Pastel salado de queso Philadelphia y verduras

El tiempo de cocción puede variar en función de nuestro horno. La pista para saber que está listo nos la dará el queso rallado. Cuando se dore, podremos sacarlo

Un pastel con un sabor bastante potente y con una textura crujiente que le aporta las verduras, es lo que te presentamos hoy en este espacio. El pastel salado de queso Philadelphia y verduras es un plato muy sencillo que apetece probar y que es una manera estupenda de comer verdura que encantará a niños y mayores.

Opción 1: Pastel salado de queso Philadelphia y verduras

Ingredientes:

  • 200 g de queso Philadelphia (o similar)
  • 200 ml de leche entera
  • 100 ml de nata para montar
  • 1 zanahoria pequeña
  • 1 calabacín
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cdas. de mermelada de tomate
  • Nueces

Procedimiento:

hash brown verduras queso

  • Hidratar las hojas de gelatina durante 10 minutos en agua fría.
  • Aparte, cocer a fuego lento la leche junto con el queso e ir removiendo hasta que se derrita.
  • Salpimentar al gusto.
  • Cuando rompa a hervir, apartar del fuego y añadir las hojas de gelatina previamente escurridas.
  • Mezclar y dejar templar. Reservar.
  • Aparte, preparar las verduras. Picar la zanahoria en dados muy pequeños y cortar también el calabacín, pero retirando las partes más verdes. Reservar.
  • Montar la nata hasta que doble su volumen.
  • Cuando la mezcla de queso esté templada, introducirla poco a poco con la nata, removiendo con cuidado.
  • Añadir las verduras picadas y mezclar.
  • Con cuidado, verter en el molde y alisar la superficie. Dejar enfriar en la nevera un mínimo de 2 horas.
  • Cuando esté frío y la gelatina esté asentada, cubrir con un poco de mermelada de tomate y unas nueces y ¡listo!

Opción 2: Pastel de calabacín con jamón y queso

Ingredientes:

  • 1 calabacín grande
  • 1 cebolleta
  • 8 lonchas finas de jamón de york
  • 8 lonchas de Havarti
  • 8 rebanadas de pan de molde sin corteza
  • 2 huevos
  • 100 ml de nata líquida
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Procedimiento:

gratinado calabacin

  • Precalentar el horno a 200ºC.
  • Pelar el calabacín y cortarlo en rodajas.
  • Picar la cebolleta.
  • Sofreír el calabacín y la cebolleta en un poco de aceite de oliva.
  • Batir los 2 huevos en la batidora con la nata y salpimentar.
  • En un molde para horno previamente engrasado, colocar una capa de pan de molde, jamón de york, queso en lonchas y las verduras fritas.
  • Repetir las capas de nuevo, acabando con las verduras.
  • Cubrir con la mezcla de huevos y nata y espolvorear con queso parmesano por encima.
  • Hornear durante 15 minutos hasta que el queso se gratine.