Patatas apiladas

Irene Peláez Díaz-Laviada · 23 junio, 2015
Las especias que añadamos para condimentar las patatas pueden variar en función de nuestros gustos. Si no eres amante de los sabores intensos evita el tomillo.

Las patatas apiladas son una excelente guarnición para acompañar cualquier plato. Tanto si comemos carne como pescado, incluso una ensalada, este tipo de plato es excelente.

Su nombre viene dado debido a la manera en la que se disponen las patatas, unas sobre otras.

Sin duda, saber elaborar diferentes recetas con las patatas es algo esencial, ya que este tubérculo está casi siempre presente en la mayoría de nuestros platos.

Su valor nutricional es lo que la hacen tan esenciales. Son ricas en hidratos de carbono lo que nos brinda la energía necesaria para poder afrontar cada día.

Aunque podamos pensar que las patatas apiladas pueden ser algo complicado de realizar, lo cierto es que es un plato muy sencillo que no nos llevará mucho tiempo elaborar.

Así, podemos utilizarlas para servirnos una cena rápida. A continuación, descubriremos algunas recetas de patatas apiladas que te animamos a que las pruebes. ¡Te encantarán!

Opción 1: Patatas apiladas

torre patatas

Ingredientes

  • 4 patatas medianas.
  • 1/3 taza de aceite.
  • 1 cucharadita de ajo en polvo.
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo.
  • 1 cucharadita de perejil.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Pimentón dulce.
  • Tomillo fresco.

Lee: ¿Cuál es el aceite más recomendado en la dieta?

Procedimiento

  • Pelar las patatas, limpiarlas y cortarlas en rodajas muy finas.
  • En un bol pequeño, mezclar bien todas las especias (el ajo, la cebolla, el perejil, la sal, la pimienta, y el pimentón).
  • Rebozar las rodajas de patata en la mezcla de especias e impregnarlas con el aceite (si es de oliva mejor).
  • En un molde de magdalenas, poner las patatas (un montón de 5 o 6 en cada agujero) y espolvorear con tomillo por encima.
  • Hornear las patatas durante 35 minutos hasta que se doren y estén bien hechas.

Una vez hayamos completado estos pasos, ya podemos acompañar nuestros platos con nuestras patatas apiladas. También, en el caso de que deseemos cenar ligero, podemos convertir este plato en único.

Opción 2: Patatas apiladas

Ingredientes

  • 3 patatas medianas de piel fina.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta negra.
  • Tomillo.
  • Ajo en polvo.

Procedimiento

  • Lavar bien las patatas y sin pelarlas, cortarlas en láminas muy finas.
  • Engrasar con mantequilla una fuente y precalentar el horno a 180ºC.
  • Pintar cada patata con aceite de oliva y salpimentarla ligeramente.
  • Apilar las patatas (una torre por patata) y hacia la mitad de la torre, añadir el ajo.
  • Una vez puesta la última capa, espolvorear el tomillo.
  • Hornear entre 35 y 40 minutos o hasta que los bordes estén dorados y el centro tierno.
  • Se pueden acompañar con nata agria y eneldo fresco.

Esta segunda de las recetas de patatas apiladas es deliciosa, sobre todo, porque la nata y el eneldo le dan un toque muy especial. Es una manera diferente de elaborarlas y te animamos a que, también, la pruebes.

Siempre te recomendaremos utilizar aceite de oliva, ya que es el más saludable y el que le dará el sabor que buscamos con las patatas apiladas. No obstante, si hay otro que te guste (aceite de coco, aceite de girasol…) también puedes probarlo. El resultado no será el mismo, pero lo importante es que queden a tu gusto.

Opción 3: Patatas apiladas

patatas gratinadas

Ingredientes

  • 4 o 5 patatas.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Aceite de oliva.
  • Tomillo (u orégano).

Procedimiento

  • Pelar las patatas y cortarlas en rodajas muy finas.
  • Pintar las patatas con aceite e ir colocándolas unas sobre otras en una bandeja de horno, salpimentando cada 3 rodajas.
  • Sobre la última capa, echar un poco de tomillo u orégano.
  • Hornear a 180ºC durante media hora hasta que estén hechas.

Como has podido comprobar, esta última receta es mucho más sencilla y rápida. No te llevará mucho tiempo realizarla, por lo que es ideal si tienes poco tiempo o no quieres pasar demasiados minutos dedicándolos a cocinar.

Descubre: ¿Cuáles son los beneficios de cocinar al vapor?

Todas estas recetas de patatas apiladas son deliciosas. Además, pueden convertirse en el plato estrella de cualquier comida familiar o cena con los amigos. Su estética tan diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, harán que las patatas sean todo un éxito.

¿Te animas a preparar las patatas apiladas? ¿Las ha hecho alguna vez añadiendo algún elemento diferente? Recuerda que siempre puedes modificar estas recetas añadiéndole nuevos ingredientes que las conviertan en algo original y único. No dudes en innovar y probar con esta receta.