Pasta filo o philo casera

Yamila Papa 10 agosto, 2015
La pasta filo es una masa muy versátil, por lo que podemos utilizarla tanto para elaborar platos dulces como salados. Solo debemos vigilar que no se queme en el horno

Hay una gran disputa en relación a quién pertenece la invención de esta receta. ¿Han sido los árabes, los turcos o los griegos? En cualquier caso te diremos que se trata de una masa tan fina, que casi es transparente, es deliciosa y se puede consumir en platillos dulces o salados. Aprende cómo preparar pasta filo o philo casera y 2 recetas típicas de la región para aprovechar la masa.

Receta de pasta filo o philo casera

Una vez que aprendas a hacer esta receta no habrá nada igual. ¡Vamos con los ingredientes para la pasta filo!

Ingredientes:

  • 500 g de harina
  • 3 cucharadas de oliva
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal
  • 1 poco de agua

Utensilios:

  • Cuenco
  • Papel film
  • Rodillo

Preparación:

  • Mezcla todos los ingredientes en un cuenco y amasa usando las manos, unos 10 minutos. Tiene que quedar como una masa bien elástica. Divide en 4 porciones y tapa con papel film. Deja que reposen por 30 minutos.
  • Ahora viene la parte más trabajosa de todas, pero no desesperes. Extiende lo más posible las masas para que queden súper finitas. Lo importante es que tengan el mismo grosor que un papel. Deja reposar 1 hora más antes de poder usarlas en las recetas que más te gusten.
esfinha de carne

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Intermedio (por el amasado).
  • Tiempo de preparación: 45 minutos + el tiempo que lleve afinar.
  • Consejos: Si tienes una máquina de hacer pastas, te puede ayudar bastante a afinar la masa al máximo.

Receta de triángulos de masa philo con queso y espinacas

Son muy ricos y se consumen como entrante en las casas de Medio Oriente, el Bósforo y las Islas griegas.

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 100 gs de queso cottage
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • 285 g de espinacas
  • 36 cuadrados de masa filo
  • 250 g de mantequilla
  • 200 g de queso feta
  • 1 pizca de sal

Utensilios:

  • Cuchillo
  • Sartén
  • Cuchara de madera
  • Bandeja de horno
  • Pincel

Preparación:

  • Pica bien fina la cebolla y sofríe en una sartén con un poco de aceite de oliva. En unos 5 minutos ya estará tierna. Añade las espinacas crudas, lavadas y sala al gusto. Cuando todo el líquido de la verdura se haya evaporado, incorpora el queso feta, el huevo batido y el queso cottage. Cocina hasta que quede una pasta espesa (unos 10 minutos). Retira del fuego y enciende el horno.
  • Toma la masa filo y pinta cada cuadrado con un poco de mantequilla derretida. Coloca 1 cucharada de la mezcla en uno de los extremos. Dobla el otro lateral para que te quede en forma de triángulo. Unta con más mantequilla por encima y presiona bien para que no se abra. Repite lo mismo con todas las masas y dispón en una bandeja de horno previamente engrasada. Lleva al horno durante 15 minutos hasta que se doren. Sirve calientes.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Intermedio
  • Tiempo de preparación: 1 hora y 15 minutos
  • Consejos: Mantén la masa filo cubierta con un paño húmedo para que no se sequen.

Receta de baklava con nueces y miel

¿Qué tal hacer un postre usando la masa philo? Una idea deliciosa, que puede completar un menú griego, árabe o turco, y que comenzó con los triángulos rellenos de verdura y queso.

Ingredientes:

  • 250 g de mantequilla
  • 5 tazas de nueces picadas
  • 1 pizca de canela molida
  • Cantidad necesaria de capas de masa filo
  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de agua
  • 6 cucharadas de miel
  • La cáscara de un limón

Utensilios:

  • Bandeja de horno
  • Cuenco
  • Pincel
  • Cazo

Preparación:

Nueces

  • Precalienta el horno y engrasa una bandeja rectangular. En un cuenco, mezcla las nueces con la canela y reserva.
  • Arma una capa de masa filo en la bandeja y encima otra (no olvides que es muy fina y puede romperse). Pincela con la mantequilla derretida usando un pincel. Espolvorea con un poco de las nueces y canela. Repite este procedimiento de 2 capas de masa, una de mantequilla y otra de nueces, hasta llenar la fuente. Arriba de todo tienen que quedarte las nueces.
  • Hornea 50 minutos o hasta que esté dorado y bien crujiente. Mientras tanto, prepara la jalea de miel. En un cazo hierve agua y azúcar como si fuera un almíbar. Añade la miel y la cáscara de limón entera. Deja que se cocine 20 minutos. Retira el limón.
  • Saca el baklava del horno y baña con el jarabe. Corta en cuadraditos y acompaña con un rico café o té.

Datos de interés

  • Nivel de dificultad: Intermedio
  • Tiempo de preparación: 1 hora y media
  • Consejos: Para evitar que se rompa la masa, al servir puedes hacer una base de 5 capas de masa filo.
Te puede gustar