Cómo hacer pastillas de bicarbonato para desinfectar el inodoro

Las pastillas de bicarbonato de sodio son excelentes aliadas para desinfectar el inodoro y neutralizar malos olores. No solo eliminan gérmenes, sino que dejan la superficie libre de sarro.

Para desinfectar el inodoro no es estrictamente necesario utilizar los costosos productos químicos que venden en el mercado. Si bien nos hemos acostumbrado a dichas opciones, en realidad hay métodos alternativos para elaborar limpiadores en nuestra propia casa.

De hecho, con el interés de llevar un estilo de vida ecológico, miles de personas han comenzado a implementar estas opciones. En este artículo te enseñaremos a preparar pastillas de bicarbonato para  desinfectar el inodoro.

Ventajas de utilizar las pastillas de bicarbonato en el hogar

Las pastillas de bicarbonato pueden prepararse fácilmente en casa. Son la alternativa perfecta a los complejos productos químicos convencionales, ya que combinan ingredientes hasta cierto punto inocuos, que realizan la misma función.   Son capaces de eliminar gérmenes y malos olores con tan solo tirar de la cadena del inodoro y dejan una sensación de frescura que perdura a lo largo del día.

Esta solución casera incluye varias de las ventajas de distintos productos que se comercializan en el mercado:

  • Efectos antibacterianos y antimicóticos
  • Evita la acumulación de residuos en el desagüe
  • Su uso regular elimina las manchas de caly humedad.
  • Aroma cítrico duradero
  • Es económica
  • No suele ocasionar reacciones alérgicas o adversas
  • Sus compuestos se degradan con facilidad y no causan daños en el medio ambiente

Lee también: 5 soluciones ecológicas para desinfectar tu baño sin exponer tu salud

¿Te animas a prepararlas? Descubre la receta.

Pastillas de bicarbonato de sodio para desinfectar el inodoro

Ingredientes

  • 1 taza de bicarbonato de sodio (200 g)
  • ½ taza de ácido cítrico en polvo (85 g)
  • 45 gotas de aceite esencial de limón
  • 40 gotas de aceite esencial de menta
  • 40 gotas de aceite esencial de lavanda

También te puede interesar: ¿Cómo hacer un desinfectante para tu hogar con aceites esenciales?

Preparación

  • Vierte el bicarbonato de sodio y el ácido cítrico en un recipiente hondo.
  • En seguida, incorpora los aceites esenciales en un frasco con pulverizador y rocíalos en la mezcla anterior.
  • Esparce bien los aceites combinados y trata de obtener una pasta espesa.
  • Si lo consideras necesario, humedécelo con un poco de agua o, mejor aún, más aceites.
  • A continuación, transfiere la mezcla a unos moldes y déjala secar entre 24 y 48 horas.

Nota: evita humedecer demasiado el producto, ya que en exceso daña el efecto efervescente del bicarbonato de sodio.

Modo de uso

  • Cuando se cumpla el tiempo aconsejado, desmolda las pastillas y ponlas en una cajita con cierre hermético para que conserven el aroma.
  • Cada vez que quieras desinfectar el inodoro en minutos, introduce una pastilla y tira de la cadena.
  • Puedes usarlas 3 veces a la semana.

¡A tener en cuenta!

¿Sabías que existen numerosos productos naturales que pueden ser utilizados para la limpieza del baño y la cocina? Evita los químicos y opta por opciones como el vinagre blanco, el zumo de limón y la sal gruesa. Úsalos y verás cómo se vuelven tus preferidos.