Pasta horneada con espinaca y queso

Indira Ramírez Terán 12 mayo, 2015
Si lo deseas, puedes dejar la pasta preparada y, un rato antes de servirla, darle un golpe de calor en el horno para calentarla y gratinar el queso

La pasta es uno de esos platillos que sacan de apuros a cualquiera. En esta oportunidad te traemos la pasta horneada con espinaca y queso en una presentación sencilla, vegetariana y gourmet que dejará satisfecho al más exigente de los paladares.

El plato italiano por excelencia se ha globalizado gracias a su presentación precocida, súper fácil de hacer. Basta con llevarla a cocción por 5 minutos, agregarle una buena salsa de tomate, rallarle queso parmesano o pecorino y como por arte de magia tendremos un almuerzo digno y delicioso.

Con el añadido de la espinaca, un magnífico vegetal que nos llenará de energía. Esta pasta horneada con espinaca y queso es una de las preparaciones más sanas y nutritivas que podrás encontrar en los recetarios de cocina.

Para la preparación de la pasta horneada con espinaca y queso necesitamos:

Ingredientes:

  • ½ kilogramo de pasta rigatoni
  • 5 tomates sin piel ni  semillas o una lata (250 gramos) de tomates pelados
  • 250 gramos de espinaca
  • ¼ de taza de albahaca
  • ½ taza de cebollas corte pluma
  • 3 dientes de ajo majados
  • 1 taza de vino tinto
  • 1 taza de caldo de pollo (o agua)
  • Una taza de queso parmesano
  • 150 gramos de queso gouda
  • Sal y pimienta

Paso a paso de la pasta horneada con espinaca y queso:

Tomates melatonina

  • Precalienta el horno a 180º C.
  • En un recipiente apto para hornear alimentos, coloca aceite de oliva, vierte los tomates concasse (sin piel ni semillas) o los tomates enlatados.
  • Agrega el ajo majado y la cebolla a esta preparación.
  • Incorpora la cucharadita de orégano y el ¼ de taza de albahaca cortada en tiras finas.
  • Añade las hojas de espinaca,  los quesos gouda y parmesano. Vierte un toque al gusto de sal y pimienta.
  • En este punto, mezcla todos los ingredientes con la pasta rigatoni cruda.
  • Incorpora el caldo de pollo y el vino tinto a la pasta.
  • Lleva la preparación al horno por un  tiempo de 40 minutos o hasta que la pasta horneada este al dente.
  • Agrega sobre la preparación un poco de queso parmesano rallado y deja gratinar.
  • Retira la pasta horneada con espinaca y queso del horno y sirve inmediatamente.

Receta 2: Pasta horneada con espinaca y queso mozarella

Ingredientes:

  • ½ kilo de pasta de tu preferencia
  • 250 gramos de espinaca
  • 3 dientes de ajo majado
  • 1 taza de cebolla cortada en cubos pequeños
  • ½ taza de puerros cortada en cubos
  • 4 tomates con casse o puré de tomate
  • 1 taza de champiñones cortados en lajas delgadas
  • Un litro de agua
  • ½ taza de vino tinto
  • 200 gramos de queso mozarella
  • 100 gramos de queso de cabra
  • ½ taza de queso pecorino
  • ½ taza de crema espesa (opcional)
  • Una cucharadita de orégano en polvo
  • Una pizca de nuez moscada
  • ¼ de taza de perejil picado finamente
  • Sal y pimienta

Preparación:

Espinaca

  • Vierte en una olla el litro de agua. Añade una cucharada de aceite y una pizca de sal. Deja hervir.
  • Añade la pasta al agua en ebullición. Cocina por 5 minutos o hasta que esté al dente.
  • En una sartén caliente vas a añadir un poco de aceite para sofreír la cebolla, el puerro y el ajo hasta que estos cristalicen. Vierte ahora el tomate o el puré.
  • Incorpora al sofrito los champiñones frescos.
  • Añade una cucharadita de orégano en polvo, nuez moscada y la ½ taza de vino tinto.  Dejar en el fuego hasta que el vino se haya evaporado (3 minutos).
  • En un recipiente apto para hornear alimentos, vas a verter la salsa de pasta que has realizado. Incorporar en este punto la pasta y las espinacas y mezclar muy bien.
  • Añadir el queso mozarrella, el queso de cabra y el queso pecorino. Ahora es el momento de incorporar (opcional) la crema espesa.
  • Llevar al horno toda la mezcla de pasta con salsa y quesos por 10 minutos.
  • Al momento de servir, esparcir el perejil sobre la pasta horneada con espinaca y queso mozarella.

Este tipo de preparación de pastas al horno queda también muy bien con pappardelle (pasta larga y aplanada). Como siempre, la imaginación es el principal ingrediente en nuestra cocina, así que atrévete a prepararla y –si lo deseas- añadir nuevos ingredientes, luego regresa y coméntanos qué tal te ha ido.

Te puede gustar