodificar los estímulos auditivos, esto es comprender el habla o lenguajes como la música. Regula las emociones de ira, ansiedad y placer.
  • Ínsula. Está ubicada en la zona profunda de la superficie lateral del cerebro. Se cree que la ínsula está relacionada con emociones complejas como amor, odio y tristeza. También juega un papel importante en la sensación de dolor, en los deseos conscientes y las adicciones.
  • Lóbulo límbico. Corresponde a lo que conocemos como sistema límbico y tiene que ver con los estados de alerta y las emociones. Regula la atención, la motivación y algunos procesos de aprendizaje y memoria.

Descubre más: Qué es la neuroplasticidad

Otras partes del cerebro y sus funciones

atetosis

Las partes restantes del cerebro y sus funciones son las siguientes:

  • Los ganglios basales. Son un grupo de estructuras ubicadas debajo de la corteza cerebral. Permiten realizar y automatizar movimientos complejos como escribir, hablar y gesticular. Modulan el inicio y el final de los movimientos e inciden en la postura.
  • El hipocampo. Es una estructura con forma alargada que se ubica en el interior de la zona media del lóbulo temporal. Cumple un papel importante en la formación de nuevos recuerdos, la orientación espacial y la adquisición de nuevos aprendizajes motores.
  • La amígdala. Son núcleos de neuronas ubicadas en la zona profunda de los lóbulos temporales. Está asociada con las funciones de memoria emocional y de consolidación de la memoria en general. Modula las respuestas de autoconservación en las esferas alimentaria, sexual y de agresividad.
Braidot, N. (2014). Cómo funciona tu cerebro. Barcelona: Planeta.