Pastel de carne shepherd’s pie

Aunque en la receta original la carne es de cordero podemos hacer otra versión y sustituirla por ternera o pollo, e incluso por pescado

El pastel de carne o shepherd’s pie es un plato tradicional de la cocina británica bastante suculento y lleno de sabor.

Sus ingredientes principales son la carne de cordero y las patatas. Es  un plato emblema de la cocina inglesa, que llena nuestro estomago en un santiamén.

El shepherd’s pie se traduce como “pastel de pastor” por estar hecho a base de esta carne. Pero podría sustituirse esta proteína animal por otras como la de ternera (cottage pie), aves e incluso pescado (fisherman’s pie).

Se trata de un platillo familiar, de los que se preparan cuando tenemos un almuerzo con todos nuestros seres queridos y queremos que queden satisfechos y contentos con el sabor de la comida.

El pastel de carne shepherd’s pie, es muy sencillo de realizar, es una receta económica y que rinde bastante.

Ingredientes para el pastel de carne shepherd’s pie

Carnes rojas

  • 600 gramos de carne de cordero picada
  • Una cebolla picada en cubos pequeños
  • Dos zanahorias picadas también en cubos pequeños
  • Un tomate concassé (técnica que consiste en escaldar, pelar, retirar semillas y cortar en cubos pequeños las verduras, especialmente el tomate)
  • Tres dientes de ajo
  • Una taza de vino tinto
  • Una taza de caldo de carne o pollo
  • Seis cucharadas de aceite de oliva
  • Cuatro cucharadas de salsa inglesa
  • Un toque de tomillo y romero fresco
  • Una hoja de laurel
  • Sal y pimienta negra molida

Para el puré de patatas:

  • Cinco patatas grandes, peladas y cortadas de forma irregular
  • ¼ de taza de leche tibia
  • 80 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de queso parmesano, pecorino o cheddar
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación del pastel de carne estilo shepherd’s pie

Receta-de-pastel-de-berenjenas

  • Iniciemos la preparación del pastel de carne británico haciendo el puré de patatas. Coloquemos las patatas limpias y cortadas en trozos en una olla con abundante agua y llevemos a fuego alto por 20 minutos.
  • Cuando ya nuestras patatas estén blandas y aún calientes las pasamos a un recipiente amplio y las hacemos puré con ayuda de un pasapurés o tenedor.
  • Añadimos al puré de patatas la mantequilla a temperatura ambiente y unimos. Seguidamente, agregamos poco a poco la leche tibia, mezclamos.
  • Por último, añadimos al puré de patatas la pizca de nuez moscada.
  • A un caldero o cazuela de gran tamaño le agregamos seis cucharadas de aceite de oliva, esperamos esté caliente para añadir la carne de cordero.
  • Con una cuchara grande movemos la carne para ayudar a que se cocine de forma uniforme. Una vez la carne esté oscurecida, añadimos la salsa inglesa, media taza de vino tinto y seguimos removiendo la mezcla.
  • Cuando haya reducido el vino tinto, añadimos la cebolla y el ajo, esperamos que cristalicen y agregamos el tomate concassé junto al resto del vino.
  • A continuación, añadimos la zanahoria y la taza de caldo de carne.
  • Incorporamos el tomillo, romero y la hoja de laurel. Rectificamos sabor con un toque de sal y pimienta, al gusto.
  • A fuego medio-bajo dejamos cocinar por 10 minutos. Luego esperamos que se enfríe un poco la carne antes de realizar el armado del pastel.
  • Cuando ya la carne esté a temperatura ambiente, la distribuimos uniformemente en un recipiente o bandeja de seis centímetros de ancho.
  • Colocamos por encima el puré de patatas con ayuda de una manga pastelera o directamente con la cuchara.
  • Por último, esparcimos el queso parmesano rallado sobre el puré de patatas y llevamos al horno por 20 minutos o hasta que el puré de patatas se haya gratinado.
  • Un dato final: haz pequeños agujeros con el tenedor sobre el puré de patatas para que éste se aligere y dore más rápido. Puedes incorporar guisantes y maíz dulce a la receta.

La preparación puede durar una hora, más o menos, pero bien vale la inversión de tiempo y el esfuerzo en este pastel de carne shepherd’s pie, porque el resultado es delicioso y deja a todos satisfechos.

Acompáñalo con una rica ensalada de brócoli y una copa de vino tinto.