Pastel de zanahoria y piña

Aunque la canela se encarga de darle el toque de sabor característico también podemos obviarla en la preparación. El resultado final será igualmente delicioso

¿Te gustaría aprender a preparar un delicioso pastel de zanahoria y piña? Debido a su contenido de agua y azúcares, la zanahoria es un ingrediente idóneo para hacer bizcochos y pasteles. De hecho, existen varias maneras de prepararla en este delicioso dulce.

Recordemos que el pastel de zanahoria es típico en América del Norte. Sin embargo, desde hace algunos años la receta ha logrado extenderse en países de Asia y Europa. Incluso, ya es común encontrarlo en las cartas de los mejores restaurantes.

Entonces… ¿Qué mejor idea que aprender a hacerlo? Descubre a continuación unos simples pasos para prepararlo. Te compartimos dos sencillas versiones para deleitar tu paladar.

Opción 1: Pastel de zanahoria y piña

Este delicioso pastel de zanahoria y piña lo puedes disfrutar en una ocasión especial o a la hora de la merienda. Por supuesto, consúmelo en porciones moderadas para respetar tu dieta.

Te gustará ver: Delicioso pastel de calabaza con harina integral

Ingredientes:

bizcocho zanahoria coco

  • 2 y ½ tazas de harina (500 g)
  • ½ cucharadita de sal (5 g)
  • 1 cucharadita de levadura (5 g)
  • 1 cucharadita de canela en polvo (5 g)
  • Lata de piña en conserva
  • ½ taza de aceite (125 ml)
  • 3 huevos
  • 2 tazas de azúcar (400 g)
  • 2 tazas de zanahoria rallada (300 g)
  • Queso crema (400 g)
  • 1 vaso de azúcar (160 g)

Procedimiento:

  • En primer lugar se debe tamizar la harina, la sal, la levadura y la canela en polvo. Mezclar bien.
  • Seguidamente, triturar la piña en conserva junto con su almíbar en una batidora hasta que se haga puré.
  • Añadir al puré de piña, los huevos, el aceite, el azúcar y la zanahoria mezclando manualmente hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Poco a poco ir añadiendo la mezcla de harina, removiendo constantemente para que no salgan grumos.
  • Engrasar con mantequilla y enharinar un molde para horno (mejor si es redondo).
  • Hornear a 180ºC durante unos 50 minutos.
  • Dejar enfriar antes de desmoldar para que no se desmigaje.
  • Mientras tanto, batir con unas varillas el queso crema con el azúcar hasta formar una pasta cremosa.
  • Una vez enfriado el bizcocho, cubrirlo por completo con la mezcla de queso y meterlo en la nevera para asentar la cobertura.

Opción 2: Pastel de zanahoria con coco y piña

Para dar un sabor más original y delicioso a nuestro pastel de zanahoria y piña proponemos agregarle un poco de coco. Asimismo, podemos mejorar el sabor con extracto de vainilla y nueces.

Descubre: 2 formas de hacer un pastel de naranja con ingredientes saludables

Ingredientes:

  • 3 tazas de harina (600 g)
  • 2 tazas de azúcar (400 g)
  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • Pizca de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela (5 g)
  • 1 y ½ tazas de aceite (360 ml)
  • 4 huevos
  • Cuchara de extracto de vainilla (7 ml)
  • 1 y ½ tazas de nueces picadas (300 g)
  • 1 y ½ tazas de cocos dulces rallados (300 g)
  • 2 tazas de zanahoria peladas y ralladas (400 g)
  • Piña en almíbar (sin el almíbar)
  • 1 paquete de queso crema a temperatura ambiente (tipo Philadelphia)
  • 6 cucharadas de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (60 g)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla (3 ml)
  • 2 cucharadita de zumo de limón (20 ml)
  • 2 y ½ tazas de azúcar glas (500 g)

Procedimiento:

cheesecake zanahoria

  • Primero, precalentar el horno a 180ºC.
  • Engrasar con mantequilla dos moldes de bizcocho redondos (del mismo diámetro).
  • Mezclar todos los ingredientes secos (harina, azúcar, sal, bicarbonato y canela) en un recipiente.
  • Agregar el aceite, los huevos y la vainilla. Remover bien.
  • Añadir las nueces, el coco rallado, las zanahorias ralladas y la piña hecha puré. Batir con la batidora hasta que no queden grumos.
  • Poner la mitad de la mezcla en uno de los moldes y la otra mitad en el otro.
  • Hornear entre 45-50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.
  • Dejar enfriar los bizcochos en una rejilla.
  • Mientras tanto, preparar la cobertura. Para ello, batir el queso crema con la mantequilla e ir agregando poco a poco el azúcar glas, batiendo hasta que no queden grumos. Finalmente, añadir el zumo de limón y el extracto de vainilla.
  • Cuando los bizcochos estén fríos, cubrir la superficie de uno de ellos con cobertura, colocar el otro encima y cubrir la parte superior y los laterales con la cobertura de queso.
  • Decorar, si se quiere, con nueces enteras.

¿Lista para deleitar a tu familia con estas recetas? Disfruta la que más te llame la atención.