Pastel de pollo americano

Recuerda pinchar la lámina de hojaldre al hornearla para que evitar que la masa suba y de este modo poder trabajar más cómodamente. Para un acabado brillante pinta el hojaldre con huevo

El american chicken pie o chicken pot pie es un clásico pastel de pollo típico de América, en concreto del sur de los EE.UU. Consiste en un pastel de hojaldre con un relleno cremoso de pollo a la jardinera. Aquí te enseñamos a hacer pastel de pollo americano para que puedas darle un toque distinto a tus cenas.

Opción 1: Pastel de pollo americano

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 lata de guisantes cocidos (o 1 taza de guisantes congelados)
  • 1 lata de maíz
  • 1 cucharada sopera de harina
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 100 ml de nata líquida
  • 2 láminas de hojaldre
  • Aceite de oliva
  • Hierbas provenzales
  • Sal
  • Pimienta
  • Huevo batido
  • Mantequilla para el molde

Procedimiento:

pastel de cafe con streusel

  • Pelar la cebolla y picarla muy fina.
  • Aparte, retirar los extremos del puerro y realizarle unas incisiones a lo largo. Lavarlo bien por dentro para retirarle posibles restos de tierra y picar.
  • Cortar los extremos de la zanahoria, pelarla y picarla en daditos pequeños.
  • Pelar el diente de ajo y picarlo pequeñito.
  • Limpiar el pollo, retirando los trozos de grasa. Cortarlo en dados grandes y salpimentar al gusto.
  • En una sartén al fuego, echar un chorro de aceite y saltear las verduras (la cebolla, el ajo, el puerro y la zanahoria)
  • Pochar todo junto hasta que la verdura esté bien tierna.
  • Agregar el pollo y sofreír hasta que tome color.
  • Añadir una cucharada de harina y sofreír para se tueste.
  • Agregar una taza de caldo de pollo y remover.
  • Incorporar los guisantes y el maíz y sazonar con las hierbas provenzales.
  • Cocinar hasta que la salsa espese (unos 10 minutos).
  • Apagar el fuego y agregar la nata líquida. Remover bien para integrarla.
  • Dejar enfriar y reservar.
  • Precalentar el horno a 200ºC por arriba y por abajo.
  • Engrasar con mantequilla una fuente redonda para horno y colocar encima una lámina de hojaldre.
  • Ajustarla bien en la fuente y pincharla con un tenedor para que no se hinche al cocer.
  • Verter el relleno por encima distribuyéndolo bien.
  • Cortar lo que sobra e ir sellando bien los bordes del pastel.
  • Adornar el pastel con las sobras del hojaldre al gusto.
  • Pintar la superficie con huevo batido.
  • Hornear durante unos 30 minutos hasta que el hojaldre haya subido y esté bien dorado.

Opción 2: Chicken pie

Ingredientes:

  • 400 g de pechugas de pollo o restos de pollo asado o cocido
  • 100 g de bacon en trocitos
  • 2 puerros
  • 1 diente de ajo
  • 20 g de mantequilla
  • 1 cucharada de harina
  • 100 ml de caldo de pollo
  • 100 ml de vino blanco
  • 100 ml de nata líquida para cocinar
  • 20 g de queso cheddar rallado
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • 1 plancha de hojaldre
  • 1 plancha de masa quebrada
  • 1 huevo batido

Procedimiento:

pastel de carne

  • Si el pollo está crudo, freírlo en una sartén con un poco de aceite hasta que esté bien dorado. Si está cocinado, cortarlo en trozos.
  • Trocear la cebolla, el puerro y el ajo, picándolos bien.
  • En la misma sartén, saltear la cebolla, el ajo, el puerro y el bacon hasta que estén bien hechos. Retirar y reservar.
  • Poner en un cazo al fuego la mantequilla, y cuando esté derretida, añadir la harina y mezclar con unas varillas.
  • Dejarlo cocer unos 2 minutos e ir añadiendo poco a poco el caldo, el vino y la nuez moscada.
  • Salpimentar al gusto.
  • Seguir cociendo sin dejar de remover hasta que quede una mezcla clarita (unos 10 minutos).
  • Retirar del fuego y añadir el pollo, las verduras con el bacon y el queso rallado. Dejar templar.
  • Precalentar el horno a 200ºC.
  • Engrasar un molde para horno con mantequilla y colocar la masa quebrada por encima, de forma que cubra el fondo y las paredes.
  • Poner todo el relleno y cubrir con la plancha de hojaldre.
  • Recortar lo que sobra, sellar los bordes y decorar.
  • Pintar con un huevo batido para que se dore.
  • Hornear durante una media hora hasta que el hojaldre esté dorado.

Imagen cortesía de Erica Pallo.