La participación de los niños en investigaciones sanitarias: ¿es posible?

14 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Irene Nora Melamed
Hay quienes se preguntan si es posible la participación de niños en investigaciones sanitarias. Pues bien, aunque el tema genera inquietud, en la actualidad se hace siguiendo estrictos requerimientos éticos.
 

Hasta hace poco tiempo, el solo hecho de pensar en la participación de los niños en investigaciones sanitarias nos ponía inquietos y hasta nerviosos. Sin embargo, en la actualidad las cosas parecen estar cambiando y encontramos que los niños pueden involucrarse en este tipo de investigaciones. 

De hecho, los investigadores advierten que se hacen necesarias este tipo de prácticas, ya que de lo contrario no será posible mejorar la forma de asistencia médica que se les brinda y los programas para ayudarles a tener un estilo de vida saludable. ¿Qué debemos saber al respecto?

Participación de los niños en investigaciones sanitarias

Es importante destacar que el organismo de los niños no es el mismo que el de un adulto y, por ende, tienen necesidades especiales a la hora de tener que recibir un medicamento. De este modo, cuando los medicamentos no están probados en niños, nos encontramos con la denominada «orfandad terapéutica».

Dicho concepto, aunque curioso, no es ni más ni menos que la expresión de que los niños son huérfanos en este sentido. Lo anterior no busca sembrar el pánico, sino intentar reflexionar en torno a la importancia que en ciertas circunstancias es necesario realizar investigaciones en niñas, niños y adolescentes.

Todo esto con los debidos recaudos éticos y la correspondiente protección, así como la autorización de los padres o tutores responsables en el caso de menores.

Participación de los niños en investigaciones sanitarias
El organismo de los niños no es igual que el de un adulto. Por eso, se hace necesario involucrarlos en las investigaciones sanitarias.
 

Pruebas de productos farmacéuticos

En este caso, eso de «primero los niños» no corresponde. A diferencia de otras ocasiones en las que definitivamente los niños son la prioridad, en lo que investigación se refiere, las pruebas de productos medicamentosos se realizan en el siguiente orden:

  • Primero en animales, no adultos.
  • Luego en animales más pequeños.
  • Posteriormente, en humanos adultos.
  • Por último, en niños, en caso de ser necesario porque el medicamento en cuestión se utiliza para ellos.

Hoy en día, existe un replanteo en la utilización de animales y se buscan métodos alternativos; sin embargo, mientras tanto, y de ser necesario, todas las investigaciones deben ser efectuadas cumpliendo de manera estricta los principios éticos.

Lee también: Medicamentos más comunes en los niños

Hablemos del placebo

En ciertas investigaciones, es necesario comparar el producto en experimentación con otra sustancia que no genere ningún beneficio pero tampoco daño, es decir, lo que conocemos como placebo.

Para que una investigación pueda ser realizada con placebo es esencial asegurarse que no exista ningún otro producto, aunque de calidad inferior, para comparar. En esos casos, la utilización del placebo está absolutamente contraindicada y existen leyes y normativas que así lo establecen.

Los Comités de Ética de la Investigación

En las instituciones de Salud existen los denominados Comités de Ética de la Investigación que – entre otros – tienen el objetivo de velar por la integridad de los participantes en investigaciones sanitarias. Cuando las mismas se realizan en niños, los recaudos son y deben ser mayores.

 

Descubre: Característica física vinculada al autismo: investigación

Nada está librado al azar

Realizar una investigación sanitaria en niños es posible, pero no es un juego o una cosa de azar. Requiere por parte de los profesionales mucha rigurosidad. La información ofrecida a los padres y al niño, según sus posibilidades de comprensión, es de vital importancia.

Pediatra revisando bebé
Cuando los niños están involucrados en una investigación sanitaria, los profesionales deben ser más rigurosos.

Cuando de altruismo y solidaridad se trata

Si bien la participación de los niños en investigaciones sanitarias tiene, por lo general, el objetivo de hallar un medicamento para curar o aliviar una determinada enfermedad infantil, es esencial conocer que, según las diferentes fases o etapas de la investigación, el beneficio no será solo para ese niño participante sino para terceros.

Lo anterior puede ser en el mejor de los casos, ya que no siempre la investigación arroja resultados satisfactorios. Es entonces cuando hacemos mención al altruismo. La pregunta que subyace es: ¿cuál o cuánto podemos exponer a un niño en beneficio de terceros? ¿Depende esta respuesta de si el niño está sano o tiene una determinada enfermedad?

Por fortuna, y dada la importancia de la periodicidad de los controles en la infancia, los niños en general gozan de buena salud. Sin embargo, existen ocasiones en las que necesitan tratamientos probados en ellos.

 

El proyecto de investigación de alcance internacional que lleva por título “Investigación ética con niños” (en el original inglés: Ethical Research Involving Children) busca contribuir a mejorar la práctica de la investigación con niños a través de diferentes disciplinas, puntos de vista teóricos y metodológicos, y contextos internacionales.

Unicef también tiene un amplio recorrido en este sentido, y en la protección de los niños participantes de investigaciones sanitarias.

¿La participación de los niños en investigaciones sanitarias es posible?

Sí. Sin embargo, es esencial cumplir estrictamente con todos los requisitos éticos. Los profesionales que intervengan deben brindar suficiente información a los padres o mentores del menor. Además, la investigación debe ser más rigurosa.

 
  • Proyecto Investigación ética con niños, Ethical Research Involving Children (ERIC)
  • Quezada, F. L. Á. (2003). Pautas Éticas De Investigación En Sujetos Humanos : Nuevas Perspectivas. Investigación en Sujetos Humanos: Experiencia Internacional (pp. 1–151).
  • Save the Children. (2000). Children and participation: Research, monitoring and evakluation with children and young peopleEpubl.Ltu.Se. Retrieved from http://epubl.ltu.se/1402-1773/2010/251/LTU-CUPP-10251-SE.pdf
  • Niños, C. O. N. (2013). Investigación ética con niños. Graham, A., Powell, M., Taylor, N., Anderson, D. y Fitzgerald, R.1, 2014. Retrieved from http://childethics.com/wp-content/uploads/2015/04/ERIC-compendium-ES_LR.pdf