Pasta de conchas rellenas

A la hora de cocer la pasta conviene dejarla al dente y no pasarse de blanda, ya que en tal caso resultaría más difícil proceder a rellenarla después

La pasta de conchas rellenas es una receta que luce muy complicada y elegante, sin embargo te sorprenderá saber lo fácil que resulta, en especial si sabes cocinar buenas salsas.

Si no es así, no te asustes, esto no será de ninguna manera un impedimento. Prepárate para deleitar a tu familia o a ti mismo cocinando este exquisito plato y sorprender a los demás cuando descubran lo que se encuentra dentro de las conchas.

Recuerda que las conchas puedes rellenarla de lo que se te ocurra, por lo tanto esta es solo una de las miles (literalmente miles) de opciones que tienes para prepararlas.

Ingredientes

  • 340 g de pastas en forma de concha grandes
  • Nuez moscada
  • 1 taza y media de salsa de tomate
  • 2 tazas de queso ricotta
  • 2 huevos grandes
  • 280 g de espinaca fresca
  • 1 cucharada de perejil finamente picado
  • ½ de queso parmesano
  • 2 tazas de queso mozarella rallado
  • Sal y pimienta

Preparación

conchas de pasta rellena

  • Lo primero que deberás tener listo para preparar esta receta será la salsa de tomate, así que te recomendamos leer los consejos adicionales. En ellos te contamos brevemente como hacerla en caso de que optes por una receta casera.
  • Pon a calentar agua en una olla grande y espera a que hierva. Agrega un poco de aceite de oliva o mantequilla al agua para evitar que la pasta se pegue y añade las pastas.
  • El tiempo de preparación no es superior a los 10 minutos si las elaboras de esta forma.
  • Mientras esperas que la pasta esté lista, deja reposando la espinaca en un poco de agua con sal. Puedes picarla finamente para quitarle un poco del fuerte sabor.
  • Aparte, en un bol hondo, mezcla el queso ricotta con la mozarella y procura que queden bien incorporados.
  • Una vez tengas listo el queso añade los huevos crudos, la nuez moscada y el perejil picado.
  • Retira las espinacas del agua y déjalas escurrir un poco. Así evitarás que le aporten humedad de más a la preparación.
  • Una vez estén bien escurridas, procede a agregarlas a la mezcla que has preparado anteriormente y salpimienta al gusto.
  • Escurre bien la pasta una vez se encuentre lista y déjalas reposar sobre papel aluminio o sobre papel encerado y pon el horno a precalentar a 190 °C.
  • En una fuente para hornear grande (puede ser una refractaria para lasaña siempre y cuando esta sea grande) pon la mitad de la salsa de tomate y cubre bien el fondo.
  • Con mucho cuidado ve rellenando cada una de las conchas con la mezcla que hiciste con la espinaca y el queso.
  • Introduce las conchas y empieza a alinearlas dentro de la fuente. Dependiendo del tamaño de esta podrás hacer uno o dos pisos con las conchas.
  • En caso de que puedas hacer los dos pisos adiciona otra capa de salsa de tomate entre ambos.
  • Cuando termines pon sobre ellas el excedente que tengas de la salsa de tomate y espolvorea generosamente el queso parmesano.
  • Una vez hayas hecho esto procede a cubrir el molde con papel aluminio y ponlo en el horno durante 35 minutos.
  • Este tiempo puede variar según sea el tamaño de la fuente, así que no estará de más que verifiques las conchas de vez en cuando.
  • Una vez estén hechas, sácalas del horno y destapa la fuente.
  • Deja reposar durante unos 5 minutos ante de servir.
  • Te recomendamos dejar en la mesa el queso parmesano rallado, el aceite de oliva, la pimienta fresca y pan para que cada uno condimente el plato a su gusto.

Consejos adicionales

conchas pasta rellenas salchichas

  • Es muy importante que consigas la pasta lo más grande posible. En el mercado encontrarás una gran variedad de tamaños, pero las grandes serán, por obvias razones, más fáciles de rellenar.
  • No dejes pasar el tiempo de cocción de la pasta, si queda demasiado blanda puede arruinar la receta porque se dañarán al rellenarlas.
  • Otra opción que tienes para elaborar las espinacas es saltearlas en un poco de mantequilla o aceite de oliva, te ahorrará el esfuerzo de escurrirla y les dará mejor sabor.
  • Puedes usar salsa de tomate industrial, pero si quieres rescatar ese delicioso sabor fresco y ácido del tomate te sugerimos usar una salsa casera:

Ingredientes

  • Tomate
  • Cebolla
  • Zanahoria
  • Pimientos verdes
  • Un poco de azúcar
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

  • Pon en una olla a fuego lento el aceite de oliva, la cebolla y el pimiento cortados en julianas y la zanahoria en rodajas.
  • Dejamos que se cocinen hasta que la cebolla cristalice.
  • Añadimos el tomate troceado y cocinamos durante una hora.
  • Luego pasamos todo por un colador y volvemos a poner al fuego y removemos frecuentemente durante otra hora para evitar que se pegue.
  • Sazona al gusto y agrégale un poco de azúcar en caso de que haya quedado demasiado ácida.