Pastillas anticonceptivas: efectos secundarios

Claudia Pamela Forestello 5 abril, 2018
Algunas mujeres no pueden resistir a los efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas y la ansiedad las lleva a abandonarlas. Aquí tienes algunas respuestas a tus dudas sobre este método.

Las pastillas anticonceptivas se encuentran entre los métodos más utilizados para prevenir embarazos. Desde su aparición las mujeres han ganado libertad en el terreno sexual. Desde adolescentes hasta adultas en sus últimos años de fertilidad las consumen a diario. Con el tiempo y la mayor información han dejado de existir incluso los períodos de descanso.

Pero como en todos los medicamentos que contienen químicos y otros ingredientes surgen los efectos secundarios. La mayoría de las veces desaparecen en poco tiempo y no revisten de gravedad. Pero otros pueden llegar a perjudicar seriamente la vida de las mujeres. Por tal motivo, es necesario conocerlos y estar atentas a cualquier síntoma que no sea normal o cotidiano.

Efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas

  • Sangrado fuera del período

pastillas-anticonceptivas-sangrado

En los primeros meses de tratamiento con pastillas anticonceptivas suele producirse un sangrado fuera de fecha. Generalmente, cuando la caja está por la mitad aparecen los manchados de ropa interior. Es uno de los efectos secundarios que más se repite. Luego de los primeros tres meses desaparece en la mayoría de las mujeres. Si se cambia de píldoras, puede que el síntoma vuelva a aparecer hasta que el organismo se adapte a ellas.

Ver también: ¿Qué causa los sangrados vaginales fuera de los ciclos menstruales?

  • Aumento de sensibilidad en los senos

Las primeras semanas hay quienes notan un aumento de tamaño del busto y la sensibilidad crece. Lo primero puede que a muchas mujeres las haga felices, pero pasa rápidamente y todo vuelve a su lugar. Si la molestia se torna difícil de sostener, se recomienda consultar con un ginecólogo.

  • Naúseas o dolores de cabeza

mujer-con-nauseas

En los primeros días es posible sentir cualquiera de estos síntomas levemente. Si se tornan más fuertes o no cesan hay que consultar con un especialista. No cortar el método anticonceptivo antes del control.

  • Aumento de peso

Muchas mujeres han notado un excesivo aumento de peso sin haber realizado ninguna otra modificación en su rutina alimenticia. Si bien no hay pruebas científicas lo cierto es que sucede. Tal vez, la retención de líquidos es una causa de este cambio en el organismo.

  • Manchas en el rostro

Hay mujeres que cuando inician el tratamiento preventivo con pastillas anticonceptivas descubren ciertas manchas faciales. La presencia de hormonas en el cuerpo son las causantes de estas marcas. Lo mismo que les sucede a otras con el embarazo.

  • Cambios de humor

Cambios de humor extremos

También, durante el período en que el sistema se está adecuando a la toma de pastillas anticonceptivas, el humor puede variar. Alteraciones en el estado de ánimo que no se pueden justificar racionalmente le ocurren a la paciente. Esto es más probable en mujeres que tienen antecedentes depresivos.

¿No lo sabías? Herramientas mentales cuando llega la depresión

¿Cuándo desaparecen los efectos secundarios de las pastillas anticonceptivas?

Los efectos secundarios que se presentan como consecuencia de las pastillas anticonceptivas deberían ser temporales. Generalmente, al tercer mes todo el organismo se normaliza y ya no hay síntomas de ningún tipo. Cuando esto no sucede y, si las molestias se agravan, hay que ir de inmediato al ginecólogo. Tal vez sea necesario cambiar de marca o buscar otro método anticonceptivo más acorde.

¿Qué no hacer frente a estos efectos?

¿En realidad funcionan los anticonceptivos orales?

Si se presentan los efectos secundarios lo que no debe hacer la mujer es abandonar las pastillas anticonceptivas. Por un lado, quedaría en riesgo a posibles embarazos. Pero además, si es parte de un proceso, luego habría que volver a comenzar.

Cuando la mujer tiene una pareja estable es muy positivo hablar de lo que está sucediendo. Es más fácil que puedan entender y acompañar este proceso. Tomar pastillas anticonceptivas también es una manera de cuidar al compañero de futuras responsabilidades. Por lo tanto, su compromiso es ser parte de todo lo que sucede como consecuencia de ello.

Incluso, la buena comunicación ahorra posibles discusiones y provoca la atención más cuidadosa de él. Puede ayudar con las tareas esos días de molestia, o entender ciertas malas respuestas.  La culpa es meramente de las pastillas anticonceptivas. Tal vez, algunas deseen aprovecharse de esta circunstancia. Eso corre por cuenta de cada una.

Te puede gustar