Pasta con mariscos y flor de calabacín

Mariela Ibarra Piedrahita · 11 septiembre, 2015
Es preferible que la pasta nos quede al dente o incluso dura. Terminará de hacerse junto con los mariscos y así también se tomará más de los sabores.

La pasta es uno de los platos preferidos por la gran mayoría de las personas. Esto es debido a que nos podemos encontrar en el mercado una gran variedad. Además, las opciones de recetas que nos ofrece son innumerables. Por eso, hoy descubrirás cómo preparar pasta con mariscos, una receta mediterránea ¡deliciosa!

Son muchos los estudios que advierten de los beneficios que tiene la dieta mediterránea para nuestra salud. Por eso, incluir ingredientes y recetas que nos permitan acercarnos a este tipo de nutrición nos beneficiará de múltiples formas. Entre ellas, nos permitirá degustar sabores y platos que, tal vez, nunca hemos probado. ¿Te animas a probar la pasta con mariscos?

Cómo preparar las pasta con mariscos

Para preparar una pasta con mariscos realmente deliciosa, es necesario que recolectemos algunos ingredientes. Aunque muchos los tendremos en casa, otros tendremos que acercarnos al supermercado más próximo. Aunque esto pueda darnos mucha pereza, merecerá la pena.

Pasta con marisco

Ingredientes

  • 500 g de pasta Bavette.
  • 15 g de perejil.
  • 80 g de flor de calabacín.
  • 150 ml de caldo de crustáceo.
  • 5 langostinos.
  • 5 cigalas.
  • 1 kg de almejas y chirlas.
  • 10 tomates cherry.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 cebolla.
  • 20 g de perejil.
  • 25 ml de brandy.
  • Aceite de girasol.

Lee: Deliciosa y fácil receta de crema de mariscos

Preparación

Ahora que contamos con todos los ingredientes, es el momento de ponernos manos a la obra para preparar nuestra pasta con mariscos. Para ello, es necesario que dejemos las almejas y las chirlas en remojo durante dos horas en agua con sal. Una vez pasado este tiempo, procederemos con estos pasos:

  • Ponemos 7 cucharadas de aceite en una sartén al fuego.
  • Picaremos el ajo y la cebolla que añadiremos a la sartén.
  • Cuando estén doradas, incluimos los langostinos y las cigalas.
  • Ahora, empaparemos los mariscos con el brandy.
  • Colocaremos las almejas, las chirlas y el perejil picado en la sartén hasta que se abran.
  • Una vez las almejas estén abiertas añadiremos el tomate cherry.
  • Dejaremos cocinar a fuego lento e incluiremos las flores de calabacín, y demás ingredientes.
  • Bajaremos el fuego al mínimo y prepararemos la pasta.

El momento de la pasta

Para hacer la pasta, tan solo debemos poner en una olla agua y esperar a que se hierva. Una vez lo haga añadimos la pasta y el perejil. Cuando comprobemos que esta está al dente, la retiramos del fuego, escurriremos y pasaremos bajo un chorro de agua fría para evitar que se siga cocinando. A continuación:

  • Introducimos la pasta en la mezcla de mariscos y la salteamos.
  • Dejaremos que se cocine durante unos minutos.
  • Espolvorearemos un poco de perejil y emplataremos.
pasta gambas setas queso

Datos de interés sobre la pasta con mariscos

Como habrás podido comprobar, la pasta con mariscos no es muy difícil de llevarla a cabo. Eso sí, los ingredientes expuestos están expuestos pensando en 4 comensales. Por eso, en el caso de que sean menos personas, es mejor reducir su cantidad. Asimismo, no importan si no tenemos pasta Bavette. Podemos usar espaguetis sin ningún problema. ¿Qué otros datos debemos tener en cuenta?

  • La ensalada pantesca es un excelente acompañante de este platos.
  • El vino blanco seco es una bebida ideal para resaltar el sabor de los mariscos.
  • Limpiar bien las almejas es muy importante para evitar intoxicaciones.
  • Se pueden incluir verduras, como la berenjena, para mejorar el plato.
  • Las almejas y chirlas que tengan la concha rocha es mejor desecharlas, pues pueden indicar que están en mal estado.

Descubre: Salteado de fideos con chirlas y langostinos

La pasta con mariscos es un plato ideal para sorprender a los comensales en cualquier reunión o fiesta familiar. Una nueva manera de disfrutar de la pasta, con un toque de la dieta mediterránea y completamente saludable. Asimismo, permite todo tipo de innovaciones, por lo que si deseamos incluir verduras, podemos hacerlo añadiendo aquellas que más nos gusten.

Te animamos a que le des una oportunidad a esta receta, ya que es un acierto seguro. Si te gusta el marisco, podrás deleitar a tu paladar con esta combinación de sabores. Eso sí, cuidado con los tiempo de cocción, ya que puedes pasarte y que el resultado no sea del todo agradable para el paladar. Por eso, te recomendamos que no esperes al tiempo estimado. Mejor, quédate corto hasta que des con la clave.