8 pasos para mejorar tu vida y encontrar la felicidad

Lorena González 13 marzo, 2018
La felicidad empieza por nosotros mismos y por aquellas personas que nos rodean, por lo que debemos buscar un círculo sano y positivo para evitar los pensamientos negativos

¿Cómo podemos encontrar la felicidad? Como bien decía Aristóteles la felicidad depende de nosotros mismos. La oportunidad por tanto de avanzar en nuestra vida y crear una realidad más satisfactoria, requiere ante todo de dos dimensiones: responsabilidad personal y compromiso.

Así, si bien es cierto que nadie nos ha enseñado nunca qué herramientas o enfoques mentales necesitamos para generar un cambio positivo en nuestro día a día, cabe señalar que todos podemos lograrlo.

Felicidad es al fin y al cabo algo que va más allá de una serie de dimensiones materiales. El bienestar y la satisfacción se inscriben en realidad a través de prácticas muy sencillas que están al alcance de todos nosotros.

Veamos a continuación ocho estrategias.

1. Si quieres encontrar la felicidad, aprende a sentirte bien contigo mismo

Cuando te miras al espejo ¿qué ves? No nos referimos a tu aspecto físico. Hablamos de tu autoestima, de la visión que tienes de aquello que haces, de lo realizado, del estado de tus necesidades, de tus aspiraciones, de si hay un equilibrio entre tus aspiraciones y aquello que has logrado.

En ocasiones, por mucho que nos esforcemos no nos sentimos bien con nosotros mismos. La satisfacción personal, el autoconcepto y ese tejido psicológico y emocional que conforma nuestra identidad, debe estar siempre en buen estado para encontrar la felicidad.

El primer paso es sentirte bien contigo mismo para empezar a disfrutar de lo que te rodea. Por ello, vale la pena tener en cuenta lo que nos indica un estudio llevado a cabo en la universidad Southern Cross de Australia: la buena calidad de vida, la felicidad y las relaciones positivas dependen de nuestra autoestima.

Visita este artículo: 8 consejos neurobiológicos que te ayudarán a ser feliz

2. Márcate unos objetivos

hombre que escala en su trabajo para encontrar la felicidad

Las metas nos ofrecen un propósito en nuestro proyecto vital. Más aún, tener claras nuestras prioridades y situar unas metas en el día a día nos permiten encontrar esa ilusión cotidiana con la que levantarnos cada mañana.

Recuerda que tú eres dueño de tu vida, de tu destino, de tus acciones. No te cohíbas por tanto con el miedo al qué dirán. Si tus acciones y sus resultados te confieren energía, te definen e ilusionan, lucha por ellos.

Encontrar la felicidad es ir conquistando sueños y objetivos día tras día, por tanto dejemos a un lado los miedos y trabajemos a diario por esos propósitos.

Al fin y al cabo, tal y como nos señala el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, el bienestar y la satisfacción se encuentra cuando estamos comprometidos con algo. La felicidad parte de la actividad, de sentirnos involucrados en un proyecto personal.

3. La felicidad requiere compromiso

Encontrar la felicidad no es una tarea difícil. En ocasiones requiere dejar atrás ciertas cosas (y personas) para hallar esa armonía donde encajan sueños con logros. Donde lo que pensamos y aquello que hacemos sigue una misma línea. Sin disonancias, sin estar sujetos a planes ajenos o a tener que complacer aspiraciones que no son nuestras.

Es importante que tengas en cuenta que mejorar tu realidad implica ser valiente, hacer cambios, dar pasos grandes en momentos clave. Por tanto, para evitar frustraciones posteriores es vital que asumas tu responsabilidad a la hora de diseñar la vida que deseas.

4. Rodéate de gente positiva

amigas que intentan encontrar la felicidad

Es posible que tengas un círculo de amistades y familiares que ven la vida con pesimismo. Son perfiles que apagan sueños, que limitan tus aspiraciones, que apagan ilusiones y te contagian su apatía.

Esto tiende a cargarte de muchas energías pesadas que, sin darte cuenta, te afectan y hacen que tu ánimo se deteriore. Al poco y sin darnos cuenta, te asaltan los pensamientos negativos y el desánimo. Pocos virus son tan contagiosos. Tenlo en cuenta y pon límites, barreras defensivas.

A diferencia de esto, te recomendamos cambiar tu círculo y rodearte de personas con buenas energías, que te motiven y te apoyen en cada paso.

Busca gente que te haga ver que, pese a las adversidades de la vida, siempre existe una luz y un camino a la tranquilidad.

5. Viaja, conoce el mundo

No vivas solo de lo que ya conoces, dentro de tu zona “segura y de confort”. Dentro de ese espacio seguro y marcado por las rutinas, lo previsible y la espesura de lo cotidiano, no crece nada nuevo. No hay estímulos que te enriquezcan, personas originales que te hagan crecer en todos los sentidos.

Enriquece tu intelecto, arriésgate, disfruta y verás como todo gira a tu favor. Encontrar la felicidad requiere sobrepasar las líneas del miedo.

6. Haz las cosas que más te gustan

mujer que hace yoga para encontrar la felicidad

Practica tus hobbies, descubre tus pasiones, disfruta haciendo las actividades que más te gustan. Intenta en la medida de lo posible, que la rutina no te arrastre cada día desde el amanecer hasta el atardecer convirtiéndote en alguien que no eres.

Busca tus pasiones, esos momentos te llenarán de placer y de felicidad y te transportarán a un lugar de relajación y de diversión.

Lee también: 7 actividades que te ayudan a quemar calorías mientras te diviertes

7. Determina lo que no te sirve y deshazte de ello

Si tienes una relación tóxica, bien sea de pareja o de amistad o un compañero de trabajo que no te gusta ni te favorece, o incluso si llevas un tipo de vida con el que no estás cómodo, haz cambios. Es mejor que te deshagas de aquello que no te identifica y que te trae infelicidad. Actúa con valentía y asertividad, deja claro lo que quieres y necesitas.

Es necesario que te renueves para dejar de lado esas dinámicas que no te dejan crecer como persona, que limitan tu oportunidad de encontrar la felicidad.

8. No te rindas

Pareja  que quiere encontrar la felicidad

Sí, puede parecerte una frase muy contundente, pero en realidad es bastante cierta. No debes rendirte, aunque llegue la adversidad, aunque la vida te golpee y creas que la felicidad se ha evaporado para siempre de tu día a día. Asume, entiende e interioriza que eres más fuerte de lo que crees.

Recuerda que en ti hay un potencial dormido que te conferirá la resiliencia suficiente como para renovarte de nuevo. No dejes que la situación te arrope y sobrepase. Enfréntala y sentirás una gran satisfacción. Aúna coraje y lograrás encontrar la felicidad.

Te puede gustar