Pasionaria contra el insomnio y el nerviosismo

Elena Martínez 5 abril, 2015

Pasionaria, pasiflora, flor de la pasión o maracuyá. Muchas palabras hacen referencia a esta poderosa planta medicinal con excelentes propiedades para nuestro sistema nervioso. No solo es una de las más adecuadas para problemas de nerviosismo, sino también para todos aquellos síntomas derivados del mismo, como palpitaciones, tartamudez, espasmos musculares, etc.

En este artículo te explicamos para qué casos está recomendada, así como diferentes maneras de consumirla para beneficiarte de sus efectos relajantes.

La pasionaria o pasiflora, cuyas variedades más usadas son la roja (passiflora incarnata) y la azul (passiflora caerulea), es una planta medicinal con propiedades principalmente sedantes. Sus hojas y sus flores se han usado desde hace décadas y hoy en día se comercializa en múltiples formatos gracias a sus potentes beneficios.

También se la conoce como flor de la pasión o maracuyá, palabra que da nombre a su fruto, el cual se consume y cocina en muchos países para elaborar postres y bebidas.

maracuya Chamo Estudio

¿Cuándo se recomienda?

La pasionaria es una de las plantas medicinales más adecuadas para tratar los siguientes estados nerviosos y emocionales:

  • Angustia.
  • Taquicardias.
  • Nerviosismo.
  • Ansiedad.
  • Histeria.
  • Insomnio.
  • Depresión.

La pasionaria nos permitirá tratar naturalmente estos desequilibrios cuando se den de manera puntual, esporádica o en sus primeras fases. Si padecemos estos trastornos nerviosos de manera regular o habitual, deberemos consultar con nuestro médico de cabecera.

Tampoco se recomienda tomar suplementos a base de pasionaria a embarazadas y lactantes sin supervisión médica.

pasiflora Humberto Terenziani

Otros síntomas

La pasionaria tiene la gran ventaja de que, a diferencia de los fármacos convencionales, relaja nuestro sistema nervioso sin deprimirlo o a afectar negativamente a nuestra vitalidad.

Esta planta nos permite tratar aquellos trastornos que se puedan derivar también de un sistema nervioso alterado, como pueden ser desequilibrios hormonales o de tiroides.

También es excelente para los síntomas nerviosos que resultan de tener que hacer apariciones en público, exámenes u otras situaciones que nos causen un estrés importante: palpitaciones, tartamudez, frecuentes ganas de orinar, sudoración, espasmos intestinales, hipertensión, etc.

Infusión de pasionaria

La manera más suave y económica de tomar la pasionaria es en infusión, la cual prepararemos de la siguiente manera:

  1. Por cada taza de agua añadiremos dos cucharaditas de la planta seca y triturada.
  2. Dejaremos hervir el agua, apagaremos el fuego, pondremos las plantas en el agua y dejaremos reposar, con el recipiente tapado, durante 10 minutos.
  3. Colaremos la infusión y,si queremos, la endulzaremos con un poco de miel o estevia.

Evitaremos el azúcar blanco ya que, además de ser perjudicial para la salud en general, también se relaciona con alteraciones del sistema nervioso, lo cual haría el efecto contrario al de la infusión.

infusion Daniel Friedle

Jarabe de pasionaria

Te proponemos otra manera de preparar un tónico medicinal de pasionaria, pero debes tener en cuenta su contenido alcohólico.

Ingredientes:

  • 70 g de pasionaria.
  • 1 litro de vino blanco.
  • 40 g de miel.

Elaboración:

  1. Pondremos la pasionaria y el vino en una botella de cristal herméticamente cerrada y la dejaremos reposar a oscuras, en un lugar seco, durante una semana.
  2. Filtraremos el líquido y lo endulzaremos con la miel.

Tomaremos un vasito pequeño (75 ml) una hora antes de acostarnos.

Otras formas de tomarla

Para quienes no se quieran complicar, la pasionaria también se encuentra disponible en cualquier herbolario y en algunas farmacias en diferentes formatos: tintura, extracto, comprimidos, cápsulas, etc.

Podemos optar por cualquiera de ellas y seguir las indicaciones del fabricante.

Otras plantas relajantes

Podemos combinar o alternar la pasionaria con otras plantas de propiedades relajantes similares:

  • Valeriana: Otra de las plantas más conocidas para el nerviosismo y el insomnio. También nos ayuda a combatir la ansiedad, el estrés, estados de angustia o tristeza y dolores de cabeza o migrañas.
  • Melisa o toronjil: Esta planta es la solución ideal para cuando el nerviosismo nos afecta también al sistema digestivo. Cualquier estado emocional nos puede provocar desarreglos intestinales u opresión en el estómago.
  • Tila: La tila es otra de las plantas más conocidas por sus funciones relajantes, y también combate el estrés, la angustia y los nervios que afectan al estómago.

 

Imágenes por cortesía de Chamo Estudio, Humberto Terenziani y Daniel Friedle.

Te puede gustar